¿Olvidates tu contraseña?

Duros a cuatro pesetas

2012-07-09
19 comentarios

El eterno debate sobre el precio de los videojuegos no es nuevo. Conceptos como impuestos, subvenciones, distribución y procedencia, entre otros, son un clásico cada vez que iniciamos una conversación sobre este tema. Al fin y al cabo, de alguna forma, todos somos usuarios finales, y el precio que indica la etiqueta del juego es lo que nos interesa. Otra vía de debate que suele abrirse en estos casos, es la comparativa con antiguas generaciones, por aquello de recordar que los cartuchos de Nintendo 64, por ejemplo, también se pagaban a 60 € de la época, en pesetas claro. Sin duda, es un tema que puede dar horas de conversación y ríos de tinta. Por eso, no quiero ahondar mucho en esa línea, y me gustaría centrarme más en una experiencia personal que llevo viviendo desde principios de año. De hecho, con algunos de vosotros ya he comentado este tema en más de una ocasión.

Vivir cerca de una gran urbe tiene entre sus ventajas, la cantidad de centros comerciales de los que dispones para disfrutar del binomio (tan artificial como acertado) ocio y consumo. Normalmente en cada centro comercial, encontramos una o dos tiendas especializadas en videojuegos, y a su vez, uno o dos megastore que también venden videojuegos. Esta situación también se da en otros sectores y no parece un problema, ya que la variedad de productos y fabricantes, no hacen más que enriquecer el abanico de opciones del que dispone el potencial comprador.

De ahí que forme parte de la estrategia del negocio, escoger de forma adecuada el producto a ofrecer al cliente, en función del tipo de negocio que quieran desarrollar. Y dentro de este planteamiento, se acepta un rango de precios que oscila entre un mínimo y un máximo si hablamos de productos genéricos, pero será en la mayoría de los casos, el coste de adquisición del producto en su origen, el que marque la pauta para el comercio, y por extensión para el comprador. Es decir, un par de zapatos es un concepto tan amplio que serán factores como tipología, materiales, diseño y procedencia, entre otros los que situarán a ese producto en concreto dentro del rango de precios antes comentado.

Algo tan asumido en nuestra sociedad, parece no afectar al sector de los videojuegos. Quizás se deba a que no hay tantos factores que intervengan de forma directa en el producto final, ya que si hablamos de diseño o calidad de los materiales, no son tangibles a simple vista, por lo que el abanico de opciones se resume al propio catalogo de juegos licenciados para el soporte en cuestión. Por tanto, lo que diferencia al sector de los videojuegos de otros como la moda o alimentación, es la homogeneidad de sus productos. Vamos, que todos sabemos que juegos puedes encontrar para PS3, Xbox o Wii, por citar algunas.

Entonces, si el producto es el mismo para todos los comercios y aceptando el margen comercial de cada negocio, entendemos que más o menos, los juegos tienen precios similares. Ya saben, una novedad oscila entre los 60 y 70 euros, y a partir de aquí cada comercio gestiona como mejor sabe. Y aquí empieza lo más curioso. El baile de precios. Las diferencias, a veces abismales, entre un comercio y otro, que en algún caso en concreto se concentran en el mismo pasillo y a una distancia de tres metros.

Puedo entender que un juego cueste 60 € en un comercio y 55 € en otro. Pero lo que me está sorprendiendo es ver juegos a 35 € en una tienda, y en la de enfrente el mismo juego a 9,95 €. O más escandaloso todavía, un juego que tiene un precio de salida de 45 €, que te lo intenten colar por 65 € en la tienda de al lado. Otro caso curioso es el de ediciones especiales más baratas que versiones estándar, sólo por andar unos metros. Pero lo que más me sorprende, es cuando entramos en el mercado de segunda mano. Juegos de segunda mano que cuestan el doble que el mismo nuevo y precintado, en la puerta vecina.

Seguro que ustedes podrán añadir algún ejemplo más. Por mi parte tampoco he querido personalizar con ejemplos concretos, ya que mi intención es invitarles a reflexionar sobre este hecho. Sin perder la perspectiva de que el mayor beneficiado de todo esto es el propio usuario, me surgen dudas como ¿a qué se deben estas diferencias? ¿Son conscientes de que la competencia es tan agresiva? Y por último, ¿existe el valor absoluto para un videojuego? En cualquier caso, sigo pensando que nadie da duros a cuatro pesetas.

 

Imagen de perfil de Raul Factory

Raul Factory

74 entradas como autor
Nacido en Tamriel y criado en Tierra Media. Un error de cálculo en el condensador de fluzo de mi DeLorean, me ha traído hasta aquí, interrumpiendo mi formación como mago en la Torre del Círculo. Mientras soluciono este problema, mejoro mi formación a base de videojuegos, dónde los RPG y las historias de bardos me tienen absorbido el cerebro. A ritmo de “Stuck in a moment” intento abrazar la historia del sector como parte de mi vida.

Etiquetas:

, , , , , ,

Inicio Foros Duros a cuatro pesetas

  • Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41102

    El eterno debate sobre el precio de los videojuegos no es nuevo. Conceptos como impuestos, subvenciones, distribución y procedencia, entre otros, son
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/opinion/duros-a-cuatro-pesetas/

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #41103

    El caos de los precios de las tiendas especializadas tiene sus ventajas, pues a veces te puedes hacer con juegazos a precio de risa en las típicas cajas de “videojuegos a 2’99€ el kilo” donde muchas veces caen verdaderos tesoros que por eBay están a 20€ mínimo xD

    Y aunque cada establecimiento juega con sus precios he de admitir que como gamer me encanta visitar mis tiendas habituales para comparar precios y buscar la oferta más económica (tengo listas en el mvl y todo xD), pues muchas veces te puedes llegar a ahorrar hasta 10€ en tu compra si te mueves un poco.

    Y aunque desconozco el motivo, hay veces que un título vale menos en el fnac, luego otro videojuego es más barato en el Media Markt (esto es lo más habitual) y rara vez el más barato es de GAME… y no nos olvidemos de las tiendas on-line donde los precios suelen ser muy bajos pero hay que contar con los gastos de envío… ni de los videojuegos de segunda mano… ni de los cambios… ¡ VIVA EN CONSUMISMO VIDEOJUEGUIL!

    Imagen de perfil de ivb1973ivb1973
    Miembro
    #41104

    Eso lo vivo mucho en barcelona, sobretodo en el FNAC. A veces intentan clavarte un juego de un año de salida a 50 € cuando por Zavvi o amazon está a 15 €. Antes iba a otra tienda que estaba cerca del FNAC pero la quitaron, así que ahora lo compro todo por internet, que está muchas veces a un mínimo de 50% más barato.

    Imagen de perfil de EkonEkon
    Participante
    #41105

    La duda sobre el porque ocurren este tipo de cosas, creo, que no la tendremos de forma inmediata pero sí es verdad que este baile de precios es algo más que curioso y a la vez beneficioso para el consumidor, que tiene la suerte de poder elegir donde arrojar su dinero a la cara del dependiente.
    Siempre mirando el lugar donde ahorrarse unos euros.

    Imagen de perfil de SaxKazeinSaxKazein
    Participante
    #41106

    Rara vez llego a ya a gastar más de 10 míseros euros por un juego. Cierto que no compro novedades, pero precisamente porque pasado un mes o dos, si buscas bien, ya hay alguna tienda que se lanza a poner un precio de risa. Por eso mismo también me gusta pasearme incluso por diferentes locales de la misma franquicia, no sería la primera vez que en dos GAME que están situados bajo el techo del mismo centro comercial tienen precios dispares. A mi la duda que me asalta con más fuerza es la del “verdadero” precio del juego, ¿cuánto margen de beneficio se están llevando con los precios de lanzamiento para que apenas unas semanas más tarde puedan rebajar su precio de una forma escandalosa sin sufrir pérdidas?

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41107

    Lo de las tiendas online es otro tema que merece una entrada. No he querido entrar porque creo que la comparativa debe ser el mismo producto y en las mismas condiciones.
    En las tiendas online encontramos opciones más baratas, pero en muchos casos son import, por lo que ya hablamos de otro tipo de producto debido a su procedencia.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41108

    Pues si vives en Barcelona, pásate por el CC Splau (el del campo de fútbol del RCE Espanyol) y podrás vivir en primera persona esto que te comento, entre GAME, Blade Center y Media Markt.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41109

    Como valor absoluto, sí es cierto que beneficia al consumidor, ya que puede ahorrarse unos euros, pero la reflexión debería ir más allá. ¿Por qué cuesta 70 € de salida, cuando saben que tendrán que bajar el precio en cuestión de meses?

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41110

    Esa es la reflexión que le indicaba a Ekon. Y como creo que nadie regala duros a cuatro pesetas, algo nos estamos perdiendo o llevamos mucho tiempo haciendo de gamer ideal y pagando lentejas a precio de trufas. 🙁

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #41111

    Pues ya que lo mencionas sería interesante que te animases con un artículo que complemente este sobre la compra on-line ;D

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 20)

Debes estar registrado para responder a este debate.