¿Olvidates tu contraseña?

Oda a la vida llamada Final Fantasy IX

2015-10-16
3 comentarios

final-fantasy-IX-Freyas-articulo-revision-videojuego-zehngames

Hace unos días terminé uno de los posiblemente más infravalorados Final Fantasy; Final Fantasy IX (Squaresoft, 2000). No ha sido la primera vez, por supuesto. Ya lo jugué más de una década atrás, pero me gusta rejugar años después los videojuegos que marcaron mi infancia, para verlos con otra perspectiva. En este contexto, puedo decir que se trata de uno de los videojuegos que más me ha hecho cambiar la manera de entenderlo tras jugarlo con cierta madurez.

Y es que si jugáis a Final Fantasy IX por primera vez, o siendo unos críos, la primera impresión va a ser la de un juego infantil en la que manejamos muñecos cabezones y con rasgos animales, en la que nuestro objetivo último es derrotar al malo malísimo de turno, vamos, un clásico regido por estereotipos. Eso sería quedarse en lo superfluo, no entender el mensaje último que nos quisieron transmitir los guionistas de este maravilloso videojuego y que procedo a explicar para todos los que lo hayan jugado, o que les pueda interesar. Eso me conduce a avisar de que durante el artículo se harán referencias directas a la historia del videojuego y por tanto, éste no estará exento de múltiples spoilers.

Como he dicho, si me hubieseis preguntado tiempo atrás de qué trata el Final Fantasy IX, os habría dicho que manejamos a un ladronzuelo llamado Yitán (Zidane en otras versiones) cuyo primer objetivo es raptar a una princesa, lo que posteriormente producirá una guerra y todo se irá enrevesando hasta que nos demos cuenta que detrás de todo ello está un tal Kuja, que quiere acabar con el mundo, por lo que nuestro objetivo final es acabar con dicho personaje. Sin embargo, tras haberme pasado el videojuego con la nueva visión y perspectiva que dan los años, puedo proceder a hablaros del principal mensaje que nos deja el videojuego, que trasciende mucho más allá del argumento como tal: una reflexión sobre la vida y la muerte dirigida al jugador en última instancia, a través de uno de los personajes más carismáticos del juego y posiblemente de toda la saga: Vivi.

Vivi, aunque en principio nadie lo sabe, fue creado por Kuja para su ejército de magos negros, pero sin saberse cómo, se “extravió” y fue a parar con un personaje llamado Quan, que lo adoptó y que se convirtió en su “abuelo”. Quan es una figura paternal con quien empieza a conocer la vida, algo que ninguno de su especie había tenido, ya que sólo eran creaciones de guerra con el único objetivo de matar. Pese a ser artificial, Vivi es apenas un crío con unos meses de vida por lo que no entiende el concepto de la muerte, lo cual se deja ver cuando cuenta a sus nuevos amigos (Yitán y compañía) que un día su abuelo “dejó de moverse”. Vivi no lo comprende, simplemente lo aceptó y continuó su camino
.

Es posteriormente cuando nuestro simpático personaje y el resto del grupo de protagonistas accede a un lugar llamado Aldea Dalí donde tanto él como los jugadores descubriremos que es una creación de los humanos hecha para la guerra. Desde este mismo momento y durante casi el resto del juego, Vivi tendrá dilemas profundamente existenciales hasta el momento en que acepte lo que es. Varias horas de juego después llegamos a un lugar llamado Aldea de los Magos Negros, lugar donde se reúnen otros magos negros que, como Vivi, han escapado de Kuja, y tan sólo quieren vivir una vida normal. Es aquí donde tiene el segundo contacto con la muerte, en el cementerio del lugar: pregunta al jefe de la aldea qué hay en ese sitio, y éste le responde que es el lugar en el que están enterrados los compañeros que “dejaron de moverse”. Es en este punto donde se da cuenta que lo de su abuelo no fue algo casual, que las criaturas como él también mueren (aunque nunca menciona esta palabra). Esto le produce un nuevo golpe moral al darse cuenta de que también él algún día dejará de moverse, lo que da lugar a continuas reflexiones y cavilaciones a lo largo de la historia. Tras esto, pregunta inocentemente al jefe de la aldea por qué algunos dejan de moverse, y la única respuesta que recibe es que es imposible saberlo, que lo único seguro es que todos tienen “fecha de caducidad”. Una fecha de caducidad que todos tenemos.

final-fantasy-IX-logo-articulo-revision-videojuego-zehngames

Con el paso de las aventuras y horas de juego, Vivi va asumiendo y madurando su idea de la muerte. Siempre es acompañado y ayudado por la alegría y el ánimo que le van traspasando Yitán y el resto de amigos cuando lo ven alicaído a causa de sus reflexiones, lo que unido a la multitud de buenos momentos que pasa con ellos, provoca que hacia el final del juego acepte la muerte sin temor. Este proceso que parte de la ignorancia total de la idea de la muerte al comienzo del juego, a su plena aceptación al final del mismo por parte de un ser no humano, nos causa a los jugadores una grandísima empatización hacia Vivi.

Y no sólo en Vivi queda el asunto de la reflexión por la muerte. Cerca del final del juego descubrimos por qué Kuja quiere destruir el mundo: él también ha sido una creación de guerra y sabe que está destinado a morir, por lo que invadido por su egoísmo quiere llevarse con él a todo el planeta. Esta reacción de Kuja sería la contrapartida a la aceptación que lleva a cabo Vivi y que posteriormente terminaré de comentar. Tras derrotar a Kuja nos enfrentamos al último enemigo final del juego: Tiniebla Eterna, que no es otra cosa que una metáfora de la muerte, y que previamente al combate deja un mensaje a los protagonistas y al jugador para contraponer la reacción ante la idea de la muerte de Kuja y de Vivi y que da que pensar:

“El instinto de aferrarse a la vida a toda costa demuestra que padecéis de esa enfermedad incurable llamada “deseo de vivir”. Algún día el miedo se apoderará de vosotros y elegiréis el camino de la destrucción, como Kuja… La aniquilación del todo y de vosotros mismos. Si nacéis para ser destruidos, es como si no existiérais desde el principio… Toda vuestra existencia es una paradoja…

No hay que renegar de las respuestas que uno mismo ha encontrado. Todo es nada, esa es la pura verdad. Volved a la nada… No os resistáis… pues es el deseo de todos los seres vivos.”

El derrotar a Tiniebla Eterna es una metáfora de como las ganas de vivir de nuestro grupo es más fuerte que la muerte prematura que se dispone a traerles el enemigo. Aunque antes de desaparecer nos deja claro con otro pequeño mensaje que no se ha ido: “Este no es el fin. Seguiré existiendo mientras haya vida y muerte.” Tras derrotarla, y tras unas cuantas escenas que conforman el final del juego, podemos leer una carta de Vivi, ya fallecido, a sus amigos, que deja clara su total aceptación de la muerte (difícil para quien se pase el juego no empañar los ojos al leerla):

“Cada día, les hablaba de Yitán… Les contaba cuánto nos había ayudado… Y que nos había enseñado la importancia de vivir… No importa cuánto vive uno… sino cómo. Eso lo aprendí de vosotros. Me enseñasteis que la vida no tiene sentido si no nos ayudamos unos a otros.”

Separarse no es algo triste, ¿verdad? Aunque estés lejos de alguien, puedes sentir su presencia en tu corazón. Es otra cosa que aprendí de vosotros… Yo no sabía para qué había nacido… Ni que quería hacer con mi vida. Vosotros me ayudasteis a averiguarlo. Vivir haciendo sólo lo que a uno le gusta es más difícil de lo que parece… Os admiro porque siempre habéis sido fieles a vuestros propios sentimientos. Lo único que no me enseñasteis es qué hacer cuando me siento solo… Supongo que eso lo tiene que averiguar cada uno por su cuenta…

Me alegro tanto de haberos conocido… Me hubiera gustado vivir más aventuras con vosotros… Pero… tarde o temprano habría llegado el momento de separarnos. Gracias… a todos…

Adiós… Mis recuerdos… me acompañarán en el camino…”

Aunque hay otros muchos discursos hacia el jugador interesantes dentro de este juego a través de otros personajes, este mensaje que he intentado sintetizar en este análisis lo considero sin duda el más importante que nos deja el Final Fantasy IX ya que es una oda a las ganas de vivir: que todos vamos a morir algún día, y que por ello, mientras vivamos debemos disfrutar todo lo que podamos, y así aprovechar el regalo que es la vida.

  

Inicio Foros Oda a la vida llamada Final Fantasy IX

  • Imagen de perfil de EstaniEstani
    Participante
    #66983

    Reflexiones vividas

    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/oda-la-vida-llamada-final-fantasy-ix/

    Imagen de perfil de Fernando SuárezFernando Suárez
    Participante
    #66987

    Siempre he pensado que a nivel jugable este es uno de los FF más flojos, que empieza muy bien y va para abajo, con un grupo inicial que por habilidades y sinergias ( el sable mágico de Steiner cuando está con Vivi, el límite de Yitán que es el único realmente útil ) es insuperable por el resto de personajes. Y de los menos interesantes a la hora de explorar y encontrar jefes y armas ocultos. En general, a nivel de diseño de juego es flojo y conservador comparado con las entregas anteriores de PSX.

    Dicho lo cual tiene una de las mejores bandas sonoras de la saga, con el tema principal “Melodies of Life” en el top de lo compuesto por Uematsu. Que además refuerza y cuenta el tema del juego que has descrito en el artículo por si sólo, tanto o más que el mítico “Eyes on Me” del FFVIII. Y Vivi es lo mejor.

    Por tu culpa me han dado ganas de volver a jugarlo ahora a ver cómo le sienta el paso de los ( míos ) años . ¡Maldito!

    Imagen de perfil de EnriqueEnrique
    Participante
    #66988

    Yo tambien lo jugue cuando era un niño, despues de haber jugado mi primer FF que fue el VIII, al igual que tu este me parecio un juego “infantil” el cual a pesar de haberme gustado puse por encima el VIII. Pero hace algunos años me dio por rejugarme la saga y ahora vi en FFIX cosas que no habia comprendido en la historia como lo que dices en tu articulo que me ha encantado.

    Aun asi no es mi favorito porque ese puesto se lo tiene ganado FFVI. El problema de este FF es su jugabilidad como bien dijo Fernando, es quiza la mas simplona de la saga ya entrando en la parte RPG, pero lo demas es una pasada y sin duda esta entre mis favoritos que son VI, IX y VIII, al rejugarme la saga no tengo dudas que son juegos miticos y no hace mas que reforzarlo, una lastima lo que se pierden la nueva generacion de jugadores.

    Excelente articulo.

    Imagen de perfil de EstaniEstani
    Participante
    #66992

    Gracias por leer el artículo. Me alegro de que os haya gustado y de que con él os den ganas de volver a jugar al FFIX (esa era mi intención jeje).

    Como decís, estoy totalmente de acuerdo en que a nivel jugable no es el mejor, es un claro salto atrás respecto al VIII. Yo tengo la teoría de que tras la historia adulta y complejidad del VIII, en Square quisieron hacer que la siguiente entrega fuese un poco más infantil y más fácil para todos los públicos, y por de ahí, esa simplificación en la jugabilidad y aspecto infantil. Pese a ello, deja uno de los mensajes más profundos de la saga por lo que pensé que merecía recalcar este punto, más aun teniendo en cuenta que no todo el mundo lo pilla en su primera partida. Y una vez captado este y otros de sus mensajes entiendes que por su gran trasfondo merece todas las letras del nombre Final Fantasy (no como otros posteriores, pero eso da para otro artículo).

    De nuevo, gracias por leerme, y seguro que no será el último artículo relacionado con esta saga.

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)

Debes estar registrado para responder a este debate.