¿Olvidates tu contraseña?

Prepare for unforeseen consequences – Parte II

2013-07-23
No hay comentarios

“El hombre adecuado en el sitio equivocado puede cambiar el rumbo del mundo.”

En la primera parte de este breve reportaje sobre G-Man conocimos su origen – como ente digital, pues nada sabemos de sus inicios dentro del marco histórico de la franquicia – así cómo su modus operandi en la saga Half-Life, siempre observando desde la lejanía los avances del Dr. Gordon Freeman. En Half-Life 2 (íd.; Valve, 2004), al igual que en su precuela, también podremos encontrarlo – si prestamos atención a nuestro entorno – en numerosas localizaciones, sólo que esta vez se mostrará mucho más propenso a interactuar con nuestro avatar, dirigiéndose directamente a él en numerosas ocasiones durante la aventura. Pero estos monólogos sólo nos permiten rasgar la superficie del personaje, tras el último fotograma de la saga nos seguiremos planteando las mismas preguntas que nos hicimos cuando lo vimos por primera vez en Black Mesa. ¿Quién o qué es G-Man?, ¿Cuáles son sus intenciones?, ¿Es nuestro aliado o nuestro enemigo?

Aviso: el resto del artículo contiene spoilers de Half-Life, Half-Life: Opposing Force, Half-Life 2, Half-Life 2: Episode One y Half-Life 2: Episode Two.

I Want to Believe

No son pocas las teorías sobre el verdadero origen de G-Man, las hay para todos los gustos, incluyendo los grandes clásicos conspiranoicos; G-Man como alienígena, como ente espiritual o como agente del gobierno – Men in Black. Además hay que tener en cuenta que dentro de cada una de estas explicaciones encontraremos desde propuestas bien infundadas hasta otras que no se pueden coger por ningún lado por lo absurdo de su planteamiento. Sin duda esta disparidad en cuanto a opiniones refleja tanto la ambigüedad como la importancia de esta cuestión, pues se trata de una de las grandes incógnitas de Half-Life. Como es de esperar la red está repleta de textos y videos que tratan de dar explicación al misterio por lo que mencionar todas las teorías existentes en este artículo sería imposible, en su lugar nos centraremos en las tres más aceptadas entre los fans de la saga.

  • Una de las teorías más famosas es la que defiende que G-Man es en realidad Gordon Freeman del futuro. Esta suposición se apoya en el parecido físico de ambos personajes (aunque sus modelos faciales son diferentes, G-Man se basa en el rostro de Frank Sheldon y Freeman se hizo con rasgos de las caras de diferentes personas), así como en su nombre pues G-Man puede ser una abreviatura de Gordon Freeman. También se refuerza en la idea de que G-Man está observando y guiando constantemente a Freeman, como si quisiera asegurar su éxito – pues al morir Gordon Freeman también moriría su versión del futuro – además, en el final de la expansión Half-Life: Opposing Force (íd.; Valve, 1999), G-Man dice lo siguiente: “Admito que me fascinan aquellos que sobreviven a todos los males… Me recuerdan a mi mismo…”, siendo Freeman un superviviente nato.
  • La segunda teoría de peso es que G-Man es un extraterrestre de una raza enemiga a los Combine – pues sus acciones siempre les acaban perjudicando – que ha adoptado apariencia humana para pasar desapercibido. Esta explicación se apoya en las extraordinarias capacidades de G-Man y en su dificultad que tiene a la hora de hablar, la cual se menciona en la guía oficial Prima: “El énfasis y las inflexiones de su voz áspera y burlona son extraños; su discurso se acelera y desacelera de forma impredecible, como si no dominara el habla humana“. Sin duda una de las interpretaciones más factibles.
  • La última gran teoría es la que defiende que G-Man es un simple humano que trabaja para el gobierno de los EEUU, un verdadero g-man (Government Man). Os preguntaréis como es posible si durante la aventura queda claro que posee poderes sobrehumanos, pues bien, los defensores de esta teoría, bautizada como Catatonic Syndrome Theory, argumentan que todo Half-Life es un sueño de Gordon Freeman – de ahí vendría lo de Half-Life/Media-Vida. Lo único real que viviremos dentro de la piel de Freeman es el intervalo comprendido desde la entrada a Black Mesa hasta el accidente en el Laboratorio de Materiales Anómalos. Al trabajar sin el casco de su traje de protección durante la “cascada de resonancia” una de las descargas eléctricas golpea a Gordon Freeman dejándolo en estado comatoso siendo todas sus vivencias posteriores (Xen y Ciudad 17) fruto de su mente. Estamos ante una de las teorías más fantasiosas, como suele ocurrir con todas aquellas basadas en los sueños del protagonista.

Friend or Foe?

Tan ambiguo como el origen de G-Man son sus intenciones, siendo lo único evidente el gran interés que muestra hacia la capacidad innata de supervivencia de Gordon Freeman; tanto es así que lo empleará como peón y agente de campo. Gracias a su capacidad de control espacio-temporal puede inducir a Freeman en un estado de hibernación – en contra de su voluntad – para situarlo en cualquier momento futuro.

“¿Es la hora Dr. Freeman? De verdad cree, ¿ha llegado la hora? Parece que fue ayer cuando llegó. Ha hecho un buen trabajo en muy poco tiempo, tan bueno que he recibido ofertas interesantes para usted. En condiciones normales ni las tendría en cuenta, pero con los tiempos que corren… En lugar de darle la satisfacción de decidir, me tomaré la libertad de elegir por usted. Y llegado el momento, si es que llega otra vez…”

Aunque durante la saga no se menciona en ningún momento su alineación, por sus acciones (o más bien por las acciones de Freeman guiado por G-Man) contra los Combine podemos suponer que sea quien sea G-Man pertenece a una facción rival. Al contrario de lo que muchos jugadores piensan G-Man no sería el líder de esta raza sino uno de sus sicarios pues menciona en numerosas ocasiones a unos “jefes” o “amos” – “[…] me ha dejado impresionado, por eso estoy aquí señor Freeman, le he recomendado su servicio a mis jefes y me han autorizado a ofrecerle un puesto de trabajo, están de acuerdo en que tiene usted un potencial ilimitado.”  -, los cuales incluso limitan su capacidad de intervención en la Tierra.

“Doctor Freeman, sé que quizás no sea el mejor momento para una conversación privada pero tenía que esperar a que sus amigos estuviesen ocupados. La señorita Vance no solía importarles, entonces lo único que conocían de la humanidad era una palanca a punto de aplastarles la cabeza. Y cuando la saque de Black Mesa me reprocharon que no era más que una niña y que no tenía utilidad alguna para nadie. Aprendí a desoír tales comentarios negativos cuando contradecirlos no era posible. Además no acostumbro a desaprovechar mis inversiones y sigo convencido de que ella vale mucho mas de lo que… parecía. Por eso ahora deberá compensarme con una pequeña retribución a cambio de su supervivencia. Escóltela hasta White Forest, Doctor Freeman. Me gustaría hacer algo mas que vigilarle pero acepté someterme a ciertas limitaciones.”

A título personal G-Man parece ser un ente alienígena de una raza desconocida; un aliado indirecto contra la invasión Combine, por aquello del enemigo de mi enemigo es mi amigo. Cree firmemente en la capacidad de Gordon Freeman y por alguna extraña razón sus superiores no le permiten intervenir de forma directa durante los sucesos que tienen lugar en la saga Half-Life. Por desgracia todo cae en saco roto al tratarse de simples conjeturas, por muy bien infundadas que sean.

Con todo lo expuesto en estos dos artículos sólo nos queda armarnos de paciencia y seguir esperando nuevas noticias del ansiado e inalcanzable Half-Life 3, el broche final de esta gran saga que – supuestamente – responderá las decenas de preguntas que plantea Half-Life, entre las que se encuentran la identidad e intenciones de la icónica figura de The G-Man.

Imagen de perfil de Razor

Razor

49 entradas como autor
Amante congénito del universo videojueguil. Autoproclamado nintendero, pecero y seguidor acérrimo de los títulos indie. Donde la gente ve un gamepad y una pantalla yo veo un portal dimensional a Hyrule, Shakuras, Aperture Science, The Citadel, Tallon IV, Sylvarant, Black Mesa, Tamriel… Y es que, a veces, es mejor tomar la pastilla azul y permanecer unas horas más en The Matrix que elegir la roja y darte cuenta, al mirar por la ventana de tu habitación, que amanece la rutina del día a día.

Etiquetas:

, , , , ,

Inicio Foros Prepare for unforeseen consequences – Parte II

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.