¿Olvidates tu contraseña?

Magic: The Gathering, del cartón al píxel

2013-07-09
4 comentarios

Hablar de Magic: The Gathering es hablar del juego de cartas coleccionables más importante de todos los tiempos, con millones de jugadores repartidos por todo el mundo y torneos a escala internacional. Tal es su trascendencia que incluso ha llegado al sector del videojuego; y lo ha hecho para quedarse.

Antes de profundizar en la presencia de Magic: The Gathering (MTG) en los videojuegos, es necesario hacer un breve repaso a sus bases jugables así como a su influencia. Pues, una vez conocidos – aunque sea de forma superficial – los fundamentos en los que se sustenta este juego de cartas, será mucho más fluido el viaje temporal por sus títulos digitales. Comencemos entonces con la pregunta más inmediata que nos surge: ¿qué es Magic: The Gathering?

Magic: The Gathering es un juego de cartas coleccionables (JCC) diseñado durante la década de los 80 por el matemático Richard Garfield y comercializado desde 1993 por la empresa estadounidense Wizards of the Coast (WotC). Es considerado el primer juego de cartas moderno, así como uno de los más importantes. Ha sido traducido a más de diez idiomas y cuenta con una comunidad de más de doce millones de jugadores repartidos entre cincuenta y dos países.

Cada partida de cartas Magic representa un duelo de magia entre dos planeswalkers: los hechiceros más poderosos del Multiverso, capaces de viajar entre mundos e invocar todo tipo de criaturas y conjuros. Sin entrar en cuestiones de reglamento, se puede interpretar que en un enfrentamiento de cartas Magic cada uno de los dos jugadores pasa a encarnar a un planeswalker y empleará diversos hechizos (conjuros, criaturas, artefactos…), plasmados en las cartas de su mazo, para alcanzar la victoria. Una mecánica basada en los duelos entre magos de los juegos de rol tradicionales como Dungeons & Dragons (íd.; Gary Gygax y Dave Arneson, 1974) – como dato interesante, comentar que actualmente D&D lo publica Wizards of the Coast, cerrándose el círculo.

Este atractivo planteamiento rolero, unido al flujo constante de nuevas cartas y a un reglamento sencillo pero que a su vez esconde infinidad posibilidades jugables, fue el reclamo perfecto para los millones de jugadores que, desde 1993, disfrutan de este particular entretenimiento. Y hablando de cifras millonarias, el crecimiento de Magic: The Gathering desde su origen se sale de las gráficas siendo, actualmente, el juego de cartas coleccionable más importante de todos; leitmotiv de eventos multitudinarios que tienen lugar cada año y en los que se entregan suculentos premios en metálico. Estos grandes torneos están casi a la altura de los de uno de los juegos de cartas de mayor renombre, el póker; tanto es así que muchos jugadores profesionales de póker también se han profesionalizado en Magic: The Gathering y viceversa.

Ahora que conocemos sus raíces y la panorámica de la importancia de este juego de cartas nos será mucho más fácil comprender su entrada en el mundo del ocio audiovisual interactivo pues, como hemos comprobado, no se trata de un JCC cualquiera.

Desde 1997, fecha del lanzamiento del primer videojuego de Magic, hasta la actualidad se han publicado diez títulos oficiales y anunciado un onceavo. Estos videojuegos se pueden dividir en dos grupos: aquellos que simulan fielmente una partida de cartas Magic y aquellos que están ambientados en su universo de fantasía. En este artículo nos centraremos en los primeros pero se antoja necesaria una mención de los que, sin llegar a ser totalmente fieles a la mecánica de juego por abrazar otros géneros, tienen conexión directa con el juego de cartas: MTG – BattleMage (íd.; Acclaim, 1997), MTG – Armageddon (íd.; Acclaim, 1997), MTG – Battlegrounds (íd.; Atari, 2003) y MTG – Tactics (íd.; SOE, 2011). Todos estos títulos han sido criticados en mayor o menor medida por su escasa calidad, quedando relegados a un segundo plano frente a los simuladores, mucho más aceptados entre los jugadores de Magic pues, a fin de cuentas, lo que buscan es poder jugar a su juego de cartas favorito en un videojuego, y cuanto más fiel sea éste a la versión física mucho mejor.

El pionero

El primer videojuego basado en Magic: The Gathering, de título homónimo, fue desarrollado por Atari y lanzado al mercado a principios de 1997 bajo el sello de la distribuidora MicroProse. Posee modo un jugador ambientado en el plano de Shandalar (mundo creado expresamente para la ocasión) y multijugador, siendo de especial interés la campaña en solitario al aunar un videojuego de rol de vista isométrica con un simulador de partidas de cartas Magic con un excelente resultado.

Para crear nuestros mazos, se nos facilita un editor con acceso a las cartas de los primeros sets de MTG: Limited Edition Alpha y Limited Edition Beta. Esto nos permite hacer barajas muy competitivas al poder emplear algunas de las cartas más míticas – y, todo sea dicho, caras -, como el famoso Black Lotus, las Dual Lands o el Moxen. Para subsanar algunos errores y a su vez ampliar el contenido del título se lanzaron al mercado dos expansiones: la primera, Spells of the Ancients, traía cartas de Arabian Nights y Antiquities; mientras que la segunda, Duels of the Planeswalkers, incorporaba cartas tanto de Legends como de The Dark, además, su título se emplearía años más tarde en una nueva serie de videojuegos. Aparte de las ampliaciones mencionadas, se incluyeron doce cartas exclusivas que nunca fueron impresas conocidas como las Astral Cards.

Este videojuego también es conocido por ser el último título en el que trabajó el renombrado desarrollador de videojuegos Sid Meier – creador de la franquicia Civilization y co-fundador de MicroProse – antes de abandonar el estudio para abrir una nueva desarrolladora, Firaxis Games.

El salto a las consolas

El segundo simulador oficial de partidas de Magic fue publicado en el 2001, y también posee el mismo nombre que el juego de cartas en el que se basa. Título desarrollado por SEGA para su consola de sobremesa Dreamcast, y lanzado en exclusiva para Japón; siendo toda una rareza entre los videojuegos de Magic: The Gathering. No está traducido, por lo que sólo podrán disfrutarlo aquellos afortunados que entiendan el idioma o que lo adquieran únicamente para ampliar su colección.

El videojuego situaba al jugador en la ciudad de Magic Heart con el objetivo de explorar los terrenos circundantes a la misma y enfrentarse a los diversos oponentes que se cruzaran en su camino. En este título podíamos crear nuestros mazos temáticos usando cartas de las ampliaciones 6th Edition, Alliances y Tempest, además, al igual que su predecesor, incluía una serie cartas únicas, en este caso diez, que nunca llegaron a aparecer impresas.

Trasgresión al online

Magic: The Gathering Online (íd.; Leaping Lizard Software, 2002), también conocido por las siglas MTGO o MOL, es sin lugar a dudas el videojuego más importante de todos que ha publicado WotC. Tal es su trascendencia que su aporte a la empresa representa aproximadamente el 40% de las ganancias totales. MOL está disponible desde 2002 para PC y su crecimiento ha sido exponencial, con miles de jugadores conectados constantemente a sus servidores, listos para echar una partida on-line.

MOL es el simulador más puro de todos los disponibles, pues nos permite jugar al juego de cartas tal y como es en su formato físico, centrándose tanto en la simulación que ni siquiera posee una trama. Torneos, reglamento actualizado, mecánicas, edición total de mazos, publicación de nuevas cartas, diversidad de formatos, intercambios y compraventa; todo aquello que se puede hacer con cartas reales se puede hacer en MOL. Esto tiene sus pros y sus contras pues, para hacernos mazos, tendremos que pagar cada una de las cartas sueltas (o tener suerte con los sobres y los intercambios), la ventaja es que los precios son bastante más reducidos que las cartas Magic reales al no estar limitadas a un cierto número de copias impresas. Aunque no todos los jugadores están dispuestos a pagar por cartas virtuales de excesivo precio, por lo que se limitan a jugar partidas en los formatos más económicos, como por ejemplo el exitoso Pauper MOL (en el cual sólo son legales las cartas de rareza común y, por ende, más baratas).

Descargar el videojuego desde la página oficial de WotC es gratuito pero para abrir una cuenta es necesario hacer un pago de unos $10, obteniendo al registrarnos un mazo de iniciado, un sobre del último Core Set, un pack de 300 cartas comunes e infrecuentes y dos Event Tickets para participar en torneos. Un gasto aceptable y que nos permitirá jugar durante bastante tiempo sin pasar por caja, siempre y cuando sepamos administrar nuestros recursos de una forma óptima (hay artículos muy útiles en la red sobre este punto).
Los mayores atractivos de MOL son sin duda su enorme comunidad de jugadores y la gran cantidad de torneos que se realizan diariamente. La posibilidad de practicar con tu mazo favorito frente a oponentes de todos los rincones del planeta en cualquier momento y a un solo clic, es un reclamo muy efectivo para todo jugador amateur de Magic. Porque seamos sinceros, MOL no es un videojuego enfocado a jugadores novatos; para ellos, WotC ha creado otros títulos como los que os mostraremos a continuación.

La simplificación del concepto

Más que un único videojuego Duels of the Planeswalkers (DotP) se puede entender como una subserie formada, actualmente, por cuatro títulos, todos desarrollados por Stainless Games – estudio creador del clásico y controvertido Carmageddon (íd.; Stainless Games, 1997). El primero de ellos fue Duels of the Planeswalkers, publicado en 2009, y a partir de 2011 se comenzaron a lanzar entregas de la saga DotP de forma anual comenzando por DotP 2012.

Uno de los aspectos más criticados de la serie es la poca libertad que disponemos a la hora de crear nuestras barajas, pues únicamente tendremos acceso a diez mazos preconstruidos; número que podremos ampliar comprando los diferentes DLCs que se publican periódicamente. Para más inri, a este conjunto finito de mazos temáticos, hay que añadirle una única vía de edición que consiste en ir desbloqueando con nuestras victorias cartas (hasta veinte por baraja) que podremos intercambiar con las que vienen de base. Es cierto que es un sistema muy limitado y que sabe a poco a aquellos jugadores que vienen con la experiencia y libertad de diseño de la versión física, pero a Wizards of the Coast no le interesaba que DotP entrase en conflicto con MOL, su mayor apuesta en cuanto a videojuegos se refiere. Además, los nuevos jugadores – público objetivo de DotP – agradecerán estas simplificaciones.

En Duels of the Planeswalkers, aparte de las partidas clásicas contra una IA muy pulida (cosa que se agradece), también tendremos la posibilidad de jugar a modos alternativos, como Gigante de dos cabezas, Archenemy (en DotP 2012), Planechase (en DotP 2013) y Sealed Play (en DotP 2014). Siguiendo en la línea de los modos de juego extra, hay que hacer especial mención a los desafíos de ingenio en los que comenzamos en mitad de una partida y sólo tendremos un turno para poder salir victoriosos. Todo un reclamo para los jugadores que se entretienen con este tipo de puzles impresos en las últimas páginas de las revistas de Magic, como Urza, Serra o Cantrip.

Otro punto interesante es la estrecha relación entre los DotP y el juego de cartas físico, pues todas las nuevas cartas que aparecen en el videojuego acaban siendo publicadas en el Core Set equivalente, es decir, las cartas exclusivas de DotP 2012 corresponden a las de la ampliación real de Magic: The Gathering 2012 Core Set, permitiendo a los jugadores conocer antes las novedades que se incluirán en el Core Set al jugar con la versión digital que, lógicamente, sale al antes al mercado.

Simuladores independientes

Tampoco hay que olvidar que, aparte de los títulos oficiales mencionados, en PC han aparecido muchos programas independientes que nos permiten jugar partidas on-line a MTG y que siempre están en el punto de mira de WotC, pues no queda muy claro hasta qué punto violan el copyright del juego de cartas original.

De todos los existentes, los más conocidos son Magic Workstation y Cockatrice. Lógicamente, estos simuladores son mucho más simples que el completísimo MOL, no están automatizados (debemos hacer nosotros todo con el ratón) y tienen una afluencia de usuarios en línea mucho menor, pero a cambio nos permiten jugar con cualquier mazo y de forma totalmente gratuita. Ya dependerá de cada uno sopesar las ventajas y desventajas de emplear este tipo de programas.

Con todo lo expuesto, somos conscientes de que la presencia de Magic: The Gathering en el mundo de los videojuegos no es algo anecdótico. Es cierto que ninguno de sus títulos se convertirá en un clásico atemporal ni obtendrá el reconocimiento de las grandes obras del sector, pero hay que admitir que gracias a ellos los aficionados a Magic podemos disfrutar de unas entretenidas partidas a nuestro juego de cartas favorito en cualquier momento, tanto solos como acompañados.

Texto publicado en la Revista Games Tribune Magazine nº52

Imagen de perfil de Razor

Razor

49 entradas como autor
Amante congénito del universo videojueguil. Autoproclamado nintendero, pecero y seguidor acérrimo de los títulos indie. Donde la gente ve un gamepad y una pantalla yo veo un portal dimensional a Hyrule, Shakuras, Aperture Science, The Citadel, Tallon IV, Sylvarant, Black Mesa, Tamriel… Y es que, a veces, es mejor tomar la pastilla azul y permanecer unas horas más en The Matrix que elegir la roja y darte cuenta, al mirar por la ventana de tu habitación, que amanece la rutina del día a día.

Etiquetas:

, , , ,

Inicio Foros [GTM] Magic: The Gathering, del cartón al píxel

  • Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #36293

    Hablar de Magic: The Gathering es hablar del juego de cartas coleccionables más importante de todos los tiempos, con millones de jugadores repartidos
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/gtm-magic-the-gathering-del-carton-al-pixel/

    Imagen de perfil de mirlo2006mirlo2006
    Participante
    #36294

    Aún conservo el Magic mítico de Microprose, con su caja y enorme manual de instrucciones, para mí la mejor adaptación de juego que se hecho nunca. Duel of Planewalkers, no está mal, las reglas están bastante bien adaptadas, pero es un juego “capado”, eso de no poder crear tu propio mazo va totalmente en contra del espíritu del juego.
    También mencionar el infame Battlemage de psx, un intento de fusionar cartas con estrategia infumable, lo vendí a pesar de ser fan de esta franquicia.
    De todas maneras creo que la adaptación definitiva de Magic a los videojuegos aún está por llegar.

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #36295

    Sin duda toda una pieza de coleccionesta ese MTG de MicroProse ;D Volviendo al tema de los simuladores creo que MTGO es muy completo y 100% fiel a la versión física de Magic por lo que sé que tarde o temprano (por el bien de mi bolsillo, espero que sea tarde xD) acabaré probándolo pues muchos bloggers de Magic me lo han recomendado y viendo gameplays convence incluso a los más profesionales.

    También estoy de acuerdo con tu comentario sobre los DotP aunque en el último, el DotP2014, han incorporado el Sealed Play que permite a los jugadores crearse sus propios decks desde cero (incluso el número de tierras básicas que siempre ha sido automático en el modo Campaña) abriendo nueve sobres de 14 cartas al azar. Lo he probado y es muy entretenido.

    Imagen de perfil de Carlos CoronadoCarlos Coronado
    Super administrador
    #36296

    Urf yo con unos amigos hemos descubierto MTGO hace poco y la verdad es que estamos alucinando de lo potente que es, aunque la interfaz deja muchisimo que desear. Actualmente estamos jugando con los pésimos mazos construidos y gratuitos pero no descartamos hacernos de pago. Realmente vale la pena? Y en ese caso,, cuanto menos (en porcentaje) cuestan las cartas sueltas respecto al formato físico?

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #36297

    MTGO es más barato que el Magic físico pero las cartas raras/míticas más caras y competitivas no son mucho más baratas que en la realidad, tal vez sean un 15-20% menos. Todo depende del metajuego de cada formato que es muy variable en función de las prohibiciones así como de los mazos más jugados en los torneos reales. Yo cuando me enganche a MTGO me gustaría centrarme en Pauper (sólo comunes) pues es lo más económico y a su vez es muy entretenido (lo juego mucho con mis amigos en cartón).

    De todas formas te dejo el enlace a una serie de artículos muy completos sobre MTGO que está haciendo un blogger amigo (sólo ha publicado 4 hasta la fecha):

    http://magichampions.blogspot.com.es/2013/06/maginfo-grandes-posts-magic-online-el.html

Viendo 5 publicaciones - del 1 al 5 (de un total de 5)

Debes estar registrado para responder a este debate.