¿Olvidates tu contraseña?

Tras el visor del Power Suit IV: Metroid Prime Hunters

2013-01-21
4 comentarios

Tras acompañar a Samus Aran en anteriores aventuras y ser testigos de su primera victoria contra los Piratas Espaciales así como de la derrota del poderoso Metroid Prime ahora nos toca seguir a la intrépida cazarrecompensas en su siguiente misión: una carrera a contrarreloj para alcanzar “la fuente de todo poder”. Pero esta vez no estará sola pues otros cazarrecompensas no-humanos también andan tras el preciado tesoro y así emplearlo para sus propios – y como no – malvados fines. La cacería comienza y Samus tendrá que demostrar que se merece su sobrenombre en Metroid Prime: Hunters (Nintendo Software Technology, 2006).

First Hunt

La primera toma de contacto del público con el título fue mediante Metroid Prime Hunters: First Hunt, incluido en las primeras versiones de Nintendo DS por lo que su lanzamiento coincide con el de la portátil a finales del 2004 . Esta demo gratuita no era una versión limitada del Hunters pues únicamente controlaremos a Samus en unos entrenamientos virtuales. First Hunt se lanzó más que como un videojuego de la saga Metroid – muchos fans lo consideran no-canónico – como un minijuego para que los nuevos usuarios de Nintendo DS adquiriesen soltura con la pantalla táctil de la consola y el modo multiplayer – algo similar a lo ocurrido con Wii Sports (Nintengo EAD, 2006), incluido en la sobremesa Wii, o con Link’s Crossbow Training (Nintendo EAD, 2007) y el periférico Zapper -.

Tuvieron que pasar dos años desde el lanzamiento de First Hunt para poder disfrutar de la versión “real” de Metroid Prime: Hunters (Nintendo Software Technology, 2006). El título generó una gran expectación pues todos los anteriores Metroid portátiles empleaban la clásica vista lateral en lugar de la primera persona – exclusiva de la subsaga Prime -.

De cazadora a presa

“La fuente de todo poder se encuentra en el Sector Alímbico.”

-Mensaje telepático desconocido

Este misterioso mensaje es el McGuffin que hará que Samus Aran, por orden de la Federación Galáctica, deba explorar hasta el último de los planetas del fronterizo Sector Alímbico hasta dar con la supuesta “fuente de poder”.

Lo que Samus y la Federación Galáctica no saben es que es que este mensaje telepático ha sido enviado a otros cientos de mundos y que numerosas especies han enviado también a sus mejores agentes a hacerse con tan codiciada mercancía. Seis poderosos cazarrecompensas alienígenas – Sylux, Weavel, Noxus, Trace, Spire y Kanden – convertirán el sistema Alímbico en un verdadero coto de caza donde nuestra heroína será otra presa más. Es en este desolador escenario dónde Samus Aran tendrá que demostrar que su sobrenombre de La Cazadora le es bien merecido. ¡Se abre la veda!

¿Prime?

Al igual que The Legend of Zelda II: The Adventure of Link (Nintendo, 1988) es considerada la oveja negra de la saga del hyliano de verdes ropajes Metroid Prime: Hunters es la oveja negra de la subsaga Prime. Que no haya sido desarrollado por Retro Studios y que no se incluya – ni se mencione – en la recopilación Metroid Prime Trilogy (Retro Studios, 2009) es solo la punta del iceberg.

Estamos ante un videojuego que incluye en su nombre el término Prime pero, aparte del empleo de la vista subjetiva, no posee ningún otro elemento que lo relacione con la subsaga, ni siquiera la trama gira en torno al Phazon – substancia mutagénica siempre presente en los títulos Prime -. La exploración concienzuda, la diversidad de enemigos y la obtención de mejoras para el Power Suit quedan relegadas a un segundo plano por la acción desenfrenada y de gatillo fácil – más ligada a los FPS genéricos -. Esto, a vista de los fans más puristas – entre los que un servidor se incluye -, es un paso atrás para la franquicia.

Este cambio tan drástico aleja al Metroid Prime: Hunters de todos los elementos que definen a la subsaga Prime e incluso, siendo más extremistas, a la mismísima saga Metroid. Aún con todo las críticas hacia el título han sido favorables – con una media de 8’5/10 – pues técnicamente es de lo mejor de Nintendo DS y como videojuego de acción multijugador cumple.

También sorprende ver como Retro Studios empleó varios de los elementos de Hunters, como el empleo de la nave de Samus o la presencia de otros cazarrecompensas, a la hora de crear el cierre de la saga Prime con Metroid Prime 3: Corruption (Retro Studios, 2007).

El último multiplayer

Según la cronología interna de la saga Prime Hunters se sitúa entre el Prime original y Prime 2: Echoes pero el videojuego se lanzó dos años después de Echoes – Nintendo nunca ha seguido un orden lógico con sus lanzamientos – por lo que no fue la primera vez que vimos un multiplayer de la franquicia.

El multiplayer integrado en Metroid Prime Hunters es herencia directa del de Metroid Prime 2: Echoes (Retro Studios, 2004). Pule los diversos errores de su predecesor a la vez que añade, por primera vez,  la capacidad de jugar on-line contra jugadores de cualquier parte del mundo. Ante la monotonía y escaso interés del modo historia el multijugador se convirtió en la salvación del título pues sin él habría sido, sin lugar a dudas, uno de los peores Metroid.

La diversidad de personajes, escenarios y armas, sumado a los diferentes modos de juego y al mencionado on-line, hicieron que el multiplayer de Hunters ganase, en cuanto a calidad, a su predecesor pero con todas sus virtudes no obtuvo una aceptación unánime. Es una evidencia que los jugadores que consumen videojuegos cuyo peso recae en en modo single player no se interesan – o se interesan poco – por el multiplayer ya que lo que de verdad buscan son más horas de juego con esos títulos que atrapan en lugar de desperdiciar ese preciado tiempo en un multijugador que no aporta nada a la trama. Ocurrió con Hunters, con Bioshock 2 (2K Games, 2010) y está ocurriendo con Mass Effect 3 (Bioware, 2012). ¿Para qué endulzar lo que ya es dulce?

Pero rectificar es de sabios y parece que Nintendo a decidido olvidarse definitivamente del multijugador en la saga pues los siguientes dos títulos, Metroid Prime 3: Corruption (Retro Studios, 2007) y Metroid: Othem M (Project M, 2010), ya no incluyeron este modo.

Metroid Prime: Hunters no es un mal videojuego e incluso se posiciona entre los mejores de la Nintengo DS pero se aleja tanto de las bases establecidas en la saga Prime/Metroid que deja un sabor amargo en los paladares más puristas. Por otro lado el multiplayer, aunque más pulido que su predecesor y bien integrado en la trama del título, nunca ha sido un elemento necesario pues lo que hace grande a la franquicia de Samus Aran es el single player: el poder vivir una aventura en solitario explorando los oscuros confines de la galaxia tras el visor del Power Suit.

Imagen de perfil de Razor

Razor

49 entradas como autor
Amante congénito del universo videojueguil. Autoproclamado nintendero, pecero y seguidor acérrimo de los títulos indie. Donde la gente ve un gamepad y una pantalla yo veo un portal dimensional a Hyrule, Shakuras, Aperture Science, The Citadel, Tallon IV, Sylvarant, Black Mesa, Tamriel… Y es que, a veces, es mejor tomar la pastilla azul y permanecer unas horas más en The Matrix que elegir la roja y darte cuenta, al mirar por la ventana de tu habitación, que amanece la rutina del día a día.

Etiquetas:

, ,

Inicio Foros Tras el visor del Power Suit IV: Metroid Prime Hunters

  • Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #39352

    Tras acompañar a Samus Aran en anteriores aventuras y ser testigos de su primera victoria contra los Piratas Espaciales así como de la derrota del pod
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/reportajes/tras-el-visor-del-power-suit-iv-metroid-prime-hunters/

    Imagen de perfil de pepinilloguerreropepinilloguerrero
    Participante
    #39353

    ¿Cómo que nadie comenta aquí? ¿¡Pero esto qué es!? ¡Samus necesita más comentarios, chicos!

    Estoy contigo, Razor. No es que sea un experto del género, pero la saga Prime en cierta forma conseguía profundizar al jugador en un mundo excelso de detalles, muy interesante y con dósis de exploración. Hunters en cambio no da la sensación de profundizar nunca con el mundo que te rodea, sabe a una exposición de la fórmula muy light y falto de detalles. Obviamente, con el paso a las portátiles era evidente que algo se iba a perder, pero el resultado final parece más de un shooter cualquiera que de la serie Prime.

    A pesar de todo, es el mejor shooter de DS. No fue el género más explotado en la consola, pero el modo multijugador estaba bastante bien entre amigos.

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #39354

    ¡Gracias por intentar alentar a las masas! Aunque conociendo la poca fama de Hunters ya me esperaba pocos/ningún coments en el artículo (no todos van a ser como el magnífico Prime 1 ;D).

    A mi Hunters me decepcionó muchísimo pues tras los dos Prime tenía el hype por las nubes solo de pensar que lo jugaría en una portátil, luego cuando lo estrené y vi que de la esencia de la subsaga Prime tenía muy muy poco pues me dio el bajón.

    Eso sí, el multiplayer, por poco que me guste, he de admitir que es bastante entretenido para unas partidas con los colegas (a mi me encantaba controlar a Sylux :D).

    Imagen de perfil de salore78salore78
    Participante
    #39355

    Pues yo probé el juego hace un par de años (me lo dejó mí sobrino) y después de como aluciné con los Metroid Prime (sobretodo el primero), me llevé muy mala impresión. Ya sé que era imposible acercarse a los juegos de Game Cube, pero dos elementos fueron los que me gustaron menos. Primero por los gráficos, que aún que no están del todo mal, no puedes intentar meter el mejor juego a nivel visual de Game Cube dentro una DS. Y segundo, el control; no me sentía cómodo con ninguna de las posibilidades de control que ofrecía el juego y esto me causó rechazo y no le di demasiado tiempo de juego. El online ni lo probé.

    Imagen de perfil de 1ayet1ayet
    Participante
    #39356

    Mala fama merecida.

Viendo 5 publicaciones - del 1 al 5 (de un total de 5)

Debes estar registrado para responder a este debate.