¿Olvidates tu contraseña?

Mount & Blade: Caballos, espadas y feudalismo

2013-12-10
2 comentarios

El feudalismo es un concepto muy complicado de definir. Tradicionalmente se ha entendido como un sistema político que tuvo su lugar en la Europa Occidental y su tiempo en la Edad Media, pero más allá de esto las interpretaciones han sido tan diferentes como variadas.

“A los ojos de Montesquieu, el establecimiento de las leyes feudales en Europa era un fenómeno único en su género (…) Voltaire protestó: “El feudalismo no es en absoluto un acontecimiento; es una forma muy antigua que subsiste en los tres cuartos de nuestro hemisferio, con administraciones diferentes” (…). La base de la sociedad feudal, ha dicho Benjamin Guerard, es la tierra. Es el grupo personal, replica Jacques Flach”

(BLOCH, M. 2002; 454).

Citando la obra de Marc Bloch, la Sociedad Feudal (Akal, 2002), como podemos contemplar ni tan siquiera los propios historiadores más brillantes de su época lograron llegar a un acuerdo sobre la definición del concepto, únicamente un factor quedaba claro, las relaciones de dependencia entre un señor y un vasallo. Este hecho, la dependencia personal, es el único punto que los unía a todos.  Nosotros, para la realización de este pequeño artículo nos valdremos de una definición institucional simple y funcional:

“El feudalismo como conjunto de instituciones que crean y rigen obligaciones de obediencia y servicio –principalmente militar- por parte de un hombre libre, llamado vasallo, hacia un hombre libre llamado señor, y obligaciones de protección y sostenimiento por parte del señor respecto del vasallo, dándose el caso de que la obligación de sostenimiento tuviera la mayoría de las veces como efecto la concesión, por parte del señor al vasallo, de un bien llamado feudo”

(GANSHOF, FRANÇOIS-LOUIS, 1975; 17).

 Estamos ante un concepto complejo, lleno de matices y elementos que lo convierten en un arma de doble filo a la hora de utilizarlo dentro de la academia, sin embargo es utilizado continuamente en la cultura popular. Todos y cada uno de nosotros tiene en su mente una idea  “de lo que es feudalismo”. Normalmente lo relacionamos con el período medieval de manera irresoluble, concretamente a un período medieval generado por la imaginación popular y alimentada por numerosas películas, novelas y videojuegos. Pocas de estas obras presentan el feudalismo en todo su complejidad, excepto algunos títulos como por ejemplo Crusader Kings II (íd.; Paradox Studios Development, 2011) y Mount & Blade (íd.; TaleWorlds, 2008). Estas dos obras están ambientadas en un pasado medieval, verídico el primero, inventado el segundo, y presentan el fenómeno histórico del feudalismo con bastante acierto. En esta ocasión vamos a centrarnos en el segundo ejemplo, Mount & Blade. Este título tiene innumerables facetas que merecerán más de una entrada, en este caso nos centraremos en el estudio del feudalismo y la relación que mantiene con la misma esencia del videojuego.

La obra del estudio turco puede ser una de las mejores representaciones del feudalismo medieval proyectada desde un videojuego. Esta rotundidad en la afirmación no es baladí y viene sustentada por la definición de feudalismo que hemos realizado anteriormente. El protagonista del título, nuestro avatar, comienza como un simple soldado, el líder de una banda de desarrapados que emerge en mitad de una sociedad violenta plagada de guerras y donde tiene que labrarse un nombre. Realizar semejante gesta no es acaso obra de un solo hombre y nuestro primer paso en el título es elegir a otro hombre, es decir, elegir a nuestro señor para pasar a “ser hombre de otro hombre” (BLOCH, M. 2002; 161). De ahora en adelante adoptábamos como propias unas intenciones ajenas, las de nuestro señor, a cambio de ayudarle a conseguir estas intenciones u objetivos nos recompensara con “feudos” o “heredades” que nos permitirán contar con efectivo a final de cada semana para pagar a nuestra mesnada. La propia base del juego capta y bebe de la esencia del feudalismo de una manera inmejorable.  Esta heredad o feudo podría agrandarse de manera espectacular si nos mantenemos fieles a nuestra promesa, a nuestra relación de vasallaje, pero no será hasta que esta se estreche cuando recibamos más propiedades, no olvidemos que es el rey quien reparte las propiedades tras su conquista, así ocurrió en la realidad y así ocurre en el juego.

Quizás la verdadera esencia de esta relación de dependencia y mutua colaboración y defensa sea la que mejor represente la obra de TaleWorlds. El feudalismo es un sistema político nacido de la fragmentación política de un núcleo mayor que se vio inmersa en la guerra perpetua por la consolidación de las posiciones adquiridas durante el proceso. Es decir, es un sistema cargado y empapado de violencia, de hecho su expansión es principalmente a través de las armas. En el propio título turco la expansión de nuestro personaje se fundamenta radicalmente en la violencia y la guerra, en la captura de castillos, en la toma de grandes líderes enemigos en batalla, etc., todas estas acciones guerreras serán las que pongan a nuestro avatar en el punto de mira del monarca, quien lo compensará o recompensará con nuevas propiedades y privilegios, además de cargos dentro de la corte. Por tanto el juego sabe recoger esa violencia militar y la expansión que sufren los que se ven inmersos con éxito dentro de ella para plasmarlo con certeza y ubicarlo en la base del propio titulo.

En definitiva, todos los aspectos de la definición que hemos utilizada para el concepto de feudalismo se encuentran dentro de Mount & Blade.

“las obligaciones de obediencia y servicio –principalmente militar- por parte de un hombre libre, llamado vasallo (nuestro personaje), hacia un hombre libre llamado señor (el monarca del reino escogido)”,  así como las “obligaciones de protección y sostenimiento por parte del señor respecto al vasallo (la ayuda en batalla y el sostenimiento económico), dándose el caso de que la obligación de sostenimiento tuviera la mayoría de las veces como efecto la concesión, por parte del señor al vasallo, de un bien llamado feudo (la entrega de territorios según aumente nuestro prestigio en el reino y nuestras acciones a favor de él)”.

Todo dentro de un clima de violencia, expansión y escalada social gracias a la guerra que hace del escenario histórico presentado por Mount & Blade una poderosa herramienta para el conocimiento de la práctica del fenómeno del feudalismo, aunque el escenario sea completamente ahistórico.

Inicio Foros Mount & Blade: Caballos, espadas y feudalismo

  • Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #35277

    El feudalismo es un concepto muy complicado de definir. Tradicionalmente se ha entendido como un sistema político que tuvo su lugar en la Europa Occid
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/mount-blade-caballos-espadas-y-feudalismo/

    Imagen de perfil de TheckTheck
    Super administrador
    #35278

    Genial repaso histórico como siempre, y genial juego has ido a escoger, aunque en mi caso como hemos comentado antes, no he jugado tanto la vertiente de un sólo jugador, si no la multijugador (lo contrario que tu xD).

    No se si es tu idea, pero creo necesario comentar que existen multitud de mods para este título que lo modifican totalmente trayendo otros periodos históricos como Grecia y Roma, o entornos fantásticos como el de Canción de hielo y Fuego, por lo que muchos podrán encontrar en este contenido de la comunidad un entorno más de su gusto para disfrutar de la genial jugabilidad que acompaña al título.

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #35279

    Si, es un aspecto que he preferido obviar para centrarme en el tema que me interesa, la representación del fenómeno histórico del feudalismo, muy bien representado en el juego base. En una entrada futura me gustaría realizar un pequeño artículo relacionado con la comunidad “modder” de este título, que ha creado, como tu bien dices, verdaderas maravillas, como conseguir transladar el título al universo de la Guerra de las Galaxias. Aunque mi preferido siempre será el ambientado en la Reconquista de la Península Ibérica ¡Muy bueno!

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)

Debes estar registrado para responder a este debate.