¿Olvidates tu contraseña?

Preferencia videolúdica

2013-12-14
6 comentarios

“¿Cuál es tu videojuego favorito?” Seguramente el que más y el que menos se habrá planteado en algún momento de su vida esta cuestión, y muy probablemente también la haya realizado y recibido. No sólo podríamos limitarla a nuestro universo videolúdico, ya que podríamos extrapolarla a absolutamente todas las expresiones culturales y artísticas existentes, como el cine o la literatura, pero de momento vamos a centrarnos sólo en los juegos. La importancia de la respuesta a esa pregunta cobra un significado especial y trascendente, pues la obra elegida otorga de manera ineludible muchísima información sobre nosotros mismos. Y ya no sólo como jugadores, sino también como personas.

Pensadlo por un momento. El ser humano toma decisiones referentes a otras personas en cuestión de segundos. En menos tiempo del que imaginamos, nuestro cerebro sabe si nuestro interlocutor nos cae bien, mal, fatal o si nos podríamos llegar a enamorar de él, tan sólo escuchándole hablar y expresarse durante unos instantes. Obviamente, un trato mucho más profundo y longevo nos permitirá extraer conclusiones mucho más válidas, pero no quita la enorme importancia que tiene hoy día en nuestra sociedad el causar una buena primera impresión. De ahí mismo la importancia de lo comentado con anterioridad. Nuestro “videojuego favorito” va a provocar que se formen juicios automáticos en la gente que lo conozca, y si se trata de auténticos enamorados de este mundo (como nosotros), más si cabe.

Podríamos ahondar mucho en los motivos por los cuales siempre uno suele elegir uno o unos juegos muy concretos para responder a esta pregunta, o por qué siempre se nos vienen a la cabeza los mismos títulos. Siempre se debe tener en cuenta que cada persona es un mundo, pero aún así, podríamos estar de acuerdo en que las razones que nos impulsan a pronunciar el nombre de cierta obra casi automáticamente para replicar, son puramente emocionales. El primer videojuego que nos enamoró, que nos marcó en lo más profundo de nuestro ser y que nos demostró que este mundo tan peculiar puede ir mucho más allá del mero entretenimiento, traspasando fronteras que jamás podríamos haber imaginado, suele ser nuestro elegido. Ese que siempre va a estar en nuestros corazones por siempre porque, de una forma u otra, forma parte de la historia de nuestra propia vida.

Una vez que somos conscientes de la envergadura de este asunto, poco más se debería añadir para convencer sobre la enorme información que proporciona esta elección sobre nosotros mismos. ¿Quién no ha sentido, de repente, una afinidad automática con cierta persona a la que le encanta el mismo juego que a nosotros nos apasiona? O también al contrario, ¿a quién no ha molestado que alguien tenga unas duras palabras (aunque sea una opinión totalmente personal) sobre nuestro juego fetiche? Esos lazos de unión con la obra en cuestión jamás se van a romper, porque repito, queda demostrado que se integra en nosotros y en nuestra vida de una forma extraordinaria, y nunca nos va a abandonar.

La relación con nuestro videojuego favorito, además, supera las barreras de la nostalgia, y aunque lo volvamos a jugar años después de ese primer encuentro mágico, siempre vamos a perdonar todos o casi todos sus fallos o puntos negativos, porque sencillamente los puntos positivos que nos aporta son ilimitados. Es un nexo muy parecido al que sienten las personas al enamorarse, eliminando de forma inconsciente los fallos de su pareja, e incluso llegando a considerarlos parte de lo positivo. Aunque, si me lo permitís, en el caso del juego sí que se cumple a rajatabla el “para siempre” y “hasta que la muerte os separe”, cosa que no suele ocurrir con las personas (o no en todos los casos). Aunque tampoco quiero crear debate sobre ese tema ni estoy de acuerdo con aquellos individuos que deciden superar ciertos límites y casarse con videojuegos o máquinas, pero ese hecho curioso también sirve para confirmar la comparación.

Esto no quiere decir que obviemos los errores de la obra o que no seamos conscientes de ellos, pues no se llega en ningún momento a estar “cegado” a pesar de ese amor que hemos comentado. Como ejemplo, expondré un caso que ya me he encontrado en más de una ocasión; hablo de multitud de gente que suele responder a esa famosa pregunta con un claro, rápido y contunde Final Fantasy VII (íd; Square, 1997), pero que inmediatamente después suele añadir: “a pesar de que no es el mejor juego de esa saga”, o de recomendarme directamente que juegue a otro título antes que a ese. Con ello queda demostrado que los defectos del videojuego no son ajenos al sujeto, pero sí que se les da una importancia minúscula en comparación a otro jugador que no haya desarrollado ese vínculo con el mismo producto.

Con todo, es evidente que aunque sea una pregunta muy recurrente y vulgar y seguramente a muchos les moleste responderla o formularla, es la que más conocimientos va a aportar sobre nuestra experiencia como jugadores y sobre nuestra forma de entender este mundo. Porque lo importante no es si decimos uno u otro título, o si pertenece a una compañía u otra, o si es de hace treinta años o tres, si no el por qué. Ese videojuego elegido es nuestra carta de presentación. Y seguramente sea la misma carta que nosotros recibimos aquel día sin esperarlo, y que nos hizo descubrir ese camino tan maravilloso por el cual ahora mismo continuamos. Y siempre con esa misma carta guardada en el corazón. Y ahora sí, por aquello del ser consecuente con uno mismo y no dejar que nadie se quede sin pensar, por un instante, sobre cuales son sus preferencia, lanzo la pregunta: ¿Cuál es tu videojuego favorito?

Inicio Foros Preferencia videolúdica

  • Imagen de perfil de Álex ParejaÁlex Pareja
    Participante
    #35231

    “¿Cuál es tu videojuego favorito?” Seguramente el que más y el que menos se habrá planteado en algún momento de su vida esta cuestión, y muy probablem
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/opinion/preferencia-videoludica/

    Imagen de perfil de JoseJavierJoseJavier
    Participante
    #35232

    Eso es algo que pasa inconscientemente, siempre tiene uno una referencia o un grupo de tres o cuatro de ellas, que es lo que usamos para “baremar”, por así decirlo. Así cada vez que algún juego/disco/película nos emociona hacemos una comparativa, a ver si pasa el test de entrar a dicho grupo, el grupo más selecto entre los selectos, que, obviamente, casi ninguno alcanza (si no tendríamos 50 juegos favoritos favoritos, y no, entre ellos ha de destacar un grupo reducidísimo erigido de entre todos ellos).

    Estoy muy de acuerdo en que la elección de dicho título es más emocional que otra cosa, responde no a cuestiones técnicas, más bien a sentimientos y sensaciones despertadas en nosotros. Y sí, es cierto, como todo en esta vida, encontrar a alguien que comparta pasión por lo que te apasiona te hace sentir afinidad hacia él.

    Y después de este magnífico artículo en el que haces una reflexión acojonante, te comento, mi videojuego favorito, posiblemente sea Xenoblade Chronicles, que como bien dices, tiene sus fallos, pero me ha aportado más sensaciones diferentes y lo he vivido más que cualquier otro juego, me emocionó desde el principio hasta el final.

    Imagen de perfil de Álex ParejaÁlex Pareja
    Participante
    #35233

    Muchas gracias por tu comentario!

    Me alegro de que estés de acuerdo con el artículo y que tus propias vivencias en este mundo así lo confirmen. Evidentemente, y como bien dices, nos pueden gustar muchísimos juegos pero es muy complicado que pasen ese “filtro” que haga que entren en ese reducido grupo de obras que nos enamoran y que nos aportan mucho más de lo que hubiésemos imaginado.

    Disfruta de tus juegos favoritos, y de los demás también. Gracias de nuevo!

    Imagen de perfil de salore78salore78
    Participante
    #35234

    Espléndida reflexión.

    La verdad es que nombrar nuestro juego o nuestros juegos favoritos es una carta de presentación de lo qué somos o de lo qué pensamos; pero muchos títulos, o el título, llegan a ser tu preferido según las circunstancias de un tiempo concreto e incluso de un estado anímico momentáneo muchas veces independientemente de la calidad del juego o de lo que transmite éste. También es cierto que muchos grandes juegos son atemporales e impactan igualmente si los jugaste en su época o varios años después, pero también hay muchos que si nos los jugaste en su tiempo no impactan de la misma manera que si lo juegas fuera de su “momento”. Daría para estudio psicológico y antropológico.

    Respecto a las afinidades es totalmente cierto que según que gustos “videojueguiles” tiene una persona, ésta, te puede caer mejor o peor sin conocerla en profundidad. Incluso se da el caso que primero te puede caer no demasiado bien y cuando descubres sus gustos en videojuegos y coinciden con los tuyos, automáticamente lo miras con distintos ojos.

    Seré muy tópico al decir que no puedo escoger un solo juego como favorito entre mis preferidos. Cada uno, a su manera, me han aportado distintos elementos que me han marcado como jugador. Si tengo que escoger uno para responder la pregunta que planteas, pues diré, a bote pronto, el primero que me viene a la cabeza y este es el Metal Gear Solid de Playstation. Sus mecánicas de infiltración, el carisma de Solid Snake, la temática de conflicto nuclear, la historia que se desarrolla entre Snake y Meryl, los motivos de los distintos jefes finales, un antagonista potente como Liquid, las cinemáticas para desarrollar la historia bastante bien implementadas y tantos otros pequeños detalles que me marcaron de este juego, son un referente para mí cuando se trata de hablar de uno de mis juegos preferidos.

    Imagen de perfil de mirlo2006mirlo2006
    Participante
    #35235

    Mi videojuego favorito… soy del montón…FINAL FANTASY VII, el porqué, lo jugué en un momento especial, a parte de la calidad innegable del juego (yo soy de los que piensan que está entre los 3 mejores de la saga), venía de un período largo de estar alejado de los videojuegos y este JRPG me devolvió la afición y la fe en este mundillo, recuerdo las largas tardes de invierno, calentito en mi habitación devanándome los sesos para encontrar una buena combinación de materias y obsesionado con Sephirot, la clave como bien dices en el artículo el porqué y el cómo y no el qué.
    Muy cerquita de este pondría, al igual que Dani, Metal Gear Solid de PSX por los detallazos que quedaron grabados en mi retina para siempre (ese combate contra PsicoMantis en el que me leyó la tarjeta de memoria y me dijo: “veo que te gusta Castlevania”), yo ingenuo de mí no caí en el momento de como podía saber eso y me dejó helado y reflexionando de lo que se podía llegar a alcanzar con un videojuego.
    Y no me quiero olvidar de King´s Valley de MSX, mi primer juego y viaje a la infancia directamente, aún a día de hoy me encuentro tatareando su musiquilla…

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #35236

    Pues ya que esto va de decir cúal es ese videojuego al que uno le tiene especial cariño me lanzaré a desvelar mis juegos. Metidos en tres etapas, infancia, adolescencia y madurez. El título que marcó mi infancia y por varios motivos es Alex Kidd in Miracle World. Y lo es por varios motivos, el primero porque es un juego mágico, complicado, lleno de sorpresas y realmente adictivo. El según movito, porque cualquiera que me conozca sabe que fue una verdadera sorpresa el descubrir que una consola podía funcionar sin cartuchos.

    El juego que marcó mi adolescencia fue el mismo que menciona Victor, Final Fantasy VII pese a no ser el mejor de la Saga (para mí Final Fantasy VI es el mejor) sí que consiguió atraparme. Por historia, por posibilidades, por personajes, por Jénova, por Sephirot y sobre todo por querer salvar a Aeris. Un título mencionados por muchos pero resalta sobre todo por las referencias hacia muchos aspectos que movían las inquietudes del señor Sakaguchi.

    El tercero, y espero que no sea el último, es algo más actual. De hecho, se sitúa a la par que los anteriores mencionados por saber ofrecerme esa mezclanza que tanto me gusta. Hablo de Borderlands (y por ende Borderlands 2) y lo es por saber ofrecer en un mundo plagado de FPS un toque distinto, desenfadado y sobre todo muy, muy, muy adictivo.

    Mis 3 juegos favoritos sin duda y me dejo por el camino un retamal de títulos merecedores de esa categoría. Porque en realidad lo justo es poder hablar con tranquilidad de Killer Instinct, Super Mario Bros. 3, Secret of Mana, Eternal Darkness, Baten Kaitos, God Hand, Okami o Bayonneta sin que eso suponga el desmerecer o encumbrar a otros.

    En todo caso, siempre quedará volver a mirar con añoranza esos juegos y desear “infructuosamente” el hecho de querer volverlos jugar.

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #35237

    Aunque hay muchos videojuegos en mi estantería de preferencia (Dark Souls, A Link to the Past, Mass Effect o Star Wars: Jedi Knight…) hay uno que los supera a todos y es – redoble de tambores – el Metroid Prime (a estas alturas esta confesión no pillará a nadie por sorpresa :D).

    Desde que leí su avance y su análisis en la revista Nintendo Acción – era joven – estuve suplicando a mis padres durante un año que me comprasen por mi cumpleaños una Nintendo GameCube. Había echado muchísimas horas a los Metroid en 2D (sobre todo a Fusion) y era un fanático de los FPS y al ver la combinación de ambos se me abrió el cielo. Lógicamente fue el primer videojuego que me compré para la NGC (junto con el Wind Waker) y ha sido la única vez que he jugado a un título con un hype que se desbordaba y no me ha decepcionado, al contrario, superó con creces todas mis expectativas. Retro Studios plasmó a la perfección el alma de la saga Metroid y le añadió una nueva dimensión; soledad absoluta, biosfera alienígena y hostil, exploración concienzuda, decenas de secretos, inmersión inmejorable (hasta que llegó el wiimote) y un control excelente. Recorrer los rincones de Tallon IV han calado muy hondo en mi persona y nunca me cansaré de recomendar Metroid Prime (tanto el videojuego como la trilogía).

    Gran artículo Alex y gracias por invitarnos a poner nuestro videojuego favorito, es algo sobre lo que nunca me cansaré de escribir.

Viendo 7 publicaciones - del 1 al 7 (de un total de 7)

Debes estar registrado para responder a este debate.