¿Olvidates tu contraseña?

MediEvil: si Tim Burton diseñara videojuegos

2013-12-20
No hay comentarios

Para no ser más que un cadáver tuerto con dificultades para hablar y no demasiado diestro en el tan cotizado arte de matar cosas, Sir Daniel Fortesque es recordado a menudo por los jugadores de la consola gris de Sony como uno de los personajes más carismáticos del mundo videojueguil. No es de extrañar que seamos los nacidos entre finales de los ochenta y principios de los noventa los que más cariño guardamos por el bueno de Dan; MediEvil (íd; SCE, 1998) forma parte de un amplio catálogo de juegos que en aquel momento empezaban a explotar el joven mundo del 3D y que muchos de nosotros recordamos con esa fascinación entre agridulce e infantil que el maravilloso mundo de internet define como nostalgia.

MediEvil nace como proyecto en el seno de Millennium Interactive, una pequeña desarrolladora independiente que, gracias al éxito de las exclusivas aventuras de Sir Dan en PlayStation, pasó a ser el segundo estudio de Sony en Reino Unido. Pero dejémonos de datos y de trivialidades históricas y vayamos al grano: ¿qué es lo que hace de MediEvil un clásico a día de hoy?

Narrativamente, nos encontramos con un juego sencillo y honesto, una aventura plataformera con una trama dividida en niveles (o como nos gustaba llamarlos por aquí, pantallas) donde los objetivos del jugador se ciñen casi siempre a la simplicidad de la premisa “ve del punto A al B, mata a todo lo que se mueva por el camino y, si eres de esos, recoge los coleccionables para recibir un premio al final del juego”. Nuestro protagonista es Sir Daniel Fortesque, gran charlatán, mejor persona. Sir Dan fue en vida un tipo de los de hablar por los codos y caer bien a la gente, con un notable talento para contar historias y una imaginación desbordante. Fueron esas habilidades las que lograron convencer al Rey de Gallowmere – agradable y turístico paraje en el que se desarrollan los hechos – de que nuestro huesudo amigo era una especie de Stallone medieval, curtido en el arte de repartir mandobles a diestro y siniestro – sobre todo a siniestro – y muy capaz de liderar los ejércitos del ingenuo monarca. Gracias a sus trolacas, Dan consiguió llegar a la acomodada y bien remunerada cima de la carrera militar, seguro de que, dada la prácticamente inexistente tasa de conflictos armados de Gallowmere, podría pasarse el resto de su vida viviendo del cuento sin tener que desenvainar su espada.

Fin de la primera secuencia. Entra en escena Zarok, el antagonista. Un tío muy malo aficionado a reanimar cadáveres y cosas raras de esas, que ya en su día fue desterrado de Gallowmere por encabezar un fallido intento de golpe de estado al mando de un pequeño ejército de hámsters no-muertos.

Bueno, igual no eran hámsters. El caso es que Sir Dan es enviado al frente para comandar los ejércitos del rey contra Zarok, que ha vuelto y tiene un ejército de zombis y muchas ganas de liarla. El malo es derrotado, pero Sir Dan, que probablemente no había cogido una espada en su vida, muere a los cinco segundos de dar comienzo la batalla, de un flechazo en el ojo.

Fin de la segunda secuencia. Resuelto a demostrar todo lo aprendido en el Grado Superior de Nigromancia y Cosas Malvadas, Zarok vuelve a la carga varios años más tarde, esta vez lanzando un hechizo con muchos colorines y texturas brillantes sobre la ciudad, que reanima a todos los cadáveres de Gallowmere, y convierte a los vivos en una especie de yonkis agresivos que dan bastante repelús.

 
SirDan medievil art videojuegos zehngames

Todo hubiera salido a pedir de boca para Zarok, de no ser porque su hechizo ha reanimado también al bueno de Sir Dan, que se despierta en su suntuosa cripta con una resaca de varios siglos y un ejército de monstruos al que derrotar.

SirDan medievil render videojuegos zehngames

A partir de aquí, el jugador toma las riendas de la acción, y podemos fijar nuestra atención en los aspectos de MediEvil que lo convierten en un juego entrañable –si es que no bastaba con todo lo descrito hasta ahora -. Empezaremos por la ambientación. Los chicos de Sony reprodujeron con tanto esmero y detalle la atmósfera de los mundos narrativos de Tim Burton, que no acaba de quedar claro si se trata de un homenaje o una copia muy buena. Gráficamente, MediEvil es un alarde de diseños tétrico-gotico-malrolleros nada despreciable para su época. Los escenarios no empiezan a hacerse aburridos hasta las últimas fases del juego, y aun así, la jugabilidad aguanta muy bien los embates del tiempo. Personalmente, y dando por sentado que MediEvil goza de un gameplay sólido y bastante adictivo, creo que uno de sus armas más potentes es la música.

La partitura de esta aventura es, sin duda, de las más interesantes que se han oído en un videojuego y uno de los pilares principales sobre los que sostiene el encanto mágico y tétrico que envuelve la historia. La sombra de Danny Elfman, ojito derecho de Tim Burton a la hora de acompañar con música sus historias, es alargada llegando a Andrew Barnabas y a Paul Arnold, compositores de la OST de MediEvil, que no han tenido reparos en reconocer que el trabajo de Elfman es fuente de inspiración para ellos. Siendo así, podemos reconocer influencias de algunos de los trabajos de Elfman, especialmente de la genial banda sonora de Pesadilla antes de Navidad (The Nightmare Before Christmas, Henry Selick, 1993). Tonos menores, melodías crispantes, arpegios siniestros y demás recursos por el estilo caracterizan el hilo musical de MediEvil de principio a fin. Si bien parece lógico hablar del carácter “burtoniano” de este juego, la música es el aspecto del producto final que menos recuerda al director de los pelos. Claro que suena a algo parecido, pero  los verdaderos fans de Elfman sabrán a qué me refiero cuando digo que la música de MediEvil es, desde su genialidad, distinta de la que podemos oír en cualquier película de Burton.

En definitiva, un juego que, si bien no goza de la fama de otras aventuras de su generación, es más que recomendable. Los que lo jugaran allá por 1998, disfrutarán como críos otra vez; los recién llegados encontraréis horas y horas de humor negro, acción desmembra-zombis y una ambientación sobresaliente.

Inicio Foros MediEvil: si Tim Burton diseñara videojuegos

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.