web analytics

Los vikingos a través de los videojuegos

¿Quiénes fueron los vikingos? Debido a la creación de imágenes populares a través de las distintas obras y relatos contenedores de estos en nuestra sociedad todos tenemos una idea, más o menos acertada, de quiénes fueron los vikingos. Los videojuegos no han sido ajenos a este movimiento de recuerdo del pasado escandinavo y no son pocas las obras donde se encuentran representados e incluso poseen el protagonismo de la misma. Sin embargo ¿Quiénes fueron realmente los vikingos? ¿Cómo se nos muestran en los videojuegos? Y por último ¿Tiene algo que ver la imagen reflejada en el ocio videolúdico con la imagen histórica del pueblo escandinavo?

Comenzando por lo más básico, la etimología del nombre, la palabra vikingo viene a significar ladrón en sajón antiguo. Este nombre es originario y se explica a través de la primera aparición de estos pueblos en la Historia escrita, el saqueo del monasterio de Lindisfarne en el año 793 a manos de Ragnar Lobrock. Es a partir de esta fecha cuando dan comienzo los saqueos sistemáticos del suelo inglés por parte de los vikingos que los llevaría a saquear ciudades tan lejanas de sus lugares de origen como Sevilla (844) o Constantinopla (860), actual Estambul. Sin duda las imágenes que nos ofrecen las crónicas de este tiempo son radicalmente violentas. Fue todo un choque ideológico la irrupción de estos pueblos en la Historia, llegándose a popularizar historias tan salvajes como la ingesta de niños pequeños tras los saqueos.

Sin embargo todas estas imágenes están siendo revisitadas y reformadas por los estudiosos de la época, ofreciendo nuevas imágenes sobre el pueblo vikingo. La primera de ellas y más radical es la inexistencia de un pueblo vikingo como tal. Los pueblos escandinavos se encontraban muy fragmentados. Los centros de poder se encontraban repartidos por todo el suelo nórdico y no presentaban una unidad o concentración política, sino que actuaban de manera independiente en la mayoría de las ocasiones. Por tanto debemos olvidar el concepto vikingo ligado a una unidad política y cultural, ya que en la realidad histórica de estos pueblos nada estaba más alejado que la posesión de una identidad común. La segunda característica que está siendo revisionada por los estudiosos del período es la violencia inherente al pueblo escandinavo. Muchos de los nuevos estudios están realizando mayor hincapié en las actividades comerciales de estos pueblos y su faceta colonizadora.

No olvidemos que la potencia del pueblo escandinavo les llevó a conquistar el sur de Italia y Sicilia formando un reino normando en pleno Mediterráneo además de a conquistar determinados ducados en la Grecia europea, pero también a la formación del Ducado de Normandía y la posterior conquista de Gran Bretaña por Guillermo el Conquistador además de la formación de la Guardia Varega, especie de Guardia Pretoriana del Imperio Bizantino que llegó a conseguir un gran poder político. Por tanto su faceta violenta, como muchas veces nos muestran los videojuegos no fue por el mero hecho de la violencia, sino que escondía un fin, una intención, la del desarrollo y la extensión de sus territorios así como de su cultura.

Ahora bien, vistos los dos elementos principales en los que basaremos nuestro análisis del mundo “vikingo” en los videojuegos, es decir, la dudosa unidad monolítica del supuesto pueblo vikingo y la inherente y cuestionable violencia atribuida a dicho pueblo pasaremos a estudiar las obras dentro del ocio digital que lo incluyen dentro de su desarrollo para comprobar la imagen que se desprende de las mismas.

Tras este minucioso recorrido por videojuegos que incluyen en su desarrollo la temática vikinga pasaremos a realizar un pequeño comentario sobre los resultados obtenidos. Por supuesto no están todos los que son, pero sin son todos los que están, por favor sentíos libres de participar y añadir cualquier título que consideréis de interés en los comentarios para continuar nuestro análisis de la temática vikinga a través de los videojuegos.

El primer aspecto que llama la atención es la cantidad de títulos que se adhieren a la causa escandinava, prueba evidente de la buena salud que goza el interés por este ámbito. Sin embargo este interés se ve altamente deformando en su imagen reflejada. La mayoría de los videojuegos nombrados pertenecen al género de la acción en tercera persona, RPG o hack & slash, géneros donde usualmente prima la acción frente a cualquier otro elemento como la estrategia, la gestión, simulación, etc. Por tanto ya tenemos nuestra primera característica de la temática vikinga a través de los videojuegos, la exaltación de la violencia que supuestamente se le supone a este pueblo. Esta característica no es para nada nueva, si acudimos a las representaciones vikingas en otros ámbitos culturales como el cine, la televisión o la literatura podemos contemplar cómo este fenómeno se multiplica y baña la gran mayoría de las obras.

El segundo aspecto que podemos recalcar o extraer de esta tabla de datos es el escaso interés por plasmar el verdadero pasado de los pueblos escandinavos y la predilección por las temáticas fantásticas o mitológicas. La mitología escandinava o nórdica ha sido también objeto de gran interés por la cultura popular, no son pocas las obras donde personajes como Odin o Thor se encuentran presentes, sin embargo la mitología y práctica religiosa en el mundo escandinavo era esencialmente heterogénea y fragmentada, los ritos no estaban institucionalizados y las leyendas y cuentos mitológicos eran diferentes según que lugares. Por tanto la visión unitaria y la plasmación de esta serie de mitos como una religión institucionalizada es académicamente falsa, sin embargo aparece en numerosos videojuegos e demás productos culturales. Así pues, nuestra segunda característica es el interés o predilección por los ambientes fantásticos y mitológicos y el desinterés por plasmar la realidad de la práctica religiosa escandinava.

El tercer aspecto se desliga del segundo apartado. Si los desarrolladores se encuentran más atentos a la mitología escandinava dejan de lado el apartado histórico y esto lo podemos ver en los pocos títulos que desarrollan su historia dentro de un ambiente histórico. Los que toman este camino como propio son generalmente, además, títulos generalistas que ofrecen al pueblo escandinavo como opción dentro de un abanico más amplio.

Por tanto y para no extendernos más, ya que podríamos extraer algunas conclusiones más como por ejemplos los años de mayor interés por la temática vikinga o los lugares de desarrollo que han centrado su interés en dicha temática, pasaremos a las conclusiones por no tener en nuestra mano todos los datos necesarios para realizar extrapolaciones más precisas sobre el tema. Tan solo concluiremos que la temática escandinava a través de los videojuegos se nos muestra fragmentada, donde los aspectos mitológicos y fantásticos priman sobre los históricos, la violencia prima sobre otros aspectos de la cultura escandinava y los géneros más utilizados para llevarla a cabo son la acción en tercera persona además de la estrategia. Sin embargo existen obras de gran calado como el magnífico Crusader Kings II: Old Gods, que nos muestra de un modo exquisito toda la problemática del pueblo vikingo, desde su expansión a través de incursiones por toda Europa hasta su establecimiento y formación de distintos y diferentes reinos en todo el Occidente. Plasmando una visión más real e historicista de lo que pudo ser el pasado escandinavo.