¿Olvidates tu contraseña?

“Hola, sígueme, trabaja, pdrrrrt” o el Complejo de Mudokon

2013-10-07
13 comentarios

Quizá me he saltado todos los cánones periodísticos tanto en forma, contenido o uso de un titular, pero el caso es que soy un ferviente amante del efecto que puede provocar una serie de palabras, bien articuladas, en nuestro cerebro. Y es que, ¿para qué me voy a poner trascendental, si con una sencilla cadena de comandos puedo dejar claro lo que quiero expresar? No es que me haya vuelto loco, o que escribir en este medio me haga adentrarme en terrenos filosóficos. La cosa trata sobre la sociedad humana, la industria del videojuego y sentirse como un Mudokon.

Para aquellos que nunca hayan residido en Oddworld, la raza Mudokon es una sociedad que, tristemente, parodia a la raza humana con despiadada efectividad. Frágiles, ingenuos, de risa fácil… y con una sorprendente habilidad para controlar las acciones de sus vecinos. Porque si algo destaca en estos seres de tez verdosa, es que desarrollan una penosa existencia hasta que llega un congénere algo más espabilado y les indica el camino a seguir. Este “héroe” anónimo no necesita ser carismático, guapo o inteligente. ¡Demonios! Ni siquiera necesita ser más fuerte. Basta con un intercambio de órdenes y andar hacia una dirección, para que los Oddworld Inhabitants le sigan sin pensar… incluso hacia un abismo. Allí o a un lugar en el que no querrían estar en condiciones normales, aunque ya sea demasiado tarde, porque ya han caído en su influjo. Él les dijo “sígueme” y ellos sin pensar, dijeron algo de lo que podrían arrepentirse toda la vida:

“¡Vale!”

El Mudokon medio está harto de estar trabajando en algo que no le gusta, por lo que seguir a alguien que promete una nueva vida no es algo que les cueste. Volver con su tribu, aventurarse a la jungla exterior, beber un poco de Soulstorm, estudiar la cultura del videojuego, trabajar en la industria, lanzarse a la creación del título definitivo… ¿quién los va a culpar? Un servidor al menos admite que ambiciona todo eso (sobre todo lo del Soulstorm) y que todavía desconozce el camino completo hacia la resolución definitiva de sus metas. Y he aquí que actúa el llamado Complejo de Mudokon acuñado por reputados catedráticos de la Universidad de Melee Island– cuando, en pleno camino, te das cuenta de que quizá te has equivocado al seguir a un mindundi de piel azul, que te convenció de ser el elegido, el único e irremplazable gurú. Y ahora sí. Hablemos claro, antes de que nos salgan garras y coletas.

La sociedad actual está llena de “gente que se cree Abe y que no llega ni a pedo”

Superado el shock provocado por esta última declaración -admito que hasta a mí me chocó-, aquellos que hayan alcanzado esta parte del artículo, comprenderán perfectamente esta reinterpretación del refranero español.

Ahora, os ofrezco una pequeña lista para sustituir a nuestro héroe Mudokon por un ejemplo más claro:

De estos ejemplos, ¿quién puede guiarnos y quién es un farsante? –el que escribe no se fiaría de un tipo que pone su propio medio en la lista– ¿no tienen la sensación de que la industria del videojuego rebosa alarmantemente de ellos?

Es un hecho que en este mundo sobran muchos charlatanes y expertos en la materia, que lo único que hacen es restar y confundir a aquellos que desean aprender y aportar. Así, vemos carísimos cursos formativos dirigidos por personas poco preparadas, medios de comunicación que se dedican más a la desinformación que a otra cosa, “desarrolladores” que anuncian haber descubierto la llave para el GOTY,…
Y una vez más, pregunto, si así está el panorama, ¿a quién podemos seguir cuando nos perdemos?

Habrá quién diga que seguir a alguien denota falta de personalidad. Un servidor piensa que todos, en algún momento, necesitamos un guía -ya que game designer no se nace-. El verdadero problema no es que el mundo esté lleno de académicos, gurús, hipsters, cantamañanas, youtubers y demás miembros del club del humo. El verdadero problema es que todos nos dejamos llevar por ellos, en mayor o menor medida, en vez de descoser nuestra boca de Mudokon y decir claramente “no tienes ni pajolera idea de lo que dices. Es más fácil seguir a lo nuestro y dejar que sigan gamificando a los que quieren formarse o simplemente saber más de esta cultura, por el módico precio de mucho y más.

Debemos acostumbrarnos a hacer oídos sordos al que sólo pide que le sigas y trabajes sin preguntar. Y es aquí dónde elevo la voz por los pocos que sufren la injusticia de que tenga que generalizar en este artículo. Aquellos que te ven andar a ciegas y construyen puentes para que no caigas o te abren puertas por el mero hecho de seguir adelante. Profesionales que no dudan en orientar y animar. Esos que tanto necesita la industria del videojuego, pero que difícilmente conocerás, porque no se ponen extensos y llamativos perfiles de LinkedIn.

Acabemos con el Complejo de Mudokon, huyamos del “Hola, sígueme, trabaja“, sigamos andando y, en el caso de que tengamos dudas, estudiemos bien a quién le estamos solicitando la mano. No vaya a ser que nuestro guía torne en un enorme fiasco que a la menor señal de precipicio, sólo sea capaz de emitir un aclarador “pdrrrt“.

Inicio Foros “Hola, sígueme, trabaja, pdrrrrt” o el Complejo de Mudokon

  • Imagen de perfil de DespiramDespiram
    Participante
    #35875

    Quizá me he saltado todos los cánones periodísticos tanto en forma, contenido o uso de un titular, pero el caso es que soy un ferviente amante del efe
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/opinion/hola-sigueme-trabaja-pdrrrrt-o-el-complejo-de-mudokon/

    Imagen de perfil de mirlo2006mirlo2006
    Participante
    #35876

    Muy bueno. Está claro que este mundillo hoy en día se ha convertido en un vergel de ídolos de barro, que hasta tienen cierto poder, ya que la masa a la que suelen ir dirigidos por desgracia es fácilmente manipulable. Supongo que es un medio de fácil acceso para trepas compulsivos con aires de grandeza y por otro lado también es muy accesible a trolls que viven permanentemente en la cultura de la queja. Se retroalimentan.
    Cuál es el punto correcto? Yo creo que es beber de todas las fuentes para tener criterio y opinión propia, no sentir vergüenza ajena de seguir a aquellos en los que crees y ser tu mismo. No es fácil mantener este equilibrio ya que el bombardeo de gurús, estrellas de youtube y demás personajes es constante y algunos como es lógico buscan reconocimiento en lo que hacen, pero sin vender su alma al diablo…complicado.
    Gran artículo.

    Imagen de perfil de DespiramDespiram
    Participante
    #35877

    Yo simplemente creo que se suma lo poquísimo que hay escrito sobre el videojuego, con lo popular que es como cultura. También te doy la razón en lo de consultar diferentes fuentes aunque, en mi opinión, eso es algo que deberíamos hacer todos con todo.

    No obstante, destaco aquellos momentos en los que uno necesitaba un referente, por narices, y comienza el ataque de desinformadores. ¿Cuántas personas se han quedado en el camino de cumplir sus metas por culpa de una mala orientación? Por eso alabo a medios como Zehn Games, que en vez de potenciar la cantidad y la rapidez, aportan lo que más necesita la industria: calidad y pensadores.

    Esperemos que esta transición dure poco y que podamos ser menos Mudokon y más Lemming: “Palante sin mirar a atrás”

    Imagen de perfil de LoquoLoquo
    Participante
    #35878

    Divertidísimo artículo. Soy un gran fan de la saga Oddworld, y Abe’s Oddysee podría decirse que es mi videojuego fetiche. Quizá no sea el mejor objetivamente, pero es el que más me ha marcado.

    Yo creo que no sólo los mudokons parodian a los humanos. Los glukkons, los sligs (¿los slogs quizá también?) y otras especies también parodian de manera muy certera otras lacras de la humanidad: la falta de escrúpulos, el desprecio por la naturaleza y el modo de vida que sólo busca el interés personal. En contraposición, los mudokons y las razas nativas son manipulables, simples y débiles. La crítica a la sociedad y su organización piramidael es clara y meridiana (alguna vez incluso he escrito al respecto), y la extensión que haces para relacionarla con los que nos dejamos llevar por los cantos de sirena de tal o cual gurú me parece muy acertada. Felicidades.

    Imagen de perfil de Hilario AbadHilario Abad
    Participante
    #35879

    Una lectura muy estimulante. Cuánta razón…

    Imagen de perfil de DespiramDespiram
    Participante
    #35880

    Está claro que la sociedad industrial de Oddworld es una parodia en sí misma de la sociedad humana. De hecho, la traducción no deja duda alguna. No obstante, creo que de todas las comparaciones, la del Mudokon es la que más se adapta al contexto actual: somos muchos, no sabemos adonde ir y nos falta guía/tutela.

    Pero vaya… desgraciadamente también se de la existencia de algún Slig y, por supuesto, de algún Glukkon disfrazado de Mudokon.

    ¿Dónde dices que está el próximo portal de pájaros?

    Imagen de perfil de DespiramDespiram
    Participante
    #35881

    Gracias Hilario y recuerda: antes Lemming que Mudokon

    Imagen de perfil de Beatriz MarcanoBeatriz Marcano
    Participante
    #35882

    Hola Daniel, me agrada el llamado de atención que haces sobre el marketing de los cursos de formación y la creación de falsas expectativas.

    Creo que aún las fórmulas para la creación de videojuegos se están construyendo. Lo veo como un laboratorio en constantes pruebas de ensayo y error. Que además es muy voluble en cuanto al establecimiento de fórmulas de “éxito” tanto desde el punto de vista comercial como formativo. Creo que esto obedece en parte a la velocidad con la que cambian las herramientas de creación y los gustos y preferencias del “mercado”.

    Por otra parte esos gustos del “mercado” y las producciones se ven a la vez influidas por condicionamientos económicos y políticos, establecidos como producto de una “gamificación” subrepticia (que ha existido toda la vida) o en otras palabras: condicionamiento social y cultural.

    No se termina de establecer algún “líder” o guía,cuando surge otro. Y pueda que haya gente con gran experiencia en el área (tanto diseñadores como investigadores en educación) que no sean mediáticos o no se dediquen a escribir o difundir sus experiencias y resultados de investigaciones.

    En fin, nos vamos nutriendo todos de todos y creando nuestras propias fórmulas. Lo que si creo que es muy importante es mantener el espíritu crítico, la capacidad de reflexión para detenernos un momento en el camino que estamos siguiendo y plantearnos: ¿Para dónde estoy yendo? tal como lo planteas o como lo estás haciendo tu.

    ¡Éxito en tus proyectos!

    Imagen de perfil de DespiramDespiram
    Participante
    #35883

    Un verdadero placer leerte por aquí, Beatriz.

    La verdad es que poco más tengo que añadir a lo que me planteas. Es obvio que el mercado es, en gran medida, el que crea estas pequeñas “revoluciones” ya que si existe una gran demanda de -por ejemplo- formación en videojuegos, es normal que aparezcan abanderados de todo tipo.

    La verdad es que el gran motivo de esta entrada es el que señalas: mantener vivo el espíritu crítico, que no sólo nos permite evitar a desinformadores potenciales sino que nos ayudará a afianzar la cultura que todos queremos. La lástima es que el ruido no deje escuchar a profesionales, como tú.

    ¡Gracias por aportar!

    Imagen de perfil de Beatriz MarcanoBeatriz Marcano
    Participante
    #35884

    Gracias a ti por la deferencia, Daniel.

    Saludos y en contacto.

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 14)

Debes estar registrado para responder a este debate.