¿Olvidates tu contraseña?

Colin McRae Games – El arte de conducir Parte II

2012-05-18
5 comentarios

Colin McRae Rally -ha nacido una estrella-

La posibilidad de poder elegir cambiar los ajustes técnicos o de control en el menú de opciones. Adaptaremos los aspectos de video, audio y jugabilidad según nuestra necesidad. Una vez efectuados los cambios convenientes, la elección de juego contempla el siguiente abanico: Partida multijugador por Internet (difícil de llevar a cabo en aquella época en nuestro país), Partida de entrenamiento o contrarreloj (tú solo contra el crono) o por último la opción de correr una única etapa, un solo rally o embarcarte en el campeonato completo. Nosotros como somos unos valientes vamos a ir a por la temporada completa.

El siguiente paso es elegir la dificultad que está establecida en 3 niveles: novato, intermedio y experto. Los dos primeros son seleccionables desde un principio. Si escogemos el nivel de novatillo, los coches que podremos conducir son el Volkswagen Golf GTI, el Renault Maxi Megane, el Seat Ibiza y el Skoda Felicia. Todos ellos con tracción en dos ruedas y con una potencia no superior a los 250 CV. Por el contrario nuestro espíritu guerrero nos insta a llevar el cursor hacia el intermedio que es el que contempla los coches WRC disponibles ese año en el Mundial, que son los siguientes: el Subaru Impreza WRC, el Ford escort WRC, el Mitsubishi Lancer Evolution y el Toyota Corolla. Nuestro coche escogido lógicamente es el Subaru.

Podremos competir contra todos los pilotos reales del mundial y vamos a tener que poner toda la carne en el asador para superar a los rivales, sobretodo al Mitshubisi Lancer de Tommi Makinen el campeón real aquel año y la única vez que Mitshubisi fue capaz de reinar en el Mundial de constructores (Este último comentario es de forma figurada ya que en el juego nos será imposible escoger o competir contra Makinen como tal, el finlandés no se encuentra disponible al tener su propio juego de rallye). El nivel experto será desbloqueado después de la consecución del título en el nivel intermedio y nos permite jugar con cualquier modelo.

Nuestra competencia nos llevará a recorrer 8 localizaciones diferentes y sus respectivos Rallye: Monte Carlo, Suecia, Córcega, Grecia, Nueva Zelanda, Australia, Indonesia y Reino Unido. Cada uno con su particular climatología y superficie. Echamos en falta 5 pruebas que también se corrieron aquel año en el Campeonato Mundial como son: el Safari Rally y los Rally de Portugal, Catalunya-Costa Brava, Argentina, Finlandia y el Rally de San Remo italiano. Incluso nos sobra una prueba que fue cancelada, que es el Rally de Indonesia.

Por si os ha sabido a poco el cartel de coches inicial, a medida que avanzamos en el juego es posible desbloquear 4 coches más: los Ford Escort MKII y RS2000, el Lancia Delta Integrale y el Audi Quattro. Míticos coches todos ellos. La forma de hacerlo es ganar carreras puntuales que en lugar de funcionar como una etapa normal se corren en circuito cerrado y contra un contrincante.

Ahora sólo nos queda poner la llave en el contacto, arrancar y buscar la forma de vencer al Dios Chronos para hacer los mejores tiempos. Su motor gráfico muestra en escena un detalle minucioso de todas las carrocerías y nos permite trasladarnos con gran suficiencia al asfalto, la tierra, la nieve o cualquiera de los terrenos mostrados. También con gran realismo se ven reflejadas en el aspecto y funcionamiento del coche las inclemencias del tiempo o las torpezas de nuestra conducción.

Los efectos sonoros que acompañan, están bien cuidados y representan correctamente los comportamientos del coche es sus diferentes fases de conducción (acelerando, derrapando, ruido de motor, etc.) El amor por el preciosismo gráfico y la posibilidad de competir en un Mundial, se une al realismo conseguido en las reacciones del coche. Dependiendo de la conducción del usuario, de los terrenos enfrentados o del acierto a la hora de establecer los ajustes mecánicos el auto trabaja diferente.

Es de suma importancia realizar un análisis previo de las etapas, ya que las 6 que correremos por Rally se presentan de dos en dos. La necesidad de hacer un “stop” previo a cada carrera para recibir un informe de las condiciones meteorológicas, del tipo de trazado o superficie que nos encontraremos y la elección sobre cualquier detalle, neumáticos por ejemplo, es la clave para el tramo decisivo.

Dependiendo del nivel de acierto que se tenga la conducción puede ser tranquila o una auténtica locura, ya que como hemos dicho el coche se comporta de manera muy real y no podremos cambiar los aspectos mecánicos del coche hasta finalizada la segunda etapa del bloque.

Existe algún punto negro por donde el juego pierde capacidad jugable, y es en las etapas nocturnas, donde los potentes focos de los coches no parecen ser suficiente lumbre como para poder apreciar correctamente el entramado del circuito. Este hecho y la señalización de las curvas situada en el medio de la pantalla puede devenir un problema en determinados puntos.

La divisón de las etapas presentadas en diferentes tramos, cada cual con punto de cronometrado, nos permite ver en qué lugar estamos situados y si hace falta apretar con más fuerza o si por el contrario nos podemos permitir un final tranquilo levantando el pie del acelerador para poder reservar el coche. Por lo que la estrategia en la previsión del estado de la mecánica para la siguiente etapa, así como la disposición de otros elementos de información en pantalla, como son el estado del coche o la velocidad dota al título de un plus de realismo. Ésto va muy bien cuando nos sabemos ganadores de la etapa y aun nos queda otra por delante antes de poder efectuar reparaciones o cambio de reglajes. Si se diera el caso que nos cuesta controlar el coche en cualquier situación, podemos hacer un “kitkat” en cuanto a la competición se refiere y elegir la opción de juego.

La necesidad de aprender no tiene parangón y que mejor lugar que la -Escuela de Rally- donde nos darán consejos para mejorar. Una vez aprendidos los detalles y familiarizados con el coche, únicamente nos queda disfrutar del juego y de sus repeticiones.

Se hace hincapié en las repeticiones porque están muy bien recreadas y nos sirven para valorar el apartado gráfico, la física del coche en todos sus movimientos o incluso para descubrir donde hemos cometido errores y poder subsanarlos en un futuro. Total, que si os gustan los juegos y los rallyes no os cansaréis de mejorar en este juego y de convertiros en campeones del mundo.

Así vio la luz el primer juego de rallyes con Codemasters al Remite. Esa temporada McRae hizo tercero en el Campeonato de Pilotos del Mudial cosechando 5 podios, concluyendo en el 1er puesto en tres de ellos. Viajaron de vuelta con él los trofeos de Portugal, Córcega y Grecia.

Continuará…

Imagen de perfil de Random Punisher

Random Punisher

9 entradas como autor
Y yo me pregunto si los lectores que se aficionen a consumir sus tiempos de ocio junto al equipo de "Ze[h]n Games", tendrán necesidad también de un castigo dentro de la lectura, como así ya lo reciben día a día en sus trabajos o ámbitos sociales... Random Punisher está dispuesto a ofrecer ese punto sadomasoquista que existe en todos nosotros y que no logra aflorar. Siempre con la certeza que a veces los castigos son inedulibles, y si son bien ajusticiados pueden producir una renta de placer con la que suministrar futuros momentos de escasa diversión. ¡¡I'm to randomize you!!

Etiquetas:

, , , , , , , , , , , ,

Inicio Foros Colin McRae Games – El arte de conducir Parte II

  • Imagen de perfil de Random PunisherRandom Punisher
    Participante
    #41569

    Colin McRae Rally -ha nacido una estrella- La posibilidad de poder elegir cambiar los ajustes técnicos o de control en el menú de opciones. Adaptaremo
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/reportajes/colin-mcrae-games-part-ii/

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41570

    Leer este artículo y recordar aquellos coches míticos de rally que cuando eramos chavales soñabamos con poder conducir. Luego te das cuenta que no es viable y acabas con un turismo como todo hijo de vecino!! 😀

    Buen artículo, esperando la siguiente entrega!!

    Imagen de perfil de Dr. PoilDr. Poil
    Participante
    #41571

    Recuerdazos,

    Aun me acuerdo de la etapa de Suecia, que me ralló un montón porque si tocabas las acumulaciones de los laterales el coche se paraba de golpe por exceso de fricción… Indonesia era superdificil por los cambios de suelo, y córcega un disfrute máximo de derrapes.

    Para mi, el mejor coche el corolla, muy manejable.

    Totalmente de acuerdo en las etapas de noche, te las tenias que aprender de memoria, madre de dios! si eso pasara en un juego de hoy en día lo decapitaban!

    A por el siguiente!

    Imagen de perfil de Random PunisherRandom Punisher
    Participante
    #41572

    Cierto es que el Toyota se dejaba domar más fácilmente pero yo no me podía resistir a la llamada de la bala azul. Lástima que marcas como Toyota y Subaru no disputen el campeonato de forma oficial en la actualidad.

    Imagen de perfil de SammySammy
    Participante
    #41573

    Que grandes recuerdos, en verano jugando en mi habitación se me caían las gotas de sudor pero merecía la pena alejarse del a/c y encerrarse con tal correr y sentirse por un momento piloto e ir mejorando los tiempos poco a poco

    Imagen de perfil de TiexTiex
    Participante
    #41574

    Muy buenos recuerdos tengo de este juego, que por una cosa u otra, ahora no tengo. Pero no dudo que vuelva a hacerme con el, ya que en su día me pareció soberbio y muy divertido.

Viendo 6 publicaciones - del 1 al 6 (de un total de 6)

Debes estar registrado para responder a este debate.