¿Olvidates tu contraseña?

PEGI: algo más que iconos y edades (Parte I)

2012-05-17
4 comentarios

Sólo un 48% de los jugadores españoles conoce el sistema PEGI (Pan European Game Information). Entre los no jugadores lo conocen un 47%, según los últimos datos disponibles de la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe). Es decir, más de la mitad de los españoles no saben qué es PEGI.

PEGI es un sistema voluntario de clasificación de videojuegos que mediante el uso de distintos iconos indica tanto los contenidos que se incluyen en el juego como el rango de edad para el que es apropiado, siempre con la protección del menor como objetivo primordial. El uso de PEGI se extiende a 30 países de la Unión Europea con el beneplácito de administraciones e instituciones de los diversos países.

El hecho de que las desarrolladoras y distribuidoras de software acepten y colaboren en el uso y la mejora de este sistema de forma voluntaria refleja la madurez de una industria que sabe autorregularse por sí misma. Países como Estados Unidos, Australia e incluso Alemania cuentan con otros sistemas de clasificación, que a diferencia de PEGI, son obligatorios por ley. No obstante, PEGI está supeditado a las legislaciones y regulaciones existentes en los distintos países donde se aplica.

En esta primera parte, a modo de introducción, nos centraremos en conocer la estructura de PEGI y los profesionales que la sustentan. En la segunda parte abordaremos lo más interesante: cómo funciona el sistema de clasificación y cómo se asignan a los juegos los iconos de edad y descriptores de contenido.

La situación legal en España

En España, la iniciativa de autorregulación surgió a manos de aDeSe, que en 2001 puso en marcha un Código de autorregulación con el respaldo de las Administraciones Públicas de Consumo y de protección del menor, configurando un Código Ético de adscripción voluntaria por parte de los fabricantes, basado en la clasificación por edades del software de entretenimiento. Cuando PEGI comenzó su andadura en 2003, España se unió al nuevo sistema paneuropeo.

Pese a todo, en España no hay una legislación concisa en torno al uso de videojuegos por menores. A nivel estatal no existe una normativa al respecto. Los partidos representados en las Cortes Generales nunca han mostrado especial interés en el tema, más allá de preguntas aisladas formuladas durante los últimos años, si bien la Administración central se ha implicado en la correcta implantación del sistema PEGI en nuestro país.

La legislación vigente referida a videojuegos procede principalmente de las Comunidades Autónomas, que en algunos casos han dictado decretos o leyes autonómicas en los que se incluyen, por lo general, la prohibición de venta y alquiler a menores de videojuegos con contenidos pornográficos, apología de la violencia o fomento de la discriminación. Pero la aplicación y cumplimiento de estas leyes no siempre se hace de forma efectiva. Además, algunas de estas normas son ambiguas y en otras Comunidades Autónomas ni siquiera existe alguna mención específica sobre los videojuegos.

Organizaciones como Amnistía Internacional han hecho públicas sus quejas ante esta falta de legislación clara y unificada en defensa de los intereses y derechos del menor. La autorregulación es positiva, pero insuficiente. Por ejemplo, considera inapropiado que se incluya un símbolo para contenido discriminatorio, argumentando que van contra los esfuerzos de organizaciones e instituciones de erradicar toda forma de discriminación (si bien cabe mencionar que dicho icono es usado en raras ocasiones).

¿Cómo se creó PEGI?

En febrero de 2001, durante la presidencia sueca de la Unión Europea, se sugirió armonizar las distintas medidas de protección a menores frente a contenidos inapropiados, tales como la promovida por aDeSe en España y otras similares en distintos países. Trece meses después (marzo de 2002) se recomienda mejorar dicha protección etiquetando los juegos y en apenas dos meses más un grupo de expertos internacionales representando a los gobiernos, diversas asociaciones y la industria del videojuego ven factible el desarrollo de la propuesta y deciden llevarla a cabo.

En menos de un año (abril de 2003) el sistema PEGI está listo y se inicia su uso oficialmente. Posteriormente (septiembre de 2005) se comienza a desarrollar PEGI Online para proporcionar protección adicional en lo relacionado con el juego en línea, iniciándose su uso en mayo de 2007. Para 2008, los sistemas PEGI y PEGI Online se usaban ya en 20 países de la Unión Europea.

Pese a todo, la disparidad de criterios seguía presente en Europa. Alemania y Lituania tenían su propia legislación específica sobre la materia, mientras que Malta se guiaba por su legislación general. En 15 Estados miembros existía legislación referente a la venta a menores de videojuegos con contenido inapropiado en comercios, aunque la cobertura de las leyes variaba de un Estado a otro. Sólo cuatro países habían llegado a prohibir la venta de algunos videojuegos (Alemania, Irlanda, Italia y Reino Unido). Por otra parte, cuatro estados miembros (Chipre, Luxemburgo, Rumanía y Eslovenia) no usaban ningún tipo de regulación al respecto –ni siquiera PEGI–.

La Comisión Europea emitió un comunicado en abril de 2008 celebrando el progreso hecho con PEGI, e instando a todos los Estados miembros a integrar este sistema en sus propios sistemas de clasificación a la vez que promueven y publicitan su uso. En marzo de 2009 el Parlamento europeo emitió una resolución al respecto para reforzar el sistema de autorregulación.

El fundador y los administradores

PEGI fue fundado por la Interactive Software Federation of Europe (ISFE, Federación Europea de software Interactivo), creada en 1998 para velar por los intereses de los creadores de software interactivo en colaboración con la Unión Europea y organismos internacionales. Formada inicialmente por asociaciones de Alemania, Francia, Países Bajos y Reino Unido, en 2002 creció para representar a los 27 Estados miembros de la Unión Europea, así como a Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Los encargados de administrar PEGI son el Netherlands Institute for the Classification of Audiovisual Media (NICAM, Instituto Holandés de Clasificación de Medios Audiovisuales), situado en los Países Bajos, y el Video Standards Council (VSC, Consejo de Estándares de Video). El primero supervisa juegos calificados con 3 y 7, mientras que el segundo se encarga del resto (12, 16 y 18).

NICAM establece directrices sobre la clasificación; aborda las quejas, preguntas y comentarios recibidos a través de la web PEGI.info; proporciona a los consumidores información sobre videojuegos; revisa la clasificación de los juegos +3 y +7; y además, junto al VSC, se involucra en el desarrollo técnico de PEGI.

NICAM también se encarga de la relación con los llamados Coders, personal de las distribuidoras que ejercen de contactos para temas relacionados con PEGI. La formación de los Coders es llevada a cabo por NICAM, que realiza actividades periódicas para mantenerles al día sobre cualesquiera novedades que surjan en el proceso de clasificación.

VSC fue creado por el gobierno de Reino Unido en 1989 como organismo sin ánimo de lucro encargado de supervisar la industria del vídeo. En 1993 se amplió para supervisar también videojuegos. Un año después, junto a la Entertainment & Leisure Software Publishers Association (ELSPA, Asociación de editores de software para ocio y entretenimiento) fundó el sistema ELSPA de clasificación por edades, que al igual que PEGI era de carácter voluntario. Fue reemplazado por PEGI cuando éste inició su andadura en 2003.

VSC revisa la clasificación de los juegos +12, +16 y +18. Tras una ley emitida en 2010 (la Videogames Rating Act 2010) que ha de entrar en funcionamiento pleno en 2012 tras un periodo de transición, PEGI es el sistema obligatorio por ley en Reino Unido para clasificar videojuegos, reemplazando al que había ejercido esa labor hasta entonces: el de la British Board of Film Classification (BBFC).

¿Quiénes forman el sistema PEGI?

ISFE, NICAM y VSC no son los únicos responsables de PEGI. Un entramado de expertos y profesionales de distintos ámbitos forman diversos grupos y comités que asisten tanto en la continua actualización del código PEGI como en los procesos de clasificación.

Para asegurar la independencia y neutralidad, el mantenimiento, supervisión y desarrollo del sistema PEGI se encomendó a PEGI S.A., una entidad sin ánimo de lucro independiente establecida bajo legislación belga. El centro neurálgico es el PEGI Managment Board, que se encarga de aconsejar y guiar el desarrollo de PEGI, e incluye representantes de los distintos grupos involucrados: los usuarios del sistema (las desarrolladoras), los supervisores (las fabricantes de hardware) y los promotores de PEGI (asociaciones de comercio), así como representantes del Consejo asesor y el Grupo de expertos.

Los miembros del Consejo asesor y del Grupo de expertos, junto al Grupo de desarrolladores y el Comité legal ejercen el papel de intermediarios entre PEGI y los países que lo utilizan, asegurándose de que los cambios sociales, políticos, tecnológicos o legales en materia de protección al menor son comunicados a PEGI para ser tenidos en cuenta a la hora de actualizar el sistema de clasificación, a la vez que mantienen informados a los países de los desarrollos que se llevan a cabo en PEGI para que la comunicación sea bidireccional.

El Grupo de expertos, como su nombre indica, lo constituyen una variedad de expertos y profesionales. A saber: padres y organizaciones de consumidores, psicólogos infantiles, expertos en medios de información, expertos en clasificación por edades, juristas versados en legislación europea sobre protección al menor, expertos de la industria del videojuego y académicos, así como cualesquiera otros expertos que se considerasen necesarios.

El Grupo de desarrolladores incluye a desarrolladores y expertos de la industria; el Comité legal, juristas versados en legislación europea sobre protección al menor. Constituyen el Consejo asesor los representantes de distintas naciones junto a miembros de PEGI y los administradores (NICAM, VSC), así como aquellos miembros de otros grupos y comités que se estimen oportunos.

Otro grupo involucrado es el Comité de refuerzo (Enforcement Committee), formado a partes iguales por representantes de la industria y miembros del Consejo asesor designados por el PEGI Managment Board. Se encargan de ofrecer consejo a las compañías que quieran adherirse al sistema PEGI, así como de proponer acciones correctivas o imponer sanciones a los usuarios (compañías desarrolladoras) que infrinjan las normas o realicen un uso indebido de PEGI.

Por último encontramos el Consejo de reclamaciones (Complaint Boards), formado por un rango de expertos similar a los del Consejo asesor y el Grupo de expertos (juristas, desarrolladores, psicólogos…), que actúa de forma independiente. Sus principales tareas consisten en administrar posibles quejas sobre la consistencia entre los anuncios y actividades promocionales de un usuario con respecto a la clasificación asignada a su producto, resolver desacuerdos entre PEGI y los usuarios del sistema, así como procesar quejas sobre calificaciones que hayan sido realizadas por los consumidores.

Inicio Foros PEGI: algo más que iconos y edades (Parte I)

  • #41615

    Sólo un 48% de los jugadores españoles conoce el sistema PEGI (Pan European Game Information). Entre los no jugadores lo conocen un 47%, según los últ
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/pegi-algo-mas-que-iconos-y-edades-parte-i/

    Imagen de perfil de Carlos CoronadoCarlos Coronado
    Super administrador
    #41616

    Gran artículo informativo sobre PEGI! Menudo curro te has pegado señor! Siempre he sabido que PEGI debía ser una red con varios enlaces y colecciones pero ahora les he puesto nombre y lugar!

    Artículos como este son los que van a hacer de Zehn games una web única.

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #41617

    Un artículo lleno de datos necesarios para conocer que el sistema PEGI no es para nada un sistema arbitrario, como algunos llegan a defender. Lástima que no acompañe con una restricción de la venta y que no se tome en serio. Sigo pensando que los vendedores deberían tener en cuenta que vender un título lleno de violencia es como vender porno a un menor. Crear una zona para los juegos “mature” y diferenciarla del resto (como si estuviera prohibido) haría que los padres a lo mejor se cuestionen lo que están comprando. Pero de momento, pesa más el preconcepto que un juego es un juego y que no afecta la edad.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41618

    Algo tan importante como saber que estás comprando y que no tenga la atención que merece. He visto a padres comprando juegos para mayores de 16 años a chavales de 10 años, y peor aún, chavales de 12 años comprando juegos para mayores de 18 años. Como bien apunta Laocoont, habría que obligar a una venta responsable con sus correspondiente sanciones.

    Por lo demás, gran artículo caballero!!

    Imagen de perfil de DANI_KICKDANI_KICK
    Participante
    #41619

    Gran artículo! La verdad que nos hacer recordar como empezó a formarse esta sociedad Pegi.
    Hay que añadir también que los padres, como obligación que tienen al ser tutores, informarse de qué juegos son “acordes” con las edades de sus hijos. Esto es muy importante. No hay que dejar que otros lo hagan, puesto que los centros especializados en este sector, lo muestran y te asesoran pero es la labor de un tutor respetar éstas clasificaciones para no herir la sensibilidad de sus hijos.

Viendo 5 publicaciones - del 1 al 5 (de un total de 5)

Debes estar registrado para responder a este debate.