¿Olvidates tu contraseña?

Valor absoluto de la nada

2012-05-28
10 comentarios

Hablar de videojuegos es relativamente sencillo, uno sólo debe tener criterio – sea cual sea – y lanzar su opinión en cualquier lugar que se precie. Un sistema arbitrario que no concede tregua alguna y que tampoco resulta rigurosa. La distancia entre aquel que escribe y el que contesta es tan delgada que resulta fácil ir dando saltos de un lado al otro sin que se note en demasía. Es por ello, por la capacidad de debatir – seguramente – que la red está llena de medios donde el denominado “feed – back” es la clave.

Nadie tiene la razón de nada, nadie – absolutamente nadie – puede asegurar cual es la fórmula que lleva a los comentaristas a sacarle un par de palabras en un texto. De hecho y en parte, muchas veces el tipo de escritura del autor favorece que esto suceda. Así que dejando de lado el manido tema de los comentarios, o mejor dicho los “no” comentarios, nos centraremos en aquello que los puede llegar a provocar. Sí, el autor es el culpable o mejor dicho el responsable directo o indirecto de que existan temas de conversación o no.

Para ser concretos, existen dos parámetros. Uno, el tipo de escritura y dos, la temática de ésta. El segundo tema queda claro, ¿se imaginan una entrada de Zehn Games donde se hable de Decoración? Seguro que causaría furor y quizás depara alguna que otra entrada de esas que nadie entiende salvo el autor. Pero lo normal, o mejor dicho, lo natural es hablar sobre videojuegos. De títulos, de experiencias, de aspectos dentro de este sector que parecen pasar desapercibidos. Y podemos nombrar ejemplos claros como los aportados en algunos de los artículos de mis estimados compañeros.

Videojuegos, un tema que se cierra en sí mismo y que desde aquí buscamos abrir. En todo momento, y sin ningún tipo de presunción más allá de la de ofrecer algo diferente aportamos datos que ayuden al jugador – experto o no – a entender que todo tiene un punto de partida. Pocas cosas son originales y por lo tanto beben de otras fuentes, sea cual sea. Por poner un ejemplo – y personificando – servidor intenta buscar películas, canciones, cómics u otras fuentes de inspiración 1 para hablar de títulos que están en el mercado.

Una práctica que se torna obsesiva pero que recompensa con diferentes datos que se conectan con muchas posibilidades. Otra cosa es que se muestren de forma cohesionada en un artículo o que luego tras la puesta en escena (esos nervios existentes antes de darle al publicar) sea de la calidad deseada. Lo dicho, el enfoque y el tipo de escritura hace que muchos entren, vean y pasen de largo. O de lo contrario, se queden enganchados al texto queriendo saborear más y más. Pero en todo proceso existen puntos claves que de ser tocados hacen saltar la chispa (sólo hace falta ver ciertas entradas de este blog)

Existen temas tabú, como el sexo para la iglesia, que parecen hacer saltar a los que consideran que existen títulos sagrados. Otros tienen una opinión tan bien formada que cualquier teoría que la desmonte queda refutada y automáticamente rechazada como posible y el último es un pequeño grupo que directamente se queda con la idea general sin profundizar en el texto, lo que se conoce como lectura en diagonal.

Un tipo de lectura que no ofende, que da visitas, pero que suele generar debate de donde no lo hay. Comentarios descontextualizados o alejados de la idea inicial del autor. Ideas que se pierden por no saber exponer de una forma clara y contundente el tema o la opinión. Pero en todo caso, un tipo de lectura que ayuda a muchos a saber descartar o no una película, libro o en este caso blog.

Un objetivo marcado, algo que como redactor, escritor o persona que da su opinión por la red (por aquello de la modestia) intenta con mayor o menor éxito. Un objetivo que no es otro que el de atrapar y ofrecer al lector algo diferente al resto. Ni mejor, ni peor, sino diferente. Algo altamente complicado, sin ofender, sin pormenorizar, sin querer parecer altivos y buscando en todo momento ese punto de complicidad con el lector. Un valor absoluto de la nada que mucho ofrece y poco recibe, porque quizás se lo merece o porque así debe de ser.

  1. Vídeo original de la web GameIT
Imagen de perfil de Laocoont

Laocoont

88 entradas como autor
Viviseccionador por definición, observador natural que gusta de lo extraño, de lo rebuscado. Pasión que me llega de una profesión llena de bioritmos cambiantes y variados. La búsqueda de la esencia en los videojuegos, más allá que el puro videojuego en sí, es una obsesión que roza lo patológico. Amante de lo pequeño, de lo que entra sin hacer ruido, de lo extraño y despreciado. Música, literatura y cine son fuentes indivisibles de una misma parte, donde los videojuegos son el catalizador.

Etiquetas:

, , ,

Inicio Foros Valor absoluto de la nada

  • Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #41427

    Entrar a dotar de valor a las opiniones es un camino de largo recorrido, puedes criticar, puedes incluso discernir, pero el valor absoluto es la nada, porque todo vale y nada importa.

    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/opinion/opinion-valor-absoluto-de-la-nada/

    #41428

    Pues si esta es la intención del redactor, que sepa el redactor que se le agradece infinitamente el esfuerzo. Y se le seguirá con interés a partir de ahora.

    Ya va siendo hora de que tanto los predicadores como los que van de “gurús divinos” se vayan a su casa, y que se trate con un poquito más de consideración al lector. A ver si en Ze[h]n Games lo consiguen…

    Imagen de perfil de SkygusoSkyguso
    Participante
    #41429

    El mundo de las entradas y los comentarios… curioso cuanto menos e inexplicable al mismo tiempo muchas veces.

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #41430

    La gente que conforma Ze[h]n Games tenemos la idea de que los “gurús” son falsos, que al final lo único que ofrecen son formas de pensar existentes pero poco conocidas y que el único valor que tienen, si es que se puede considerar valor, es el de saber decir las cosas que tocan en el momento que tocan.

    Espero que las lecturas que aquí se le ofrecen consigan satisfacerle…nos vemos!

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41431

    Cuando escribes en un blog, eres consciente que alguien te leerá. Y esa premisa, tan sencilla, puede condicionarte todo el contenido. Escribir sobre algo que interese a mucha gente o escribir sobre algo que yo considero interesante? Un matiz, el que diferencia a ambas premisas, pero que a su vez las distancia como polos iguales que se repelen.

    Imagen de perfil de SkygusoSkyguso
    Participante
    #41432

    Bueno, a veces no te lee nadie xDD Ya en serio, aunque un tema sea de gran interés y tengas un gran número de visitas en una entrada en concreto, eso no te garantiza los comentarios. Hay mucha gente que visita, lee, y no deja comentario alguno… A saber porqué.

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #41433

    La fórmula sencilla para generar comentarios es el “flame” gratuito, pero creo que eso es algo que todos sabemos y que algunos utilizan con celeridad. Yo admiro esa capacidad de generar tanto comentario – otra cosa es que dude de la calidad de éstos.

    Imagen de perfil de EkonEkon
    Participante
    #41434

    Cuando un redactor plasma sus pensamientos y sus textos en un medio lo primero que desea, al menos yo, es el poder debatir sobre el tema expuesto una vez que el artículo ha sido leído por parte del lector, aunque últimamente son pocos los que se adentran a debatir.

    En Zehn Games creáis temas y debates en los que os sentís a gusto y por lo visto, atrae a lectores que sí se atreven a debatir…

    #41435

    Iniciar un debate puede ser complicado. Pero sin duda es mejor intentar conseguir eso que una “flame war” que supondrá más visitas y comentarios, pero estará vacía. Un buen debate puede ser muy edificante, sobre todo cuando es entre dos o más personas que controlan el tema y saben debatir. Da gusto leer debates así… y aprender de ello.

    El problema es que para debatir hay que tener una opinión formada. Y eso requiere primero informarse y segundo reflexionar. Dos actividades poco frecuentadas, me temo. Resulta más cómo y sencillo leer, asimilar lo leído como opinión propia y exponerlo cual cacatúa que repite lo que ha oido.

    Yo soy de los que se va por las ramas al comentar en cualquier medio, y admito que a veces se me escapa la idea que el autor de un texto intenta transmitir. Pero lo que sé es que la calidad de un escrito no se mide por la cantidad de comentarios que recibe. Y que un artículo te haga pensar (aunque no sea en la dirección que apuntaba el autor) ya tiene mucho más mérito que poner la noticia morbosa del día para atraer visitas.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41436

    Creo que acabas de cerrar el debate!! 😉

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 11)

Debes estar registrado para responder a este debate.