¿Olvidates tu contraseña?

Black or White: Batman Arkham Asylum

2012-05-31
2 comentarios

No nos engañemos, el binomio súper héroe y videojuego funciona peor que el de súper héroe y película. Si no los tenemos en danza reostiandose entre ellos a modo de Marvel vs. Capcom: Clash of Super Heroes (Capcom, 1998), cualquier otra propuesta se mueve entre lo malo y lo desechable. Podría nombrarles mil ejemplos, pero ustedes saben muy bien que esto es un mal endémico que arrastramos en este sector, y lo hemos normalizado a base de ignorar esas penosas propuestas que se atreven a llamar videojuego.

Los que hemos soñado entre comics de Marvel o DC, tenemos por nuestro súper héroe favorito un fervor y una fe ciega que roza lo absurdo. Siendo Batman “El Súper Heroe” para un servidor, entenderán ustedes que desde aquel barrigudo e isométrico avatar creado por Jon Ritman y Bernie Drummond en Batman (Ocean, 1986) como primera aparición en los videojuegos, el resto de propuestas no han hecho más que ridiculizar al murciélago de Gotham City como Payaso de Micolor a ritmo de onomatopeyas propias de cualquier presentador de Disney Channel. No perderemos el tiempo en repasarlas todas porque me da hasta grima pensar en la cantidad de gamers que se han quedado con esa imagen carnavalesca del Caballero Oscuro.

Con esta sensación de vacío, cuando uno lee por primera vez que Batman: Arkham Asylum (Rocksteady Studios, 2009) se basará en el Batman de los comics, el hype sube enteros de forma galopante generando una relectura de mi soberana colección de cómics de la creación de Bob Kane. Por fin parece asomar en el horizonte una propuesta seria y con respeto al súper héroe y a su creador, totalmente alejada de aquellas representaciones ridículas que no hacían más que alimentar a aquellos que gustaban de burlarse del personaje, cuestionando su papel de súper héroe. Mi última referencia válida, el film El Caballero Oscuro (Christopher Nolan, 2005) me permitió soñar que era posible vivir una aventura similar desde mi consola.

Con estas premisas, reto a mi adoración hacia el personaje, con la propuesta de Rocksteady Studios. Tras rejugarlo varias veces (la última para escribir este artículo), sólo tengo una palabra para definir mi sensación, desilusión. El diseño en general y el guión son aceptables, la banda sonora cumple, el doblaje en inglés pasable (a excepción de Joker, que nos han vuelto a colar al ex Luke Skywallker, Mark Hamill); pero sigo sin comprender como con todos estos mimbres, el personaje no transmite nada. Han puesto a Batman, pero podrían haber puesto a Fatman (el barrigudo de Ocean) y el juego sigue siendo el mismo. Es cierto que los flashbacks a la infancia de Bruce Wayne le intentan dar una profundidad al personaje para que el jugador desarrolle cierta empatía hacia él. Pero no funciona.

Por otra parte, la dinámica del juego es repetitiva. Ya sé que puedes actuar de forma sigilosa o con acción directa, pero en los niveles más altos de dificultad, se impone la ley del Batarang para avanzar de forma rápida. Quedándonos con la acción directa [la parte de sigilo no llega ni a sucedáneo de Metal Gear Solid (Konami, 1998)], tenemos combos repetitivos versus enemigos con menos IA que un cable analógico. Pero aquí no acaba el desastre. Tras unas cuantas horas de acción repetitiva, llegamos al duelo final contra Joker. Cuando la dificultad está en los secuaces que le acompañan, ya me dirán ustedes dónde queda el archienemigo de Batman. Un combate final que pudiendo ser épico [véase Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots (Konami, 2008)], y salvar la mediocridad del resto del juego, te deja un sabor de boca seco y amargo, visualizando de nuevo la figura odiosa del Batman onomatopéyico de dudosa reputación.

batman-arkham-asylum-joker-opinion-videojuegos-zehngames

batman-arkham-asylum-harley-quin-opinion-videojuegos-zehngames
 

Y entonces, ¿qué es aquello que consigue mantener enganchado al jugador? La respuesta tiene dos nombres, simplemente con su aparición consiguen borrar todo rastro de reiteración para asestar un golpe en la mandíbula al jugador y decirle: “¡eh! ¡Ni se te ocurra menospreciarme!” Dos hombres tan oscuros como Batman. Porque el hombre murciélago es oscuro, es tenebroso y anda perdido en un mundo entre la luz – la que desprende el haz de luz que le llama – y la oscuridad de su Batcueva. Joker y el Espantapájaros, nada más ni nada menos, son los dos villanos que mantienen el juego en todo su esplendor. Sin necesidad de mucho más que un buen motor gráfico, una puesta en escena magnífica y un cambio de perspectiva en la mecánica del juego. Joker por su atracción natural hacia lo retorcido nos plantea un situación perfecta para ser atrapados por el juego. El manicomio – hecho cárcel – será la trampa perfecta donde ejecutar un perfecto plan lleno de momentos sublimes.

Y es que Batman Arkham Asylum es un repaso por el mundo Batman, algo que al menos se agradece y que consigue – por momentos – sonsacarte una sonrisa por la cantidad de elementos que aporta al jugador. Tanto que de no ser un auténtico fanático hace que uno se adentre en el mundillo DC sin ningún tipo de complejo. Gadgets, villanos, mamporros gratuitos y golpes de aire fresco que oxigenan fórmulas obsoletas de avance por la historia. Algo que la aparición de “El Espantapájaros” solventa de un plumazo, creando una “zona” de juego única, diferente y refrescante. Algo que seguramente dota al título de algo por lo que ser recordado. Y sin duda, pese a que Fatman jamás volverá a ser un héroe por culpa de Christopher Nolan, podemos sentir el abrazo del Caballero Oscuro ejerciendo presión sombre nuestra nuez para recordarnos que él y sólo él tiene potestad para erigirse el señor de la noche.

Imagen de perfil de Melon Blando

Melon Blando

8 entradas como autor
Nadie conoce mejor que yo la sensación de incapacidad que produce el querer pasarte un juego a cuchillo y darte cuenta que a lo que juegas es Pac-Man. Una mezcla perfecta entre Barbie monta a Caballo y lo peor de Cooking Mama. Si alguien me dice que mi Atari daría paso a la creación de tales atrocidades, seguramente no hubiera sido jamás un gamer. Por cierto, tengo todas las consolas...sí, doy asco.

Etiquetas:

, , , , ,

Comentarios

  1. Ekon dice:

    Mi pregunta es simple: a usted le gusta algún juego?

    Únicamente he jugado a Arkham City y me pareció simplemente magnífico, seguramente que su antecesor descuartizado por usted ahora mismo, Arkham Asylum sea algo parecido a la fase beta de lo que ha sido Arkham City.

    A todo esto, tu destripamiento y baño de bilis tiene sentido, un juego en el cual se basa en un personaje como Batman tiene que cumplir con creces y no únicamente rozar la buena nota.

    Espero con creces que a partir de el gran trabajo que ha echo Rocksteady con estos 2 títulos, la fusión de superheroe-videojuego, cambie su rumbo para hacer adaptaciones magníficas.

  2. Imagen de perfil de Raul Factory Raul Factory dice:

    En términos generales, BAA, es un juego notable. Quizás por ser el primero en redactar una buena historia de súper héroes, se merece ese trato especial. No obstante, tiene detalles totalmente mejorables como bien apunta el Sr. Blando. Lo de la IA de los enemigos, floja, floja…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *