¿Olvidates tu contraseña?

REZ Infinite y la confabulación de los sentidos

2016-11-04
No hay comentarios

rez-infinite-playstation-vr-experience-articulos-videojuegos-zehngames
REZ Infinite muestra como pocos juegos de Playstation VR lo importante es la confabulación de los sentidos para construir una experiencia plena. Hay que entender que cuando estamos con el casco puesto nos aislamos del mundo exterior, damos un salto de fe a un mundo distinto y propio. Este ha de tener unas reglas de juego y unas mecánicas robustas como un toro, porque salirnos de la experiencia, no comprender cómo hacer algo o no sentir de un modo íntimo los procesos que realizamos nos puede dar la sensación de que estamos atrapados en un espacio violento en contra de nuestra voluntad.

Playstation VR habla de inmersión, y eso es mucho más que poder girar el cuello, alzar y bajar la cabeza y ver un espacio profundo. Para que el puzzle de la realidad virtual se complete las piezas de música y mecánicas de juego tienen que unirse como un todo perfecto, orgánico y simbiótico. Eso lo logra solo un juego en el lanzamiento de Playstation VR: REZ Infinite.

Pocas veces hemos sentido la incorporación de la música a las mecánicas jugables como algo tan importante y fundamental. En REZ Infinite existe una banda sonora de fondo, una propia que atrapa y sugiere el tono de cada una de las misiones a las que tenemos que hacer frente, pero la magia del título en lo musical reside en la conversión de los efectos FX en arreglos del tema principal de cada nivel. Las mecánicas jugables de REZ Infinite son sencillas, tan solo tenemos que apuntar con el Playstation Move a los elementos volátiles que orbitan a nuestro alrededor. Pulsamos el gatillo, marcamos a un puñado de ellos y cejamos en nuestra presión del botón. A continuación, una suerte de haces de luz salen disparados a por los enemigos marcando un ritmo que se imprime sobre la melodía principal.

Es así como la música que escuchamos consigue funcionar como un puente entre el mundo de juego y el propio jugador. A través del mando interactuamos contra nuestros enemigos, y ello hace que la ficción palpite con energía, y nosotros en consecuencia. Resulta imposible no mover el pie al ritmo de la BSO de REZ Infinite, un compás que nos sirve para dirigir nuestras futuras acciones dentro del espacio lúdico y alcanzar un estado de inmersión pleno.

Música, control y también gráficos colaboran en esta experiencia. Playstation VR aún está a años luz de poder ofrecer gráficos realistas, humanos y perfectamente creíbles como seres antropomorfos. Loading Human no ofrece modelados ciertos, tampoco Here they Lie, acercándose más a la representación humana de un juego de Playstation 2 que uno propio de Playstation 4. REZ Infinite lo sabe, y por ello construye su diégesis con un código de fiesta, de electrónica, de Tron, de Daft Punk y de Mizuguchi. REZ Infinite no es ni feo ni bonito en lo visual, es experimental, es emocional y emocionante, emplea sus líneas rectas, su geometría agresiva y exagerada para arrancarte de un manotazo de la realidad y trasladarte a su realidad, y lo consigue.

Pero REZ Infinite no se olvida de que es un juego, y no solo una experiencia autocomplaciente con una nueva tecnología. El juego de Mizuguchi se apoya en ella para forjarse con más potencia incluso que su título original, pero le concede lo justo de su alma sin traicionarse nunca. Decimos esto porque videojuegos como Loading Human acaban llevando al jugador a experimentos ineficaces con esta tecnología, haciéndonos sujetar cosas por el mero placer de hacerlo o a movernos por el escenario sin rumbo, con una exploración mal diseñada para que nos tengamos que mover más.

También es cierto que REZ Infinite, como tal, es una experiencia perfectamente trasladable a Playstation VR sin riesgos. Como le ocurre a Until Dawn: Rush of Blood, cuando es el propio artefacto el que guía los pasos del héroe es más fácil lograr esa inmersión a través de música, mecánicas y gráficos, porque todas obedecen a un instante inmersivo concreto. Loading Human o Here they Lie, al dejarnos mover de manera libre, tienen que ser auténticos tanto en lo estático como en lo dinámico, y lo que es más difícil: en la transición entre ambos.

REZ Infinite es capaz de construir un dinamismo perfecto, uno en el que el jugador no tiene que preocuparse de navegar por su mundo, solo disparar, seguir el ritmo y actuar con y contra el juego, lo que es ideal para cumplir el plan maestro de Mizuguchi: buscar la absoluta confabulación de los sentidos del jugador con la experiencia en sí, sumergiéndose en ella a través del ritmo, su representación potentemente abstracta, unos controles sencillos y una música que desborda y enamora por la pasión que destila cada beat. Sin duda alguna, REZ Infinite es el mejor juego de lanzamiento de Playstation VR, porque no es solo una experiencia, es todo un juego que se aprovecha de Playstation VR para ser mejor, y no se supedita en ningún momento a ella.

rez-infinite-character-playstation-vr-articulo-videojuegos-zehngames

Inicio Foros REZ Infinite y la confabulación de los sentidos

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.