¿Olvidates tu contraseña?

Secuenciar un bajo eléctrico

2014-01-31
No hay comentarios

Esta semana vamos a continuar adentrándonos en secuenciación MIDI elemental, emulando instrumentos comunes y usualmente empleados en la música actual. Hoy expondremos cómo secuenciar un bajo eléctrico.

Conviene recordar al lector que lo que aquí se aborda es sólo la punta del iceberg (pues se abren muchos frentes, todos ellos igual de interesantes e importantes) y siempre desde un punto de vista muy personal y con la única finalidad de despertar la curiosidad del lector.

El bajo eléctrico pertenece a la familia de los instrumentos de cuerda y su función principal (aunque personalmente discrepe de ella, y mucho) es la de acompañar a otros instrumentos como la batería o la guitarra, haciendo uso de un amplificador. De entre todas las variantes que podemos encontrarlo, vamos a escoger la común, es decir, de 4 cuerdas, 22 trastes y con una afinación estándar, es decir, sus notas al aire desde la cuerda más grave a aguda serán “E,A, D y G”, de manera que el rango dinámico en el que se mueva (con referencia el piano roll) sea desde C1 hasta F4. Como nota final, añadir que puede tocarse tanto con los dedos como con una púa y que en función de esa elección, la técnica empleada y sonido varían notablemente.

Como se expuso en el anterior artículo, siempre es recomendable tener una referencia mental o visual a la hora de emular cualquier instrumento. En mi caso, dispongo de un bajo real en el estudio, sobre el cual y dependiendo del proyecto, se impone la necesidad de transcribir. Si ese no es el caso, conviene tener en cuenta una serie de limitaciones a la hora de emular el bajo, como por ejemplo, el número de cuerdas que puedan ser tocadas simultáneamente, disposición de los intervalos en el mástil, silencios…todo para obtener, si ese es el objetivo, un mínimo de realismo.

Antes de comenzar también es necesario establecer el tono y la tonalidad, que en este caso será Am (La menor), lo que resulta en que las notas a tocar sean A, B, C, D, E, F y G. La escala, es decir, la sucesión de notas escogidas en función de los intervalos de la escala elegida, será la de A pentatónica menor, que a efectos prácticos resulta en que descartamos, de las notas arriba expuestas, B y F.

Comenzamos estableciendo un patrón rítmico sencillo, en el que no tendremos en cuenta nada más que el comienzo de las notas, su duración (redondas y blancas) y los tiempos del compás (4/4). Comenzamos con la tónica (A), que eventualmente se moverá hacia la dominante (E), creando así una cadencia auténtica.

A continuación creamos algunos silencios entre las notas para darle variedad y cierta imprevisibilidad (opino que todo lo que se escucha sin parar desvía la atención), ajustamos la duración de las notas eliminando las redondas y blancas e introduciendo negras.

Seguidamente reforzamos el ritmo introduciendo contratiempos (acentuar tiempos débiles del compás) y puntillos (prolongar la duración de la nota añadiendo la mitad de su valor), en definitiva para crear un ritmo más variado y con más presencia.

Luego podemos añadir, para darle un toque “picante” la “Blues note” (D#/Eb), una nota que se encuentra a un intervalo de 5º disminuida/4º aumentada (tritono) respecto de la tónica. Este intervalo tiene una sonoridad muy característica y su uso es muy frecuente en estilos tan establecidos como el blues, jazz, funky, rock o death metal.

Bajo electrico RBX_170 secuenciar videojuegos zehngames


JamesHetfield Metallica secuenciar bajo electrico videojuegos zehngames

Es obvio que dependiendo del estilo sobre el que queramos componer el sonido de un bajo varía bastante, lo que no quita que independientemente sea deseable destacar ciertos rasgos elementales.

Asumiremos que todas las notas están tocadas en su tiempo y nos centraremos en las variaciones de amplitud sonora, es decir su dinámica, realzando o atenuando el volumen de algunos eventos MIDI, como si de un bajista que busca acentuar ciertas notas se tratase.

El siguiente paso puede ser añadir una batería y ver cómo casan ambos instrumentos, si son capaces de crear en conjunto una buena base sobre la que puedan basarse posteriormente más instrumentos como guitarras y voces.

En la apreciación global de una canción, el sonido del bajo generalmente tiene poca o nula valoración, sobre todo si se compara con otros instrumentos como la guitarra eléctrica o la batería, cuando es precisamente el bajo el que refuerza los graves de la distorsión o la pegada de un bombo. Además del enmascaramiento que se produce en el proceso de mezcla, creo más sano educar el oído fijándose y juzgando más al bajista y el estilo musical que al propio instrumento.

Espero que esta breve introducción haya servido para apreciar el papel tan importante de este genial y versátil instrumento, de cómo sin él muchos discos nos sonarían totalmente distintos…si quieren experimentar esta diferencia, les recomiendo que escuchen la diferencia entre los discos de Metallica “And justice for all” (1988) y “Black album” (1991).


Inicio Foros Secuenciar un bajo eléctrico

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.