¿Olvidates tu contraseña?

Que llueva a mi gusto (o que no llueva)

2012-06-05
8 comentarios

Todo el mundo puede tener sus propias opiniones y puede expresarlas libremente; la libertad de expresión es fundamental. Empero, hay quienes apelando a razones tan triviales como ser un seguidor incondicional de una saga o llevar jugando muchos años, se otorgan a sí mismos el derecho irrevocable de imponer su opinión como la única aceptable.

Hace años, en la época de los primeros ordenadores y los juegos de 8 bits (o incluso durante la generación de los 16 bits), los jugadores contaban con pocos medios para intercambiar opiniones y recibir información sobre videojuegos. Los amigos del colegio, el tipo que te vendía juegos en la tienda y las revistas impresas eran para muchos los únicos medios para saber más sobre videojuegos. Internet cambió todo eso.

Con la llegada de internet y el acceso generalizado a sus contenidos, los jugadores contaban con una nueva herramienta llena de posibilidades. Hoy día, internet ofrece más información de la que jamás habríamos imaginado y es también una plataforma desde la que lanzar nuestras opiniones y conocer la de los demás. ¿El país de las maravillas? Quién sabe. Con todo lo bueno que ofrece internet, también tiene sus “peligros”.

Esos peligros pueden ser variados. En el campo informativo, encontramos casos de comercialización de la información, como cuando webs y blogs dan como noticia meros actos de marketing de las compañías (nuevas imágenes, abierto teaser site, etc.), convirtiendo la información en promoción; en una extensión de la campaña publicitaria del juego. O peor aún, casos en los que se da una visión sesgada de la noticia por intereses comerciales. Algo que liga con otro peligro, mayor si cabe: la desinformación; la total falta de profesionalidad a la hora de informar. A veces se distorsiona la noticia con opiniones subjetivas del redactor/medio que la publica. Otras veces el problema es la omisión de información, como en el reciente caso de las declaraciones de Geoff Keighley acerca del Unreal Engine 4 en Wii U, sobre el que muchos medios se apresuraron a informar, pero no tantos informaron sobre la aclaración posterior de Epic Games que matizaba las palabras de Keighley, quién sabe si porque resultaban menos polémicas o porque el tema “ya no tenía interés”.

Recurrir a distintos medios para informarse y mantener siempre un espíritu crítico son clave para no ser víctimas de los peligros de la información. Los peligros de las opiniones son similares. El borreguismo de los jugadores es uno de ellos. Pensar cuesta, es más fácil seguir lo que dicen otros. Idolatrar a una compañía ciegamente lleva al conformismo, a pasar por el aro y aceptar todo lo que la compañía quiera, para bien o para mal. Tener fe ciega en la palabra de los muchos gurús que pueblan internet, ya sea en los llamados “medios profesionales”, en un foro cualquiera o algún otro medio, tiene similar repercusión: dejar que otros piensen por ti, convertirte en marioneta de intereses ajenos.

Es tan malo estar en un extremo como en el otro. Pasar de ser un borrego que no piensa a creer que por pensar tu opinión es superior a la de cualquier otro no es sino radicalizar las opiniones. Y es que el equilibrio está en el punto medio, ya que una opinión razonada implica pensar, pero también estar abierto a críticas y opiniones contrarias a la tuya. Reflexionar sobre éstas y sopesar su validez con respecto a nuestras opiniones es lo que verdaderamente nos permite formar una opinión propia y razonable, sin caer en fanatismos.

Las opiniones radicales suelen presentar muchos síntomas asociados, que podrían resumirse en que nos vuelven más egocéntricos al asumir que nuestros gustos son los únicos importantes (a veces incluso tratando de imponérselos a los demás), menospreciando y denegando a otros su derecho a disfrutar de los videojuegos a su manera y no en pocas ocasiones cayendo en la hipocresía de medir con doble rasero según los intereses propios.

La actual generación ha sido testigo en numerosas ocasiones de la intransigencia de las opiniones radicales. Mega Man 9 (Inti Creates, Capcom, 2008) fue criticado por su estilo retro de 8 bits en vez de recurrir a un apartado visual más acorde a los tiempos, sin tener en cuenta que hay muchos fans de la serie clásica de la saga. Ciertos shooters on-rails como Resident Evil: The Umbrella Chronicles (Capcom, 2007) o Dead Space: Extraction (Visceral Games, 2009) fueron criticados por no ser survival horror al uso, sin considerar su contribución al resurgir de un subgénero que, aunque minoritario, tiene sus seguidores. Cuando se anunció la novena fiesta del fontanero de Nintendo, Mario Party 9 (Nd Cube, 2012), se criticó como más de lo mismo mientras se espera con brazos abiertos la novena llamada del deber, Call of Duty: Black Ops II (Treyarch, 2012), prevista para noviembre. (O viceversa; ambos juegos son intercambiables en función de los gustos y manías de quien opina.)

La lista podría ser interminable, pues son muchas las opiniones que los jugadores vierten en la red diariamente. Aunque la libertad de expresión sea fundamental y cada cual pueda decir lo que piensa libremente, es importante hacer una reflexión final. Existe una diferencia sutil pero importante entre criticar algo que no nos parece correcto y criticar algo simplemente porque no nos gusta. Lo primero es necesario y haciéndolo de forma racional y fundamentada nos ayuda a mantener opiniones críticas. Lo segundo convierte nuestras opiniones en pataletas infantiles.

Con el E3 en pleno apogeo, la red es un hervidero de opiniones al respecto de todas las novedades que se van mostrando y las pataletas infantiles están a la orden del día, por supuesto. La máxima del que escribe estas palabras es simple: “si un juego no te gusta, es porque va dirigido a un público del que no formas parte“. Nunca llueve a gusto de todos, y deberíamos tener la madurez suficiente como para entender y aceptar que somos un jugador entre millones de ellos. Las compañías no hacen juegos pensando específicamente en nuestra persona. Así que si un título no nos gusta, sea cual sea el motivo, en vez de malgastar nuestras energías en criticarlo injustificadamente para satisfacer a nuestro ego, dejemos que aquellos a los que sí les interesa el título disfruten de él.

 

Inicio Foros Que llueva a mi gusto (o que no llueva)

  • #41365

    Todo el mundo puede tener sus propias opiniones y puede expresarlas libremente; la libertad de expresión es fundamental. Empero, hay quienes apelando
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/opinion/que-llueva-a-mi-gusto-o-que-no-llueva/

    Imagen de perfil de SaxKazeinSaxKazein
    Participante
    #41366

    Esa diferencia entre lo que no nos parece correcto y lo que no nos gusta no siempre es fácil de ver, está claro que si algo no nos parece correcto dificilmente nos gustará, sin embargo esgrimir que algo no te gusta como único argumento acaba con toda probabilidad en dar ese otro sútil paso que hay entre la crítica -sea dura o no- y el insulto vacío.

    Por otra parte no creo que haya que caer en el error de omitir totalmente la crítica por el hecho de no formar parte del público al que se dirige el producto, de lo contrario se acabaría utilizando esto último como si fuera un escudo. Por ejemplo, dudo mucho que yo sea el tipo de público al que se dirige Ubisoft con su saga Assassin’s Creed, pero no creo que esté de más una crítica a lo repetitiva que me resultó la primera parte.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41367

    Creo que en esta vida para opiniar sobre algo, hay que tener conocimientos y/o experiencia sobre el tema en cuestión. Si nos centramos en los videojuegos, experiencia, el que más o el que menos, tiene en general y conocimientos, no tantos. En cualquier caso, a veces no es imprescindible que el juego te guste o no, para poder opinar. Es decir, yo he jugado a muchos juegos que reconozco que pertenecen a un género que no va conmigo, pero no por eso, no puedo tener una opinión formada. Por ejemplo, los shooters me aburren bastante, pero reconozco que algunas propuestas son interesantes.
    Eso sí, tampoco me voy a desgastar rajando al “Call of Battlefield 15” de turno cuando no he jugado ni pienso jugar, y prefiero dedicar mi tiempo a otras cosas.

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #41368

    Existen propuestas como Borderlands o RAGE que son criticadas porque la gente que los prueba no profundiza más en ellos. No digo que se deba hacer en todos los títulos pero a veces es importante parar e intentar comprender que es lo que el desarrollador ha querido trasmitir. A mi Mirror’s Edge por ejemplo me sometió a duras sesiones de reflexión y geruflexión.

    Imagen de perfil de DANI_KICKDANI_KICK
    Participante
    #41369

    Las críticas siempre han de ser constructivas para respetar al que le gusta un título en cuestión. Hay que ser neutral, probar como bien dice el Señor de los Ladrillos, como si de una cata gastronómica se tratase. ¿Como criticar, por ejemplo, el gazpacho si no se ha probado? Con los videojuegos pasa lo mismo.
    Yo por ejemplo no me gustan los de fútbol, pero hay millones que son seguidores de EA Sports o Konami y no por eso tengo de despotricar a un FIFA o PES. Tendría que probar anteriores entregas y ver que ofrecen las nuevas, sólo así se puede ser un poco más coherentes con un análisis.
    Es muy importante ver las cosas buenas de un título antes que las malas, ya que éstas nos sugestionan de tal manera que no vemos los pequeños detalles que hacen grande un título. A lo que tampoco se ha de guiar “a pies huntillas” una información de una revista o canal especialista en el sector porque, como bien se ha visto en numerosas ocasiones, a golpe de talón o favoritismos así como su “moda” hacen inexactas esos análisis. A fin y a cuentas, el jugador es el único que exprime el título y el único que puede ver los matices a los que otro optan por decir si es blanco o negro.

    Imagen de perfil de PaRappa GrandmasterPaRappa Grandmaster
    Participante
    #41370

    A mala lluvia, buen paraguas :P.
    Coincidimos en muchos puntos. Al fin y al cabo es ocio, tanto jugar a videojuegos como escribir sobre ellos… Sí, para algunos es trabajo también, pero hay que tener criterio y opinión y no dejarte arrastrar por los “gurús”, que por mucha “voz” que tengan, su opinión es tan válida como la nuestra.
    Las pataletas sobre el E3 eran predecibles, lo importante es quejarse del vecino y llorar por lo tuyo, me recuerda al fútbol xD, aunque no todo el mundo lo tenga como algo obsesivamente primordial, algunos sencillamente disfrutan viendo un partido y en los videojuegos pasa lo mismo, aunque ésto no quita que este E3 haya sido una mierda pinchada en un palo, eh xDDDD.

    #41371

    No, claro que no hay que omitir la crítica porque una crítica ayuda a crear debate y reflexionar. Pero siendo una crítica razonada. Si, como en tu caso, pruebas el juego y no te gusta por x razones objetivas, la crítica es justificada.

    El artículo va más enfocado a las críticas a juegos que ni siquiera han salido al mercado y la gente critica por el mero hecho de criticar. Sobre todo cuando esas críticas se basan en gustos personales y se intentan imponer a los demás.

    #41372

    “Eso sí, tampoco me voy a desgastar rajando al “Call of Battlefield 15″ de turno cuando no he jugado ni pienso jugar, y prefiero dedicar mi tiempo a otras cosas.”

    Esto. La gente en vez de criticar aleatoriamente debería dedicar su tiempo a cosas más productivas. A mí, por ejemplo, Watch Dogs no me llama en absoluto. Pero no le veo sentido en ir criticando al juego por ser un simulador de caminar y hackear dispositivos electrónicos.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41373

    A esas propuestas me refería yo… aunque siguen en mi estantería con el precinto puesto… 🙁

Viendo 9 publicaciones - del 1 al 9 (de un total de 9)

Debes estar registrado para responder a este debate.