¿Olvidates tu contraseña?

Fast food y videojuegos

2013-06-24
9 comentarios

Vivimos tiempos con prisas, tiempos en los que no tenemos tiempo para jugar a todo aquello que vamos adquiriendo pero sí parece que tenemos cientos de horas para hablar y discutir sobre videojuegos. Cualquiera diría que disfrutamos más quejándonos que jugando. Pero esa falta de tiempo lleva a muchos a buscar por la red análisis de los próximos lanzamientos para ver cuáles merece la pena tener en su estantería hasta el día que puedan jugarlo.

Afortunado ese jugador que busca, puesto que puede encontrar decenas de análisis, de perspectivas distintas de ese juego sobre el que tiene dudas, ilimitadas visiones personales y únicas con el sello de su autor. El problema es que, aún teniendo la suerte de tener al alcance de sus manos todos esos trabajados artículos, muchos hacen lo mismo: miran el numerito. La nota, esa cifra mágica capaz de maldecir un juego para siempre o llevarlo a la cumbre del éxito. A veces incluso alguno de esos lectores se digna a leer los pros y contras al final del texto, pero la mayoría se quedan ahí, en ese número poderoso.

¿Qué significa esa cifra? ¿Cómo puede contener todo lo que ha querido decir el autor en el texto que lo acompaña? ¿Se puede decidir si comprar o no un juego solamente con eso?

A muchos he hecho esa pregunta y sus respuestas eran similares: “Es por falta de tiempo”. Y yo no puedo más que maravillarme al ver como tan felizmente deciden adquirir un título sin leer esas palabras qué son las que realmente describen todos sus aspectos. El autor se ha esforzado en analizar su historia, su jugabilidad, lo que ha disfrutado de él, las partes que ha detestado, esa anécdota curiosa que le ocurrió en alguna parte del juego. Cada texto es diferente pero tiene un denominador común: un gran esfuerzo por parte de la persona que firma. Unos están mejor escritos que otros, pero en todos ellos está la ilusión de escribir sobre lo que siempre les ha gustado, podemos ver la pasión por los videojuegos en cada palabra y por ello podemos saber que estamos ante personas como nosotros que han disfrutado con un título o se han aburrido al extremo. Siempre he visto esos artículos como la típica conversación que tenemos con nuestros amigos sobre el último videojuego que hemos jugado, pero obviamente llevándolo a la belleza y la elegancia de la escritura. No puedo hablar por todos, por supuesto, pero cuando yo comento con un amigo sobre un título no le hablo de números, sólo hay palabras, sensaciones.

Entonces, ¿por qué esa importancia a una nota? ¿Por qué creemos que esos medios que colocan ese número enorme y brillante encima del texto como si fuera un dios que mira con superioridad el texto que hay debajo son tan sabios y poderosos como para influir en las opiniones del lector sin el uso de la palabra? Sí, hay un texto debajo, pero como decía, la mayoría se decantan por ignorarlo.

Mucho se ha hablado de notas “pagadas”, de juegos mediocres que se han llevado altísimas notas o el caso contrario, títulos que sí que merecían la pena pero que acababan siendo condenados por una cifra baja. Hace poco se ha hablado del caso de The Last of Us (íd.; Naughty Dog, 2013). En todas las redes sociales se repetía hasta la saciedad la cantidad de medios que le habían puesto un diez. No se hablaba de análisis contándonos cómo era el juego ni la experiencia de jugarlo. No nos hablaban de su historia, de su espectacular comienzo o cómo han cuidado hasta el mínimo detalle de los escenarios. Un diez tras otro, no necesitaba más publicidad. La gente ya se volvía loca antes de su lanzamiento al conocer ese hecho proclamándolo como obra maestra sin haberlo tan siquiera probado. Ese es el poder de un número. También recuerdo casos de personas avergonzadas de disfrutar un juego que se había llevado una baja puntuación, jugando a escondidas como si estuvieran cometiendo un crimen, exiliándose ante la culpabilidad de divertirse con ese supuesto título infame.

Con esto no quiero hacer un boicot a esos medios que colocan el numerito junto al título del juego, sino reivindicar el trabajo del autor de esos análisis llenos de esfuerzo, de tiempo escogiendo unas palabras y desechando otras, de amor por su trabajo o su afición. Todos vivimos en estos tiempos con prisas, lo sé, en los que no encontramos ocasión para todo lo que deseamos hacer. Pero muchos de esos excelentes escritores que tenemos en nuestro país son personas que simplemente roban horas al día para escribir, ni siquiera es su trabajo, es un hobby. Cierto es que los medios que colocan la cifra suelen ser los que cuentan con un gran apoyo económico gracias a la publicidad, pero también hay excepciones.

Sinceramente, yo no consigo entender el poder de ese número capaz de hacer invisible al mejor de los textos. Ese siete que significa la vergüenza de un título o el diez que encumbra cualquier juego al Olimpo de los más grandes. Incluso en mis tiempos de lectora de revistas en papel recuerdo ver cómo se evaluaban los distintos aspectos. Hace no mucho ojeaba una MicroManía del 86 y hasta la adicción que creaba se valoraba. Teníamos entonces números, sí, pero no una única cifra, sino medía la calidad de los gráficos o la jugabilidad. Al menos facilitaba un poco más al lector hacerse una idea de cómo iba a ser el título, no como en estos tiempos rápidos que vivimos, que una cifra lo resume todo.

Esa nota es la comida rápida, ese fast food que a veces escogemos, realizado de forma mecánica, sin ningún sabor especial pero que ingerimos por prisas y comodidad. Pero el texto ha sido cocinado a fuego lento, llenando de deliciosos aromas y exquisitos sabores a aquél que se atreve a probarlo. Aparcad las prisas por un día, os aseguro que merece la pena probarlo.

Inicio Foros Fast food y videojuegos

  • Imagen de perfil de Mara GilbertMara Gilbert
    Participante
    #36379

    Vivimos tiempos con prisas, tiempos en los que no tenemos tiempo para jugar a todo aquello que vamos adquiriendo pero sí parece que tenemos cientos de
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/opinion/fast-food-y-videojuegos/

    Imagen de perfil de juarillojuarillo
    Participante
    #36380

    Eso depende del gusto de cada persona. Si no te van los shooters, por muy buena nota que tenga uno, no lo disfrutarás.
    Por eso, primero tienes que buscar juegos que sabes que su género te van a enganchar, leer el análisis y, finalmente, mirar notas.
    Yo he disfrutado juegos como Duke Nukem Forever que son auténtica ponzoña pero porque me gusta el cachondeo que lleva y disfruté mucho del 3D. En cambio, juegos con buena crítica como algunos indies tipo Thomas Was Alone lo tuve que dejar a medias porque me aburría cosa mala.

    Imagen de perfil de EldanEldan
    Participante
    #36381

    ¡Fantástico texto! No podría estar más de acuerdo…

    Imagen de perfil de ArturoMonteduroArturoMonteduro
    Participante
    #36382

    Gran artículo! La sorpresa ha sido leer el autor xD Felicidades Mara!

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #36383

    Gran texto Mara. Yo personalmente veo la nota como un complemento al texto pues siempre me leo el análisis antes (esto ha dado lugar a casos en los que el texto pinta el título de sobresaliente y le cascan luego un 7).

    Incluso prefiero los análisis/críticas/loquesea en los que en lugar de una nota aparece una recomendación final del autor, pues valoro más eso que una nota con decimales (otro tema que me hace mucha gracia, ajustar al decimal xD). Mi modus operandi siempre es el mismo, tengo ciertas webs/blogs de referencia y cuando me llama la atención un videojuego busco sus textos, los leo, y al tener cierta afinidad con los gustos del autor me lo compraré o no (aunque hay videojuegos que me compraré sí o sí aunque me digan que son la mayor basura del siglo, sease todos los Zelda, Metroids, Monster Hunters…).

    Imagen de perfil de MarcosMarcos
    Participante
    #36385

    La nota siempre es un complement al texto, no el resumen de este. El redactor cuenta todo lo vivido, cómo es el juego. Unos pueden ser más descriptivos, otros tirar más del género de opinión y al final tener una valoración numérica que complemente su punto de vista de una manera visible.

    ¿Son innecesarios? En absoluto. Y la verdad que tanta revolución en torno a ella cuando las estrellitas en el mundo del cine no son apenas cuestionada e incluso Filmaffinity o Imdb ha triunfado en torno a ella no lo entiendo. Se necesita una media en torno a unos criterios del medio concreto que les permita al lector poco habitual de medios (el que no está palpando toda la información que salga) ir, en base a su confianza en esa revista, a los títulos más recomendados.

    ¿Que uno se puede perder un buen juego? Pues sí… Pero dudo que la gran mayoría de lectores de las revistas se lean todo. Has de darle esa posibilidad de friltraje. Sea numeros, estrellas o alguna otra cosa similar.

    Imagen de perfil de salore78salore78
    Participante
    #36386

    Felicitarte por el gran texto que te has marcado, resumiendo y aglutinando de manera muy acertada los sentimientos y sensaciones que nos afloran a muchos jugadores/lectores con el tema de las notas.

    El texto es la mejor forma de conocer el juego y saber lo que nos ofrece. Es normal tener sitios de referencia que destaquen más que otros para estar informado y confiar en el criterio de ciertos redactores. Cuando vas leyendo un análisis en estos sitios, sin mirar la nota (si es que la hacen servir para valorar), a medio texto ya sabes que valoración numérica le va a poner y normalmente no me equivoco.

    Más que desechar las notas, tampoco soy contrario de manera efusiva, se le tendría que dar un estado de valor añadido al texto, no de resumen escueto y vacío de un texto trabajado. Hace tiempo, en uno de los blogs que ojeo, comenté que si hubieran los medios para poder hacerlo, la nota de un análisis tendría que ser como un logro/trofeo, que al terminar de leerte el texto y lo que quería transmitirte el autor, se desbloquease el número que concluyese al final las sensaciones del autor en un valor subjetivo.

    La excusa de falta de tiempo no me vale. A veces con una lectura transversal de los análisis descubres cosas que te motivan a hacer una lectura reflexiva y profunda de éste.

    Genial artículo 😉

    Imagen de perfil de IgnasiIgnasi
    Participante
    #36387

    Dos ideas me vienen a la cabeza después de la lectura de tu artículo:

    1) ¿Por qué no incorporar una nota de los juegos haciendo la media de los votos (puntuaciones) que hagan los usuarios/jugadores? De esta manera se evitaría la tradicional forma de evaluar, donde hay un “experto” o “sabio” que es el que pone una nota, y los demás son lectores/usuarios pasivos que deben aceptarla sin más.

    2) ¿Por qué no premiar a los mejores autores y/o columnistas sobre videojuegos? Igual esto contribuiría a potenciar el protagonismo que merecen.

    Imagen de perfil de Marcos Y.Marcos Y.
    Participante
    #36388

    Buenas Ignasi.

    Lo que propones creo que lo hacen en alguna web francesa. Pero esto sirve si tu comunidad de lectores es decente y si tienes un control sobre ella muy muy al segundo casi rozando la censura previa. Mírate Metacritic y dime si no dan ganas de potar con las notas de los lectores en gran parte de sus juegos. Son muy bipolares. No hay media. Un juego indie te lo ponen por las nubes porque lo juegan pocos usuarios generalmente muy atraídos por la propuesta. Y luego otro cambia algúna cosilla mínima y la furia del lector hace que un título notable pase a ser de suspenso por ello.

    En una web donde ocupo de buena parte de la moderación… Te das cuenta que la mayoría de los textos están escritos por quienes le han atraído el juego. Eso sí, encontramos auténticas joyas de futuros redactores en potencia. Pero no dejan de ser el punto de vista de una sola parte. Y si son fans de una saga que se la han cargado cambiando pues las consecuencias pueden ser bestiales. Por no decir que no siempre han jugado a esa obra. Te encuentres con cosas del tipo… “No he jugado al juego pero me paree una mierda”. Pues vale…

    Siempre es fundamnetal la figura del redactor. Se equivocarán en su criterio alguna vez, pero nadie es perfecto. Sus aciertos más que errores determinarán su audiencia.

    Imagen de perfil de DANI_KICKDANI_KICK
    Participante
    #36389

    Totalmente de acuerdo con éste artículo!
    Es cierto que a golpe de talón, como así se ha comprobado, muchos han alcanzado el éxito siendo un título, que lejos de ser el “Dios” de los juegos, queda como un título pasable, como ejemplo el RE 5 o RE 6.
    Pero claro, aquí dejo la pregunta: ¿Pone el redactor que analizó el juego esa nota? Porque aquí encontramos esa “pescadilla” donde se muerde la cola.
    El error, pienso que es en etiquetar sin pararse a probar el título en sí. Por no mencionar, que en muchas ocasiones llegamos a los extremos opuestos: Juzgo por gusto personal (peligroso para las compañías desarrolladoras) o Juzgo por lo que debería de ser a estas alturas (opinión personal comparativa, que también es peligroso).
    También hemos visto prioridades a la hora de comentar títulos, que muchos no son comentados por ser “flojos” para lo que pueden mostrar, con tal de llenar la revista con otros títulos que sí lo merecen. (Ridículo éste caso también). Luego llegas a la tienda y hay un título que no sabes que existía y te quedas con cara de: ¡¿Que juego es éste?!
    Creo que falta profesionalidad y transparencia. Donde el problema radica en etiquetar sin pararse a conocer dicho título.

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 10)

Debes estar registrado para responder a este debate.