¿Olvidates tu contraseña?

Colin McRae Games – El arte de conducir Parte III

2012-05-25
3 comentarios

Colin McRae Rally 2.0 -la consagración-

Al cabo de apenas dos años y con una nueva temporada a punto de dar comienzo, en la sede de Codemasters deciden lanzar al mercado la segunda parte de aquel juego de rallys que tan satisfechos dejó a la crítica y al público.

Como siempre en este mundo, las dos temporadas previas a la 2001 y posteriores a la que albergó el primer CMR sufrieron algunos cambios. Toyota causó baja para el 2000 después de acabar reinando como marca en el 1999. La pequeña aventura de SEAT en la categoría WRC no dio los frutos deseados y no llegó al comienzo del 2001 durando apenas 2 añitos. Y por último hay que contabilizar 2 nuevas marcas participantes a partir de la temporada 1999: Skoda y Peugeot; y una más desde 2000 como fue la sur-coreana Hyundai. Esto también dio como resultado un baile de pilotos entre escuderías y Ford pasó a ser la nueva casa de Colin.

El 15 de Enero de 2001 es la fecha de lanzamiento, justo 4 días antes que diera comienzo la temporada de ese año. En esta ocasión, como era de esperar el protagonista de la portada es el Focus de McRae. Como siempre se ha dicho es difícil realizar segundas partes que mantengan satisfechos a todos sus seguidores, pero eso no amilanó a los desarrolladores de Codemasters y nos sirvieron el segundo plato, de nuevo para PC y para la consola de Sony.

Si empezamos a jugar nos encontramos con un sencillo menú principal, donde lo aconsejable es entrar en el apartado de Conductores en primer lugar. Aquí podremos crearnos un perfil con el que poder competir. 4 datos básicos y además una sección de trofeos donde poder contemplar todo nuestro progreso y todos nuestros logros, lo que vendría a ser un Hall of Fame personalizado – sobre nuestros logros, claro está. Tras la creación de nuestro “yo piloto” podemos acceder al menú Opciones y configurar gráficos y sonidos a nuestro antojo.

Las tres opciones restantes del menú principal, son opciones de juego. Vuelve a aparecer de nuevo la opción de jugar en Red, una experiencia de juego divertida si disponemos de la conexión a Internet que requiere. Los rivales a los que nos enfrentaremos aparecen como “coches fantasmas”. Siendo el único inconveniente es que sólo se pueden hacer carreras por separado, nunca el campeonato entero.

El modo Arcade permite competir contra 5 rivales en 6 localizaciones diferentes y en circuitos cerrados, donde nuestra habilidad para esquivar golpes y mantener a raya a los demás pilotos, será la clave para llevarnos la victoria final.

Aunque el auténtico atractivo del juego para un servidor es la opción Rally, igual que en la primera edición podremos elegir entre la prueba contrarreloj, la etapa individual, el rally individual o el Campeonato, y además esta vez se incluye el modo Desafío. Las tres primeras son de pequeña duración, pero les podemos sacar partido igualmente. La novedosa opción del Desafío se muestra como algo interesante, aunque de una escasez que no permite ir un poco más allá.

Nos ofrecen la posibilidad de competir en un “face to face”, al estilo Carrera de Campeones, junto con otros 15 pilotos que tendremos que ir despachando en eliminatorias. Se corre en Japón y el circuito es cerrado. A medida que nos vayamos ocupando de nuestros adversarios, avanzaremos rondas hasta llegar a la final, donde nos encontraremos con Colin McRae si no es que nos lo cruzamos previamente. Para correr utilizaremos el mismo coche que conduzca nuestro rival. Un reto interesante, a priori, es en igualdad de condiciones.

Llegamos al modo de Campeonato, donde se nos permite correr en 8 Rallyes diferentes, compuestos por 8 etapas cada uno. Ese año el vencedor del Campeonato Mundial de Rallyes fue el paisano de Colin McRae, Richard Burns, el segundo y último corredor británico capaz de ganar el Mundial hasta el momento. También cabe resaltar que la temporada 2001 es la temporada debut de Sébastien Loeb.

Sébastien Loeb (26 de febrero de 1974 en Haguenau, Alsacia, Francia) un nombre que dice mucho a los amantes de éste deporte y que debería guardar un lugar especial para los amantes del motor. Ese año, nuestro querido Colin estuvo a punto de conseguir de nuevo el cetro, se quedó a dos puntos del primer puesto. Los 5 abandonos y la mala fortuna no pudieron con la regularidad de Burns, que se mantuvo en una línea más firme aunque únicamente fue capaz de vencer en el Rallye de Nueva Zelanda.

Por su parte McRae salió victorioso en Argentina, Chipre y Grecia, que sumados al 3º puesto de Finlandia y el 2º de Nueva Zelanda hicieron que cosechara un total de 5 podios. Por ello Codemasters decide permitir correr en Finlandia, Grecia, Francia, Suecia, Australia, Kenia, Italia y el Reino Unido. Todas son pruebas que sí se disputaron esa temporada en el WRC, aunque la ausencia del Rally de Catalunya junto a otras 6 fueron notables, si se tiene en cuenta que en la realidad fueron un total de 14.

La lista de vehículos a escoger es corta y no incluye a todos los que compitieron ese año. Hay 6 desde el inicio y 3 desbloqueables. Podemos correr con el Ford Focus, el Mitsubishi Lancer, el Toyota Corolla, el Subaru Impreza, el Peugeot 206 y el SEAT Córdoba. Los otros tres son el Ford Sierra Cosworth, el Ford Puma y el Mini Cooper. Hay que lamentar que los pilotos con los que nos enfrentemos no sean los reales quitados de Colin y alguno más.

El nivel gráfico no dista mucho del primer título, pero se mantiene en buena línea gracias al modelado de los coches y el detalle de algunos efectos, lástima que los árboles y aficionados presentes continúen siendo simples pegotes pixelados. El sonido es un acierto a la hora de representar los efectos del coche, cada auto tiene su ruido de motor particular, las ruedas se deslizan con buena música sobre el pavimento y el petardeo del motor es auténtico.

La experiencia de juego sigue estando a la altura, se consigue recrear cada uno de los elementos por los que nos disputamos los trofeos con muy buen tacto. Se ha rectificado en la molesta aparición de algunas indicaciones del trazado con respecto a la primera parte y también han dado más potencia a los focos de los coches en las etapas nocturnas, quizás demasiado para algunos puristas. Aunque no estaría de más una mejor implementación de los daños sufridos.

Por ejemplo en los choques frontales a gran velocidad, sino querían representar un siniestro total como en la teoría y en la práctica sucedería a causa de tal golpe por no cortar de raíz el ritmo de juego, alguna perdida sustancial de elementos como por ejemplo los faros del coche hubiera ayudado al realismo y el compromiso por parte del usuario. Imaginar hasta que punto aumentaría la dificultad si nos quedáramos sin una de las luces tras saborear la corteza de un árbol en una etapa nocturna.

Pero en este aspecto los diseñadores decidieron no respetar tan detalladamente el concepto de simulación. Bien se podría haber incorporado este detalle de realismo a cambio de algunos accidentes un tanto inverosímiles que podemos llegar a sufrir.
Los previos de la etapa también son más extensos. Antes de comenzar cada etapa disponemos de una amplia información de los dos trazados que nos esperan (continua presentando las etapas en bloques de 2 en 2 como en CMR), controlando así, el tipo de superficie o el tiempo que nos va a recibir.

El siguiente paso es la configuración del WRC, pudiendo modificar: neumáticos, caja de cambio, suspensión, relación de potencia, equilibrio de frenos, potencia de frenado y dirección. Normalmente la predisposición de los ajustes por defecto nos servirá para salir victoriosos, pero si somos entendidos en la materia, se nos presentan suficientes reglajes como para dejarlo a nuestro gusto. La opción de reparar es la siguiente que nos encontramos, se nos entregan 60 minutos para distribuirlos a nuestro aire a la hora de subsanar los contratiempos sufridos.

Cada pieza del coche tiene un valor en minutos para ser reparada así que a escoger bien las prioridades se ha dicho. Por último solo nos quedan las opciones de salir del juego, de guardar la partida (siempre será en la previa de las dos etapas siguientes) y de empezar a correr. Las cámaras se podrían haber cuidado con más detalle, sobretodo la interior que no representa fielmente el estado de nuestro coche, ya que por muchas vueltas de campana que hayamos descrito, si enfocamos desde dentro el cristal apenas se resiente.

En resumen, como podéis observar las variantes con respecto al primero son muy pocas, eso hace que pueda resultar poco sorprendente y algo repetitivo para muchos, pero aun así, gracias a la cuidada esencia a rallye que desprende el juego, el resultado que obtenemos es de un juego que no cumple las expectativas creadas al 100% pero que sigue rayando a muy buen nivel.

Imagen de perfil de Random Punisher

Random Punisher

9 entradas como autor
Y yo me pregunto si los lectores que se aficionen a consumir sus tiempos de ocio junto al equipo de "Ze[h]n Games", tendrán necesidad también de un castigo dentro de la lectura, como así ya lo reciben día a día en sus trabajos o ámbitos sociales... Random Punisher está dispuesto a ofrecer ese punto sadomasoquista que existe en todos nosotros y que no logra aflorar. Siempre con la certeza que a veces los castigos son inedulibles, y si son bien ajusticiados pueden producir una renta de placer con la que suministrar futuros momentos de escasa diversión. ¡¡I'm to randomize you!!

Etiquetas:

, , , , , , , , , , , ,

Inicio Foros Colin McRae Games – El arte de conducir Parte III

  • Imagen de perfil de Random PunisherRandom Punisher
    Participante
    #41460

    Colin McRae Rally 2.0 -la consagración- Al cabo de apenas dos años y con una nueva temporada a punto de dar comienzo, en la sede de Codemasters decide
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/reportajes/colin-mcrae-games-el-arte-de-conducir-parte-iii/

    Imagen de perfil de SammySammy
    Participante
    #41461

    Esta entrega lo que mas recuerdo es cuando conseguí la demo por una revista “especializada” en el sector y aunque como es lógico no sorprendía como el primero doblo recuerdo como agradable su uso y disfrute

    Imagen de perfil de Random PunisherRandom Punisher
    Participante
    #41462

    Para mi es el mejor que hubo hasta la llegada de los DIRT

    Imagen de perfil de TiexTiex
    Participante
    #41463

    A mi me sorprendió el motor de daños de este juego, muy superior a todo lo visto por aquella época y disfrute mucho de este juego, debido a que lo alquile en varias ocasiones. Una buena continuación.

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)

Debes estar registrado para responder a este debate.