¿Olvidates tu contraseña?

La Historia a través de Minecraft

2013-04-30
3 comentarios

De Minecraft (id.; Mojang AB, 2011) se ha hablado largo y tendido en buena cantidad de ocasiones y son ríos de tinta los que se han vertido con respecto a este juego de la compañía Mojang. Muchos han hablado de su jugabilidad, de su originalidad, de esa vuelta a la niñez – cuando uno mismo creaba sus propios mundos utilizando bloques de madera -, o del éxito financiero que ha supuesto. Sin embargo, existe un aspecto del que apenas se ha hablado y sobre el que, humildemente, pienso que es interesante reflexionar. Los videojuegos como Super Mario Bros (íd.; Nintendo EAD, 1985) o Bit.Trip (íd.; Gaijin Games, 2009 – 2013) se han querido ver de cientos de maneras diferentes: como metáforas de nuestra vida o como un verdadero cuento de princesas. Con Minecraft se puede hacer algo parecido. Aplicando la imaginación, las comparaciones y las referencias podemos observar diferentes intenciones o ideas escondidas entre los píxeles. Intenciones de las que, seguramente, el propio autor no se ha percatado ni las ha creado pensando en ellas. Una que me venía frecuentemente a la cabeza nada más comenzar la partida y pasar las primeras noches en Minecraft jugando en el modo supervivencia, era la metáfora perfecta que representa el juego de la historia humana. Todos los estados sociales o culturales por los que ha pasado el hombre están presentes en el juego sueco. La evolución de nuestra partida y las decisiones y actos que tomemos durante nuestro tiempo en este mundo cúbico se ajustan perfectamente al desarrollo histórico del ser humano.

La primera noche la pasaremos asustado, metido en un hoyo en el suelo o nuestra cueva, sin más recursos que un palo de madera y algo de tierra. Escondiendo nuestra cabeza para evitar que las bestias salvajes nos despellejen. Por ahora no podemos hacer nada más, no tenemos la tecnología necesaria; pero tampoco los recursos y el tiempo para conseguirlo: los ciclos de día y noche marcarán nuestro ritmo de juego. Tenemos que conformarnos con lo que el medio nos ofrece. Justo igual a lo ocurrido durante los primeros compases de la existencia humana. La Prehistoria era exactamente eso, una época donde el hombre no contaba con la tecnología, los recursos o el tiempo para progresar. Los tiempos marcados por la luz solar definían el ritmo de trabajo de nuestros antepasados, la caza y la recolección eran su principal tarea y el fuego era considerado algo mágico y útil para alumbrar las últimas horas del día de nuestros ancestros. Conservar su vida en un medio hostil era todo su trabajo y no era, desde luego, un trabajo fácil. El medio natural estaba lleno de peligros que podían acabar con sus vida. Los humanos primitivos buscaron en las cuevas, los abrigos rocosos y los agujeros en el suelo la manera de protegerse del peligro para poder sobrevivir hasta ver el sol de nuevo, conformándose con lo que el medio proporcionaba.

La segunda y tercera noche en la partida serán una pieza clave en nuestra historia dentro del mundo de Minecraft: pasaremos de una cueva a un refugio algo más elaborado, comenzaremos a recolectar recursos para construir una vivienda o hábitat adecuada a tus nuevas necesidades e incluso puede que nos aventuremos a crear defensas para tu casa, alguna muralla que proteja al ganado que hayamos conseguido reunir mientras esquivamos a las diferentes criaturas que nos salen al paso. También puede que lleguemos a dominar el fuego, creando un pequeño horno, o antorchas, para poder trabajar de noche. Estos momentos representarán un punto de inflexión en la partida, quizás el más decisivo. Estas noches son el equivalente en la historia humana al período Neolítico. Durante estos años los humanos consiguieron comenzar a moldear el medio adaptándolo a sus necesidades. Salieron de la cueva para instalarse en pequeños poblados donde habitaron en viviendas construidas con elementos perecederos como piel o madera. El fuego fue finalmente dominado y utilizado para las más variopintas tareas: desde cocinar, hasta fabricar cerámicas e iluminar las viviendas para continuar las labores durante la noche. Los humanos vieron en los animales fieles compañeros, y poco a poco fueron adaptándolos a su vida domesticándolos. El Neolítico es considerado por muchos historiadores y prehistoriadores el cambio más importante que se ha producido en la Historia de la humanidad, donde el hombre pasó de nómada a sedentario.

Una vez tengamos en el juego nuestro pequeño hogar defendido por unas incipientes murallas, iluminadas por antorchas que nos permitan trabajar sin interrupción durante toda la noche, será la hora de consolidar nuestro trabajo. Las minas serán entonces nuestro mayor aliado. De ellas sacaremos piedra para construir casas y construcciones más duraderas. Con algo de suerte suerte, la aparición de diferentes minerales no se hará de rogar y por fin seremos capaz de tirar esas viejas herramientas de madera o piedra, y cambiarlas por otras de hierro mucho más útiles que, además, permitirán trabajar mucho más tiempo. Incluso nos atreveremos a más y construiremos elementos para la vivienda, como hornos, camas o ventanas. Sin duda, estas noches serán cuando consolidemos nuestra preciada obra. Esta etapa del juego corresponde a nuestra Edad Antigua. Las ciudades pasaron de madera o tierra a estar construidas en roca. Roma bajo el gobierno de Augusto se recubrió de mármol. Las armas pasaron de ser simples lanzas a preciadas espadas hechas de acero. Los hombres de la edad antigua tuvieron otras necesidades diferentes, nació y se desarrolló hasta cotas inimaginables hasta el siglo XV el comercio y el intercambio de bienes o servicios. Fue el momento en el que la humanidad se consolidó en su lugar de dominador del medio.

En estos momentos del juego nos habremos acomodado a nuestra nueva vivienda, incluso la habremos ampliado y habremos comenzado a jugar con los elementos. En definitiva, te has confiado. Y es justo momento en el que te confías cuando aparecen los explosivos creepers, estropeando toda tu obra. Tu preciada ciudad, levantada en roca y con todo tipo de lujos, de repente, se convierte en una ruina humeante. Te toca levantar de nuevo toda la estructura. Hechos paralelos a la Edad Media, cuando los bárbaros invadieron el Imperio Romano; dando comienzo a una serie de luchas por hacerse con la herencia de Roma que acabaría con la civilización romana tal como se conoció para dar lugar a una nueva civilización que mezcla la cultura de los bárbaros del norte, el cristianismo y la cultura grecolatina. Esta combinación cultural dio lugar a una de las estructuras culturales más poderosas de nuestra Historia Universal: la Europa Moderna, que soportaría el peso del desarrollo posterior de la Historia de la humanidad.

Una vez reconstruida nuestra vivienda tras el ataque de los creepers, nos pondremos manos a la obra y construiremos una mejor casa con mejores defensas y mejores elementos que nos proporcionen la paz y la tranquilidad que deseamos. Esto da sus frutos, y comenzamos a contemplar como nuestro hábitat evoluciona y crece hasta dar con una estructura digna del mejor emperador. Tan seguro nos sentimos tras mejorar y consolidar nuestro nueva vivienda que comenzamos a explorar el medio, e incluso a construir nuevas edificaciones lejos de nuestra posición original. Siguiendo con la comparación es la Edad Moderna la etapa histórica que corresponde a este momento. La Europa moderna se pobló de grandes cortes que, una vez superada la época medieval, se rodearon del mayor de los lujos. Ya nada podía oponerse a naciones como España, Francia o Inglaterra. España exploró y dominó el mayor imperio de Ultramar hasta entonces – y hasta ahora – conocido. Felipe II incluso se llegó a denominar Rey del Mundo, construyendo nuevas ciudades tan lejanas de su posición original como las Islas Filipinas a las que dio su nombre.

A estas alturas del juego ya hemos dominado el escenario. Es todo nuestro y podemos hacer con él lo que queramos. Es entonces cuando comienzan los caprichos: realizar una copia a escala de Minas Tirith, intentar reproducir el castillo de tu pueblo o escribir tu nombre en el cielo. Ya no tenemos miedo, hemos dominado el mundo y estamos seguro de nuestra dominación. La Historia Contemporánea y del Mundo Actual se centra en estos dos aspectos, la dominación mundial protagonizada por Europa y la construcción de gigantescos Imperios Coloniales. De ahora en adelante Europa ya no teme, conquista. Francia y Gran Bretaña establecen sus Imperios de Ultramar a expensas de la fatigada España. En esta época el hombre ya tiene otras necesidades, ya no es solo sobrevivir, ahora también quiere divertirse y para ello ocupa sus horas en realizar las más heterogéneas acciones, construir maquetas, ver películas, dibujar castillos y un sinfín de divertimentos de todo tipo. Sin embargo, de vez en cuando existirá algún problema para nosotros, alguna Guerra Mundial se desatará, pero no será nada que no podamos atravesar.

En definitiva, y como creo que ha quedado demostrado en estas pequeñas líneas, Minecraft es una perfecta metáfora de la historia del hombre a través de los tiempos, desde su primera noche dentro de una cueva, a oscuras, esperando al Sol para volver a vivir hasta su última noche jugando a un videojuego para entretenerse y pasar el rato sin mayores preocupaciones que escapar del estrés.

N. del. A: Las imágenes que embellecen este artículo pertenecen a la serie pictórica, la Consumación del Imperio, del pintor estadounidense Thomas Cole.

Inicio Foros La Historia a través de Minecraft

  • Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #38467

    De Minecraft (id.; Mojang AB, 2011) se ha hablado largo y tendido en buena cantidad de ocasiones y son ríos de tinta los que se han vertido con respec
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/la-historia-a-traves-de-minecraft/

    Imagen de perfil de luismifoxluismifox
    Participante
    #38468

    Muy buena analogía, solo espero que el final lógico no sea dinamitar el mapa cuando no nos quede nada más por hacer.

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #38469

    Bueno, como depende de nuestra voluntad, podemos derrumbarlo todo o construir algo mejor, quizás otra analogía del futuro que no espera 😉

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #38470

    Bueno, como depende de nuestra voluntad, podemos derrumbarlo todo o construir algo mejor, quizás otra analogía del futuro que no espera 😉

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)

Debes estar registrado para responder a este debate.