¿Olvidates tu contraseña?

Historiador y Desarrollador

2013-07-16
6 comentarios

Los juegos inspirados en la Historia son cada vez más frecuentes. Actualmente existe un renovado interés por el pasado en todas las obras de ficción, desde películas hasta novelas y series de televisión. El éxito de títulos como los Pilares de la Tierra (The Pillars of the Earth, Ken Follet, 1989) o la serie patria Isabel (Jaume Banacolocha, 2012) demuestran el interés que existe entre la sociedad por conocer el pasado. En los casos anteriores aparece siempre un hueco para el historiador o el oficio de historiador, ya sea mediante la investigación personal sobre el tema como es el caso de Ken Follet o mediante la figura del documentalista, encargado de ilustrar los detalles históricos con mayor o menor fortuna. Detalles por supuesto después pasado por el filtro del guionista, que selecciona los momentos y personajes que desea mostrar al público para elaborar una historia de más fácil consumo. Sin embargo en el mundo del ocio digital, dentro de los videojuegos, no existe esta figura, el historiador no tiene cabida en el píxel. La investigación personal, como por ejemplo la realizada en el juego Assasins Creeds se limita a los ambientes y edificios, muy bien representados en algunos casos, pero después se limitan a beber de batiburrillos histórico-esotéricos puestos de moda por Dan Brown y su novela el Codigo Da Vinci, que no es más que otro batiburrillo de ideas ya expuestas con mejor fortuna y calidad en otras obras anteriores.

Esta separación del historiador profesional del mundo del ocio digital se nos antoja un verdadero problema. El alejamiento es mucho más evidente en este sector que el producido entre el historiador y el cine. Este desinterés por el historiador del mundo del ocio digital no es beneficioso ni para unos ni para otros. Para el historiador porque los juegos presentan una Historia Inventada que en nada tiene que ver con la Historia académica. El alcance los videojuegos y la penetración social de estos es cada día mayor, muchos jóvenes han adoptado las ideas históricas desprendidas de estos productos de ocio digital como ciertas y verdaderas, esquivando la verdadera histórica y sustituyéndola por este tipo de Historia. Además, muchos usuarios de videojuegos conocerán la Historia, partes y acontecimientos de ella solo a través de los videojuegos y películas, estableciéndose en ellos una errónea concepción del pasado que costará inmensos esfuerzos borrar o sustituir por la Historia académica, sí que esto pudiera llegar a suceder. Por tanto se convertirán en un sector mucho más manipulable, no olvidemos el inmenso poder que ha tenido la Historia como útil política para la consecución de determinados fines como crear una identidad nacional, legitimar una acción o adoctrinar a todo un pueblo. Como ya intentamos demostrar en artículos anteriores los momentos seleccionados en los videojuegos no son elecciones baladíes, sino que están determinadas y fundamentadas por razones de peso como ofrecer una imagen edulcorada y manipulada de diferentes acontecimientos históricos, crear una identidad nacional o verter una capa de distorsión sobre otras ideas o sistemas políticas además de ofrecer siempre momentos bien conocidos por todos y anclados en el colectivo popular, aunque de manera completamente errónea. Nada tiene que ver la Edad Media histórica con la Edad Media popular.

Por otro lado los videojuegos deberían prestar más atención a la Historia en sí y en su vertiente más fidedigna por el simple motivo de la excelente motivación e influencia que puede ser la Historia para estos productos, pudiendo dotarlos de una complejidad, seriedad y carga argumentativa mucho mayor, como ha sabido hacer la novela que ha visto en la Historia un filón de pequeñas historias que están siendo un éxito cultural en estos días. Y para que estos dos factores lleguen a buen puerto es necesaria la colaboración entre los dos personajes protagonistas de este mundo, los historiadores y los desarrolladores de videojuegos.

Para terminar, los videojuegos tienen en la Historia una poderosa herramienta de creación de guiones y argumentos ¿Quién no querría encarnar en un videojuego a Adrián Carton de Wiart? Quién según la Wikipedia:

“He served in the Boer WarFirst World War, and Second World War, was shot in the face, head, stomach, ankle, leg, hip and ear, survived a plane crash, tunneled out of a POW camp, and bit off his own fingers when a doctor wouldn’t amputate them. He later said “frankly I had enjoyed the war”.[1]

Y no solo este, existen cientos de ejemplos de historias reales que superan con creces cualquier argumento actual. Historias que de ser aprovechadas por el mundo del videojuego dotarían a este de una riqueza increíble. Nuestra propia historia tiene momentos que de que haber sucedido en EE.UU estaríamos hastiados de contemplarlos en televisión como la batalla de las Navas de Tolosa (1212) donde tres reyes, Castilla, Aragón y Navarra, encabezaron la carga de caballería contra el Califa almohade An-Nasir. Y como estos, miles de ejemplos más.

¿Y qué historiador rechazaría una herramienta que llegue a la sociedad de la manera en que lo hacen los videojuegos? Uno de los verdaderos problemas existentes para el historiador profesional que es “la labor de los historiadores se caracteriza por una escasa difusión fuera de su círculo y por su mínima conexión con la sociedad”.[2] La utilización del videojuego como forma de comunicación entre el historiador y la sociedad es verdaderamente un regalo para el gremio al igual que lo fue el vídeo y el cine para la creación de documentales. Sin embargo aún no han sabido explotarlo de la manera correcta, ha habido algunos intentos, como por ejemplo los realizados por el Canal de Historia, pero que no han tenido el éxito esperado.

En definitiva, la colaboración entre el historiador y el desarrollador de videojuegos se nos antoja imprescindible para una mejora del ámbito de la Historia en el campo de los videojuegos que redundaría en provechosos beneficios para ambos.


[1] Happy Odyssey, p. 89

[2] Valdeón, J (1999). “Glosa de un balance sobre la historiografía medieval española en los últimos treinta años (II). “La Historia medieval en España: un balance historiográfico (1968 – 1998): XXV Semana de Estudios Medievales, Estella 14 a 18 de julio de 1998. p. 827.

Inicio Foros Historiador y Desarrollador

Etiquetado: , ,

  • Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #36253

    Los juegos inspirados en la Historia son cada vez más frecuentes. Actualmente existe un renovado interés por el pasado en todas las obras de ficción,
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/historiador-y-desarrollador/

    Imagen de perfil de Jose L. MarinJose L. Marin
    Participante
    #36254

    Un artículo sublime, completo y lleno de grandes ideas. Algún día, tendremos un sistema educativo libre, que emplee una metodología basada en el aprendizaje y no únicamente en la enseñanza, de la que surja una sociedad crítica y creativa, y ¿por qué no? los videojuegos podrían traspasar las fronteras del ocio y entretenimiento.
    Un abrazo.

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #36255

    Muchas gracias por el comentario Jose! Por ahí van los tiros, se deberían aprovechar todas las herramientas a nuestro alcance para educar mediante el aprendizaje y para ello los videojuegos, bien utilizados, serían una herramienta excepcional para llevarlo a cabo. Gracias por dejar tu opinión! Un abrazo!

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #36256

    Muchas gracias por el comentario Jose! Por ahí van los tiros, se deberían aprovechar todas las herramientas a nuestro alcance para educar mediante el aprendizaje y para ello los videojuegos, bien utilizados, serían una herramienta excepcional para llevarlo a cabo. Gracias por dejar tu opinión! Un abrazo!

    Imagen de perfil de mirlo2006mirlo2006
    Participante
    #36257

    Es cierto que la Historia que se nos ofrece en los videojuegos es pobre, imprecisa y poco realista, pero entiendo que en algunos géneros, el videojuego por sus mecánicas necesita darle a esos ambientes históricos toques de irrealidad y fantasía para poder vender, ya que quizás un videojuego titulado “La batalla de Navas de Tolosa”, en las que el personaje sea un castellano sin habilidades poderosas, ni armas especiales, de entrada suena poco apetecible, en una aventura gráfica le veo más posibilidades. El tema sería encontrar un punto de equilibrio donde no se le den patadas a los libros de Historia, pero que lo que tenemos delante sea divertido de jugar, porque después de todo se trata de eso. Quizás en los juegos en que sea más complicado ser fiel, unos buenos códices a los Mass Effect en la que se nos narre la verdadera Historia que tiene el trasfondo del videojuego sería una buena herramienta de difusión para empezar.
    Gran artículo por la reflexión planteada.

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #36258

    Muchas gracias por tu comentario! Tienes toda la razón, la finalidad última de un videojuego es entretener, pero si aprendes por el camino nunca está de más, como por ejemplo pasa con los juegos de Paradox (nunca me cansaré de alabar esa compañía :D) sin embargo lo que quería manifestar en este artículo es que la relación ente la Historia con tintes verídicos no tiene ninguna relación con la Historia que presentan muchos juegos y esto es negativo tanto para unos como otros. Y si, como bien dices, una solución al problema podría ser la que mencionas, como ocurre en los Elders Scrolls, donde te empapas de la Historia del mundo a través de los libros que vas encontrando. Por último, eso que mencionas de la batallas de las Navas de Tolosa sería genial si se hiciera por ejemplo siguiendo los pasos del Mount & Blade, un juego perfecto para ambientar ese tipo de historias, de hecho existe un Mod ambientado en la Reconquista que es sublime 😉

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #36259

    Muchas gracias por tu comentario! Tienes toda la razón, la finalidad última de un videojuego es entretener, pero si aprendes por el camino nunca está de más, como por ejemplo pasa con los juegos de Paradox (nunca me cansaré de alabar esa compañía :D) sin embargo lo que quería manifestar en este artículo es que la relación ente la Historia con tintes verídicos no tiene ninguna relación con la Historia que presentan muchos juegos y esto es negativo tanto para unos como otros. Y si, como bien dices, una solución al problema podría ser la que mencionas, como ocurre en los Elders Scrolls, donde te empapas de la Historia del mundo a través de los libros que vas encontrando. Por último, eso que mencionas de la batallas de las Navas de Tolosa sería genial si se hiciera por ejemplo siguiendo los pasos del Mount & Blade, un juego perfecto para ambientar ese tipo de historias, de hecho existe un Mod ambientado en la Reconquista que es sublime 😉

Viendo 7 publicaciones - del 1 al 7 (de un total de 7)

Debes estar registrado para responder a este debate.