¿Olvidates tu contraseña?

La búsqueda del poder dentro del videojuego

2014-03-23
1 comentario

“Vaya pérdida de talento. Él eligió el dinero en lugar del poder, un error que en este pueblo casi todos cometen. Dinero es la gran mansión en Sarasota que empieza a caerse a pedazos después de diez años. Poder es el viejo edificio de roca que resiste por siglos.”

Con esta frase sentencia y diferencia Frank Underwood (Kevin Spacey) en la maravillosa serie House of Cards (Beau Willimon, 2013) ente poder y dinero, dos de los motores más importantes del ser humano. Todos nos movemos por uno de los dos motivos expuestos, de hecho, el primero, el dinero, en muchas ocasiones, no es más que el puente que nos lleva a conseguir el segundo, el poder. Este no debemos entenderlo únicamente como poder político o militar, sino como la puerta que deja abierta una posibilidad, la oportunidad de hacer algo y que esto salga bien, especialmente la oportunidad de que alguien haga algo por nosotros. Etimológicamente la palabra poder proviene del latín vulgar, posere, que a su vez procede del seminal indoeuropeo (poti = amo, dueño, esposo). Por tanto, en su origen, la palabra poder viene de la relación de superioridad de un hombre sobre otro, ya sea este un esclavo, un siervo, una mujer o un hombre libre.

Con toda la retahíla de palabras anteriores únicamente deseábamos sentar las bases del discurso. El poder es algo que todos buscamos y que aunque esté mal visto afirmar en público que ese es nuestro deseo nuestra sociedad nos empuja a todo lo contrario. Por tanto, se busca obtenerlo y gozar de él en nuestro día a día. La gran mayoría de los sucesos y acontecimientos históricos se pueden explicar a través de la búsqueda de ese poder, amen, por supuesto, de otras muchísimas causas estructurales y coyunturales, pero sin duda el ansia de poder del ser humano ha ido marcando la diferencia. La fuerza que existe dentro de nosotros por querer dominar al hombre que está sentado al lado nuestro o influir sobre la opinión de los demás es la prueba más palpable. Por tanto, en esta sociedad de valores contradictorios, la búsqueda de poder de puertas para afuera está mal visto, sin embargo de puertas para adentro es algo habitual.

Las nuevas tecnologías no han escapado a este sentimiento humano más antiguo que el tiempo. Nuestro día a día en la plataforma social Twitter parece no entenderse sin ese ansía por acaparar nuevos seguidores y obtener más “reputación” que aquel o el otro. Centrando el tema al sector que nos atañe, los videojuegos, este aspecto está igualmente representado en la gran mayoría de los juegos, sean estos del género que sean. La búsqueda de poder dentro de los títulos videolúdicos es más que evidente, la subida de niveles para poder derrotar a ese enemigo, la recolección de recursos para poder investigar esa tecnología, la búsqueda de la combinación de botones idónea para poder derrotar al contrincante, la búsqueda de un equipo perfecto para poder derrotar al equipo contrario, etc., son solo muestras de esta búsqueda inherente de poder dentro del videojuego.

En todos los títulos videolúdicos existe este componente de búsqueda del poder, hasta en títulos cuya jugabilidad es mecánica pura como Tetris (íd.; Alekséi Pázhitnov, 1984)  , donde nos afanamos en unir las piezas siguiendo determinadas combinaciones para poder alcanzar el éxito en la partida y demostrarnos a nosotros mismos que podemos superar ese obstáculo, pero también para demostrárselo al otro, para poder quedar por encima. Como podemos observar, la palabra poder se repite continuamente en todas las descripciones realizadas en esta entrada, prueba palpable de la injerencia de este concepto en el medio del que hablamos. De hecho es tal esta inclusión del carácter humano de búsqueda de poder en los videojuegos que existe un género únicamente dedicado a este aspecto.

tetris_london videojuegos zehngames

Los MMORPG (Massive Multiplayer Online Role Playing Games) son la prueba palpable de todas las sentencias anteriores. En estos títulos la historia queda reducida a la estructura, al marco y son los personajes los que la crean a través de sus partidas. Sin embargo estas partidas se han convertido en la búsqueda del poder dentro del juego a través de la consecución de ridículos objetivos como recolectar diferentes minerales o pasar horas y horas realizando actividades mecánicas para poder obtener los medios necesarios para poder hacerse con esa armadura o arma necesaria para poder vencer al otro, que no es más que el avatar de una persona física. Este género es el epitome de esta sentencia, todo se reduce a la búsqueda del poder para inclinar al contrario ante tu personaje, y es que ¿Hay algo más humano que esto?

La búsqueda del poder entendido en todas sus vertientes es algo inherente al ser humano y por tanto no es inusual que esta práctica se plasme en los videojuegos. De hecho se ha plasmado de tal manera que es una de las mecánicas más utilizadas en todos los títulos videolúdicos, desde los más puros, como hemos mencionado, hasta los más recientes, convirtiendo el concepto poder en uno de los más utilizados en el vocabulario del jugador de videojuegos.

Frank Underwood Game of Thrones videojuegos zehngames

Inicio Foros La búsqueda del poder dentro del videojuego

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.