¿Olvidates tu contraseña?

Dark Souls NG+, ahora Lordran te pertenece

2013-09-15
4 comentarios

No lo aguanto…

Lordran, la tierra de los grandes señores que recorremos durante nuestra epopeya en Dark Souls (íd.; From Software, 2011), está repleta de los mensajes anaranjados que escriben los jugadores que se atreven a adentrarse en este peligroso mundo en el que el Sol no brilla. Textos que muchas veces dejan entrever la desesperación del jugador que está detrás de cada avatar ante la constante derrota pues en Lordran no hay descanso – ni siquiera entrar en el menú pausa el videojuego – y cada paso que damos puede ser el último.

Mucho se ha hablado de la elevada dificultad de Dark Souls y de lo injusto que llega a ser el título en numerosas ocasiones – herencia indiscutible de Demon’s Souls (íd.; From Software, 2009), su antecesor espiritual. Es cierto que estamos ante un videojuego que se aleja por completo de los cánones actuales donde las compañías lanzan título repletos de facilidades (minuciosos tutoriales, baja dificultad, guía constante del jugador, enemigos y bosses que no están a la altura…) para asegurarse de que todo aquel que compre su producto pueda disfrutarlo de principio a fin. Por desgracia esta práctica ha derivado en que estas grandes compañías traten a los jugadores con demasiada condescendencia, intentando que sus videojuegos sean entretenidos paseos agradables a la vista en lugar de verdaderos retos – ya sean mentales o de destreza. Visto con perspectiva es una postura con cierto sentido pues los jugadores que compran sus productos son su sustento y si dejan de jugar a sus videojuegos por la elevada dificultad de estos es dinero que pierden – y aunque siempre nos pongan a los jugadores por delante no debemos olvidarnos nunca de que el objetivo principal de cualquier empresa es ganar dinero.

El caso de Dark Souls – y Demon’s Souls – ha sido bastante curioso pues un título de dificultad destacable ha conseguido, contra todo pronóstico, un número de fans nada desdeñable. Muchos habrán sido los motivos de su éxito pero sin duda una de las grandes bazas del título es que recupera una sensación que los jugadores llevábamos muchos años sin catar; la euforia de salir victorioso ante un gran reto. Vencer a Ornstein y Smough, matar al Dragón Engendro que protege el gran puente, plantarle cara a Artorias del Abismo o derrotar a los Cuatro Reyes en la más absoluta oscuridad; la alegría y descanso que empapa al jugador tras conseguir estas grandes hazañas es algo adictivo que incita a seguir sin importar lo duro que sea el camino.

Pero no nos engañemos pues salir airosos en Dark Souls no consiste únicamente en abrirnos paso entre las hordas de minions – no los menosprecien, yo aún tengo pesadillas con los Huecos que portan antorchas – y derrotar al jefe de la zona, también nos tocará sobrevivir en un escenario poco amigable pues el entorno es en sí un enemigo omnipresente que hará todo lo posible por complicar aún más nuestro avance. Si añadimos a lo anterior – enemigos poderosos y una escenografía repleta de trampas – el desconocimiento constante del jugador y la ausencia de señales que nos guíen – no es que no te digan cómo ir de A a B sino que por lo ambiguo de las misiones directamente no sabes que es B – tenemos los ingredientes perfectos para crear un videojuego que ponga a prueba al jugador más hardcore.

Antes de pasar a la siguiente cuestión una ronda rápida de preguntas, ¿quién no se ha caído al vacío repetidas veces en la Ciudad Infestada? ¿Quién no ha sucumbido ante alguna de las trampas de la Fortaleza Sen? ¿Quién no se ha caído en el foso central del lago durante la batalla contra la primera Hidra? ¿Quién no ha recibido un inoportuno flechazo recorriendo los contrafuertes de Anor Londo? ¿Quién no ha sido devorado por un cofre Mimic? ¿Quién no ha muerto por culpa de los Fantasmas “inmortales” en las Ruinas de Nuevo Londo en los primeros compases del título? Por lo visto nadie levanta la mano…

Conforme pasamos horas en Lordran nos vamos dando cuenta de que en realidad Dark Souls no es un videojuego tan difícil sino que es un título que exige atención y castiga los errores que cometemos con las prisas. Hay que fijarse mucho en el entorno y combatir exige más estrategia que fuerza bruta – aunque ambas son complementarias – pues cada enemigo sigue unos patrones y posee unas debilidades que podemos emplear en su contra. Incluso el enfrentamiento más difícil puede ser factible si nos preparamos con la suficiente antelación e ideamos una estratagema acertada – en caso de emergencia escoja Piromante y pulse el botón de achicharrar sin piedad. Siguiendo estas pautas nos veremos en unas cuantas decenas de horas derrotando al jefe final y terminando, para nuestra sorpresa, Dark Souls – ¿Quién le iba a decir a usted en las primeras horas de juego que sería capaz de tal hazaña?

Pero tras los créditos ocurre algo insólito en los videojuegos contemporáneos; se nos da la opción de empezar una nueva partida de mayor dificultad manteniendo nuestro equipo y nuestro nivel. ¿Qué tiene de increíble una característica tan común? Pues la ingente cantidad de jugadores – entre los que se incluye un servidor – que sin pensárselo empalman la partida en lo que se conoce como New Game Plus o NG+ para volver a empezar la aventura a los pocos minutos de haberse acabado Dark Souls por primera vez. A título personal es la única vez que termino un videojuego e inmediatamente empiezo a jugarlo otra vez. ya que la primera y accidentada visita a Lordran cala hondo en el alma, animando a empezar desde cero con toda la experiencia acumulada – y siendo sinceros la parte más oscura de mi persona deseaba con ganas dar una merecida paliza a todas las criaturas que me las hicieron pasar canutas, que no fueron pocas.

En esta segunda visita el gran conocimiento sobre Lordran será nuestra arma más poderosa: nos equipamos los mejores objetos para cada ocasión, sabemos donde están las trampas y los puntos más peligrosos, conocemos las tácticas para vencer a los enemigos y jefes con facilidad, sabemos qué tenemos que hacer y cuando hay que hacerlo, ya no andamos desorientados… La lista de ventajas es muy larga y, por primera vez, el escenario deja de ser una amenaza para nosotros – aunque esto no nos exime de alguna metedura de pata. Incluso con la dureza y agresividad de los enemigos incrementada nos veremos con clara ventaja en los combates al conocer su modus operandi  y dominar los bloqueos/rechazos que los dejan a merced de nuestras armas. Es cierto que la sensación de alegría ante estas victorias no es la misma que la primera vez pues irónicamente el reto planteado resulta menor pero como jugador te llena de satisfacción poder plantarle cara a aquella criatura que tantas veces te derrotó en la anterior partida y salir victorioso sin apenas un rasguño.

Las siguientes iteraciones (de NG++ hasta el máximo nivel NG++++++) nos serán incluso más fáciles de superar pues se mantienen las ventajas del New Game Plus (poseer un gran conocimiento del entorno, mantener el equipo y empezar con nuestro personaje inalterado) a la vez que el aumento de dificultad entre los seis New Game Plus es menos pronunciado que el que existe entre la primera partida y NG+ (siendo precisos entre la primera partida y NG+ la dureza de los enemigos aumenta entre un 50-150% mientras que entre NG+ y NG++++++ hay sólo un 25% de diferencia). Sin duda a estas alturas el PvE  no es el gran reto que fue en su día por lo que los jugadores más experimentados entran de lleno en el PvP  en busca de rivales que estén a su altura. Dark Souls nos ha otorgado muchas horas de diversión y sufrimiento masocore – y no necesariamente a partes iguales – pero es hora de pasar página y comenzar el siguiente capítulo de la historia de Lordran; el protagonizado por el inminente Dark Souls II (íd.; From Software).

¡Bendito sea el Sol!

Imagen de perfil de Razor

Razor

49 entradas como autor
Amante congénito del universo videojueguil. Autoproclamado nintendero, pecero y seguidor acérrimo de los títulos indie. Donde la gente ve un gamepad y una pantalla yo veo un portal dimensional a Hyrule, Shakuras, Aperture Science, The Citadel, Tallon IV, Sylvarant, Black Mesa, Tamriel… Y es que, a veces, es mejor tomar la pastilla azul y permanecer unas horas más en The Matrix que elegir la roja y darte cuenta, al mirar por la ventana de tu habitación, que amanece la rutina del día a día.

Etiquetas:

, , ,

Inicio Foros Dark Souls NG+, ahora Lordran te pertenece

  • Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #36047

    No lo aguanto… Lordran, la tierra de los grandes señores que recorremos durante nuestra epopeya en Dark Souls (íd.; From Software, 2011), está reple
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/opinion/dark-souls-ng-ahora-lordran-te-pertenece/

    Imagen de perfil de salore78salore78
    Participante
    #36048

    Aún no puedo apreciar en plenitud tu artículo porque en estos momentos aún estoy por la primera vuelta con Dark Souls. Estoy en la Fortaleza de Sen y por culpa de mi poca pericia y falta de paciencia no consigo avanzar. Tal cómo dices tú, no es que el juego sea muy difícil en cuanto a IA, el problema es en la falta de información y lo bien que tienes que calcular tus acciones y movimientos.
    Hace poco tenía 8 humanidades y por una tontería las perdí, ahora mismo estoy divagando por las Catacumbas y las Cloacas para intentar sumar humanidades y no me salen ni a la de tres, ya puedo matar enemigos y ratas que el PUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUTo juego no me da ni una. No lo quiero hacer pero con lo que tengo en la estantería esperando y la frustración que me transmite el juego estoy a punto de hacer el GAME OVER definitivo.

    ¡Bendito sea el Sol, pero es qué soy jodidamente malo!

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #36049

    No desfallezcas, es mejor tomárselo con calma y avanzar poco a poco que estresarse y dejarlo pues Dark Souls merece mucho la pena. Si quieres farmear humanidades lo mejor es conseguir el Covetous Gold Serpent Ring (http://darksouls.wikidot.com/covetous-gold-serpent-ring) que está en la misma Fortaleza Sen y te suma +200 en descubrimiento de objetos de objetos (y se acumula al extra por tener 10 de humanidad). Y para pasarte la Fortaleza Sen te recomiendo un equipo ligero con un buen escudo para poder correr y evitar los combates y las cuchillas. Otro consejo es que cojas la lanza eléctrica en uno de los cofres de la zona inferior (a estas alturas la Espada Dragón se empieza a quedar atrás) y que no te saltes la hoguera que hay en la parte de arriba de la fortaleza (está bastante escondida, en un balcón) pues si no la activas te toca recorrer todo si te mata el boss.

    Imagen de perfil de salore78salore78
    Participante
    #36050

    Gracias por los ánimos. El anillo ya lo tengo, y lo llevo equipado xD, y ni así me dan humanidades. Respecto al equipamiento ya voy con uno ligero y el escudo lo tengo a físico +90. La lanza eléctrica después de matar al cofre también la tengo pero no la equipo.
    Gracias por los consejos e intentaré perseverar y no desfallecer.

    Imagen de perfil de MarceloMarcelo
    Participante
    #36051

    Genial nota. Acabo de finalizar Dark Souls, la verdad es que estoy muy feliz porque es todo un logro ganar en ese brillante juego. Gracias por la nota, Saludos desde Córdoba, Argentina =)

Viendo 5 publicaciones - del 1 al 5 (de un total de 5)

Debes estar registrado para responder a este debate.