¿Olvidates tu contraseña?

Presente y videojuegos, cuestión de criterio

2012-05-14
12 comentarios

Cuando Raúl Factory me propuso contribuir con un artículo sobre el actual estado del sector de los videojuegos, una gran duda asaltó mi cabeza: ¿Soy la persona más indicada para hablar del presente de los videojuegos? Nostálgico por naturaleza, amante de lo retro y coleccionista de todo aparato con mandos existente, hace ya mucho tiempo que logré escapar de la espiral de hype, millones de polígonos y últimas tendencias de la industria. En consecuencia, desde esta cómoda y desactualizada posición, ¿qué os puede contar un servidor del actual estado del sector de los videojuegos?

DLC, acelerómetros, giroscopio, realidad aumentada, 1080p, gamertag, sandbox, fps y mil términos y conceptos más se han ido añadiendo año tras año a nuestro extenso vocabulario del jugón. Está claro que a simple vista, ya nada es como antes, de insertar un cartucho en la consola y apretar el botón Start, hemos pasado a tener que configurar el televisor con su modo y definición apropiado, configurar también nuestra conexión a Internet, descargar una actualización de sistema, instalar el videojuego, descargarnos el último parche y por fin, apretar el botón Start como antaño.

Las cosas han cambiado, nuestras compras ya no se basan en que cinta tiene mejor carátula o que puntuación le daba aquella respetable revista de cuyo nombre prefiero ya no acordarme. A nuestra disposición, tenemos innumerables blogs comerciales de actualidad junto a otros muchos no lucrativos pero deseosos de obtener una copia para analizar, en los foros millones de fanboys defienden a capa y espada aquella consola o videojuego que tienen o esperan tener en su poder, mientras las revistas de toda la vida nacen, mueren o mutan esperando recuperar el trono perdido.

Si la información es poder, podemos estar seguros que nunca antes habíamos tenido a nuestro alcance tanto poder. Y este es seguramente uno de los aspectos que menos me gusta de la actualidad de nuestro mundillo, la sobreinformación. Con la mayoría de medios dependientes directamente de la industria, tanto en concepto de fuente de información como de recursos económicos o material, dedicar dos o tres horas al día para estar actualizado ya no es suficiente. ¿O sí? Mucho más que suficiente si me lo permitís. Internet supuso en su momento la liberación de un medio que dominaban unos pocos, pero esta transición ha sido perfectamente orquestada o en su contra, aprovechada, por una industria que ha sabido adaptarse hasta tal punto, que tiene a su disposición y servicio, miles de bloggers deseosos de publicar lo que la propia industria decida. Nuevos mapas, personajes, imágenes o trailers, son vendidos a diario como noticias, cuando la realidad es, que poco o nada nos aportan.

La industria controla la mayoría de los medios, de eso no hay ninguna duda pero sí un gran problema… La obsolescencia programada se une al marketing más agresivo para convencernos que nuestra flamante PSP, ya no vale para nada, la PS Vita ya está aquí. Tu vieja DS puede ir preparándose para ir cogiendo polvo porque la 3DS es mucho mejor y las súper consolas como PS3 o Xbox 360, dejarán de ser “súper” un mes antes de que lleguen sus sustitutas. Nuestros nuevos videojuegos son grandes e insuperables solo hasta que lanzan su continuación. Deportes, aventuras, plataformas… poco importa su género o si los servidores aun están repletos de vida, si han tenido éxito lo habitual es que después de un año, ya tengamos su continuación y si el estudio no da abasto, se pone a otro estudio a trabajar y se crea una saga paralela para ir alternando. La industria controla a qué jugamos, cuanto tiempo jugamos e incluso con quien jugamos. Olvídate de pantallas partidas y diversión con tus amigos o familia en un mismo sofá, mejor poner un multiplayer online y así cada uno juega en su casita con el gasto añadido correspondiente.

Y ante este panorama, repito la pregunta que encabezaba este artículo: ¿Soy la persona más indicada para hablar del presente de los videojuegos? No seré yo quien responda a esta pregunta, pero como mínimo sí que puedo daros una visión un poco más esperanzadora de la mostrada hasta ahora, basada esta misma en la experiencia personal: El actual estado del sector de los videojuegos, siempre que lo contemplemos desde el punto de vista apropiado, es mucho mejor de lo que aparenta en un principio para cualquier jugador veterano.  Como amante de lo retro y ya con una edad, tengo la posibilidad de jugar y adquirir física o digitalmente todo lo que no pude disfrutar en su momento. Lo retro no ha muerto, está más de moda que nunca y aunque muchos jovenzuelos no sepan apreciarlo, lo importante es que tenemos a nuestra disposición ya sea por Ebay, rastros, plataformas de descarga u oscuras artimañas, todo el catalogo de videojuegos creado hasta la fecha. ¿No es esto un paraíso?

space-invaders-marcianos-opinion-videojuegos-zehngames

space-invaders-pantalla-articulo-videojuegos-zehngames

Este es un punto que siempre me gusta destacar, los videojuegos de toda la vida siguen estando ahí, nadie los ha borrado, eliminado o transportado a otra dimensión. Aunque la industria se esfuerce por hacernos olvidar todas esas joyas y fuentes de diversión, únicamente necesitamos tener el suficiente criterio para saber a qué queremos jugar.  Criterio, esa es la virtud que necesitamos para poder valorar el actual estado del sector de los videojuegos. Criticar la situación de los videojuegos hoy en día es muy fácil y seguramente, acertaremos en la mayoría de los casos. Pero también es verdad, dejando a un lado el engrandecido poder de la nostalgia, que nunca habíamos disfrutado de mundos tan amplios, mecánicas tan complejas, personajes con tantas posibilidades y consolas con tanto potencial.

Para un curtido servidor, el simple hecho de que cada año surjan un puñado de nuevos títulos, los cuales me hagan estar pegado a la pantalla de nuevo o lo que es más difícil en algunos de ellos, que aumenten un nuevo listón mí ya elevadísima capacidad de asombro, es realmente todo un logro. Como ya he dicho, únicamente es cuestión de criterio, la oferta disponible es inmensa y en su mayoría banal, pero si sabemos buscar entre la paja, encontraremos muchas agujas, algunas de oro incluso.

Disfrutar como un niño de los videojuegos es tan posible hoy como cuando lo éramos de verdad, esto no justifica muchas de las abusivas prácticas que realiza la industria sobre nuestros maltrechos bolsillos, pero con el simple gesto de decir “no” a un DLC, ya conseguimos librarnos de la mayoría de ellas. La industria no es nuestra amiga, pero no nos engañemos, nunca lo ha sido… Disfrazada de mascotas o personajes asiáticos entrañables, siempre ha estado ahí, lo único que sucede es que ahora nos damos cuenta de cómo funciona lo que desde sus inicios ha sido un negocio.

Antes de finalizar, un golpe de realidad para todos lo que, al igual que yo, ya tenemos una edad. Si le preguntamos a un chaval de doce años cómo ve el actual estado del sector de los videojuegos, sus palabras serán exactamente las mismas que cuando nosotros teníamos su edad. ¿Cómo va a criticar el maravilloso mundo de diversión y fantasía que le ofrecen los videojuegos? No es posible. Analizar el actual estado del sector de los videojuegos nos traerá muchas más penas que alegrías, no podemos cambiar la industria, nadie ha podido. En consecuencia, nuestra mejor opción es dejar de complicarnos la vida, saber decir “no” saliéndonos de esta forma de la espiral de consumismo del sector y una vez hecho esto, valorar y disfrutar lo que tenemos, como cuando éramos niños. Cuestión de criterio señores, cuestión de criterio.


Escrito por David Vila, creador y administrador de Infoconsolas para Ope[h]n.
 

Inicio Foros Presente y videojuegos, cuestión de criterio

  • Imagen de perfil de Ope[h]nOpe[h]n
    Super administrador
    #41691

    Hablar sobre videojuegos y no caer en la recurrencia de que cualquier tiempo pasado fue mejor es una dura tarea en la que todos debemos estar alerta.

    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/opehn/opn-presente-y-videojuegos-cuestion-de-criterio/

    Imagen de perfil de EkonEkon
    Participante
    #41692

    Con tus palabras me has echo decidir que aunque saquen a el mercado una nueva generación de engendros consolencos -si, me acabo de inventar una palabra- me quedare en la actual y anteriores por muchos años más.

    Gran artículo el tuyo sin duda.

    Imagen de perfil de Adol3Adol3
    Participante
    #41693

    Con lo que comentas sobre toda la oferta de juegos retro que nos queda por descubrir, ahí te has ganado mi amor eterno. Esa es mi filosofía, pero las juventudes de ahora no ven más allá de sus Ps3 o Xbox 360, evidentemente.

    LA industria ha muerto, suena increíble pero es cierto, dejad que pase el tiempo….

    Imagen de perfil de Ismael Q.Ismael Q.
    Miembro
    #41694

    La industria del videojuego solo es un ejemplo de la actuación del capitalismo. Siempre que haya dinero de por medio se aplastará toda virtud. A las grandes corporaciones no les importa el arte, solo el beneficio fácil y cometerán todo tipo de atropellos para conseguirlo. Es un auténtico misterio como en proyectos de gran presupuesto aún está ese aspecto artístico. En mi opinión, deberíamos destruir la industria (y el capitalismo) y prescindir del dinero en la creación de videojuegos. Puede que lo que acabo de comentar pueda parecer ridículo y estúpido, pero es que yo estoy mirando a un futuro distinto que vosotros, con otro tipo de sociedad y valores, otro modelo de producción y otra difusión de la cultura. La verdad es que me estoy exprimiendo las neuronas en conseguir esto.
    Yo, a pesar de mi juventud, puedo disfrutar de esas obras atemporales, esas joyas que se seguirán jugando durante siglos si la tecnología lo permite. Aunque tengo que usar emuladores. El emulador es una de las ideas más brillantes que ha engendrado el ser humano. Una manera de suplir la incompatibilidad de los sistemas y los cambios de generaciones. Sin los emuladores, el valor del videojuego como arte se vería mermado al verse arrastrado por los progresos tecnológicos y las tendencias del momento.
    Bueno, si alguno de vosotros pensáis que soy demasiado antisistema, culpad a GTA.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41695

    Últimamente me hace más ilusión comprar juegos antiguos, o no tan antiguos pero a un precio razonable, que buscar novedades.
    Los juegos son atemporales y sus sitemas también. Si entendemos eso, somos nosotros los que decidimos a que queremos jugar.

    #41696

    “deberíamos destruir la industria (y el capitalismo) y prescindir del dinero en la creación de videojuegos”

    Sin ánimo de ofender, pero es una opinión un tanto radical, ¿no? 😉

    Sin dinero no se pueden hacer juegos. Incluso los juegos indie tienen presupuesto, por bajo que sea. Vale, es cierto que a veces hay gente que hace juegos por amor al arte, usando su tiempo libre. Pero si nos tuvieramos que limitar a eso el mercado la oferta sería MUY reducida.

    Yo no busco siempre arte en un videojuego. Muchas veces me basta con pasar un buen rato. Y aunque un juego sea el más sacacuartos de la historia, si me divierte creo que la empresa que lo ha hecho tiene derecho a ganarse su dinero (lo cual no implica dejarse exprimir con prácticas abusivas, evidentemente). Lograr divertir puede ser más dificil que conseguir algo artístico…

    #41697

    David, no sé si eres el más adecuado para hablar del actual estado del sector del videojuego, pero sí sé que comparto todo lo que comentas en el artículo.

    Imagen de perfil de SkygusoSkyguso
    Participante
    #41698

    Yo de la generación actual me quejo de varias cosas, pero sobre todo de dos:

    1.- El abrumante volumen de lanzamientos, para mí nada necesario ni recomendable pues así nos va, llenos de entregas anuales innecesarias y de refritos de la cena de ayer.
    2.- Se olvidan en la mayoría de las ocasiones de las grandezas de esto de los videojuegos (jugabilidad, diversión, magia,…) para ofrecernos juegos que lo único que tienen que ofrecer son gráficos en HD…

    Yo no pienso que la industria esté muerta, pero no va por el camino adecuado o correcto. Y aunque gran parte de esto es de la propia industria, quizás la misma culpa o más la tengan los propios usuarios que con actitudes de comprar todo lo que salga, o con frases del tipo “ese juego es una mierda porque tiene malos gráficos” o “yo no me compro una Wii porque sus gráficos son una mierda y sus juegos son para niñas” pues vamos apañados…

    Yo debo ser un bicho raro pero el tema de los gráficos es algo que realmente me ha importado siempre un pedo y busco en un juego otras cosas como que me divierta, que me entretenga, que me ofrezca una experiencia de juego que sea capaz de “decirme” algo y me deje un poso tras su disfrute… no sé, lo mismo son los años y veo las cosas de otra manera, pero estoy de tanto gráfico unido a experiencia de juego vacía hasta la coronilla. Y cuidado, que esta generación nos ha dado buenos juegos, pero si hacemos balance vamos jodidos…

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #41699

    Totalmente de acuerdo contigo. El sector del videojuego se está prostituyendo a una velocidad enorme, pariendo mil aberraciones por cada diez obras de arte (Portal 2, Skyward Sword, Skyrim,…).

    Y aunque siempre tenemos acceso a juegos pasados desanima que el panorama actual sólo predominen las secuelas anuales, los multi-online (sobretodo los MMORPG), los DLCs, los FPS, sports, luchas en scroll lateral (Tekken, SF, SFxTekken, Mortal Kombat, otro Tekken…) y conducción (NfS para cansar).

    Al menos el panorama indie es una isla en medio de este mar de videojuegos machacabotones con títulos como Dear Esther, Amnesia, Limbo, Machinarium o la saga Penumbra.

    ¡Genial artículo!

    Imagen de perfil de TiexTiex
    Participante
    #41700

    Como si vampiros de Anne Rice, cada uno seguimos viviendo nuestra época como jugon, en la que disfrutábamos sin mas, sin contemplaciones o sin fijarnos en otras cosas que el juego en si, por ello siempre nos parecen mejores las épocas anteriores que las actuales. Para un niño de hoy en día, lo de ahora, su momento, sera lo mejor dentro de años y criticara el sector en ese momento.

    Por suerte tenemos los juegos de antes a nuestra disposición y un servidor disfruta comprando aquellos juegos que siempre quiso tener o jugar. También intento recuperar juegos de mi época, que perdí con el paso del tiempo por cualquier motivo. Lo dicho, cada uno tuvo su época y cada uno disfruta a su manera, pero lo cierto, es que algunos juegos de hoy en día, consiguen que me olvide del resto y los disfrute por lo que son, juegos.

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 13)

Debes estar registrado para responder a este debate.