¿Olvidates tu contraseña?

EDGE: La Revista

2012-10-24
14 comentarios

Nacida para destacar

Año 2006, el mundo del periodismo dentro del sector de los videojuegos se ve abrumado por la incipiente expansión del sector. Las editoriales no ajenas a tal movimiento decidieron que era el momento idóneo de poder dar el salto cualitativo que un sector, tan oculto y defenestrado, se merecía. Desde 1991, con el nacimiento de Hobby Consolas, el “target” no era otro que millones de adolescentes o infantes pre-pubertarios. Esos mismos, aunque algo más crecidos, son los que hoy pueblan la red con insistencia y tesón, rellanando espacios en blanco con ese invento llamado, blog. Una parte de esos pequeños devoradores de prensa escrita y de videojuegos, sentía la necesidad de ver en el mercado algo que cubriera con madurez sus ganas de continuar leyendo, sin tener que estar sujetos a los clichés de la escritura más juvenil.

Así pues, esa madurez empezaba a exigir algo más, una forma diferente de tratar los textos y hablar sin tapujos de cualquier videojuego pese a la paupérrima calidad de éste. Así, el año 2006, y acompañado con el también nacimiento del suplemento Xtreme dentro de la revista Superjuegos nace la adaptación española de la revista británica EDGE. El primer número de la revista, correspondiente a la adaptación del número 161, llegó golpeando con fuerza el panorama. Sus portadas, presencia y formato papel rompían con el formato español, mostrando algo más maduro y consistente. Aunque al fin y al cabo, la diferencia se debía ver en su interior. Y en éste se podía encontrar un maravilloso reportaje titulado “El Retorno de Might and Magic”, un análisis de bastante calidad sobre Radiant Silvergun (Treasure, 1998), un artículo retro de 3D Monster Maze (Malcolm Evans, 1982) y otro del shooter del momento – por aquel entonces, claro está – Crysis (Crytek, 2007) el cual además era el elegido para la portada.

El error: traducir y puntuar

Uno de los errores más comunes cuando se realiza una adaptación de algo en otro idioma, es realizar un proceso de traducción. Por varios motivos que no vienen a colación, se pierde la personalidad de unos textos que van dirigidos a un tipo de lector dentro de una cultura concreta. Los británicos no son como los españoles y por lo tanto su cultura en el sector de los videojuegos es sustancialmente diferente. Ese error llevo a EDGE a tener más de una crítica por parte de un público que demandaba contenido adulto pero propio. El referente estaba claro, Superjuegos Xtreme trataba los videojuegos con un tono que iba más allá de lo convencional y con EDGE el listón no se podía bajar.

Otro de los puntos controvertidos de la revista era su frecuencia en puntuar de forma rigurosa sus análisis. Lejos de entrar en el absurdo debate de la necesidad de dichas cantidades numéricas, a la versión británica de EDGE  no le temblaba el pulso a la hora de asignar puntuaciones bajas a títulos que una vez transcritos eran aumentados de forma sustancial. Un error que los lectores no perdonaban ya que en el mundo globalizado donde vivimos la homónima de habla inglesa era accesible a la mayoría de la población. Así pues, y recurriendo ahora sí al evitado debate, las notas carecían de su valor original. El texto, cuidado y lleno de buenas referencias se desvanecía tras un número, de hecho todo se reducía a éste y al efecto que causaba posteriormente en los foros, blogs y lugares de opinión. EDGE pecó de soberbia o a lo mejor de descuido, pero esos pequeños detalles repoblaron el panorama entre aquellos que amaban la revista y los que las despreciaban; no dejar a nadie indiferente siempre ha sido un gran don.

EDGE y su colección de los 100

Una de las ediciones más recordadas y más compradas durante sus 3 años en activo, fue aquella que salió bajo el nombre de “Los 100 mejores videojuegos”. Su particular formato donde cada videojuego era analizado bajo un interesante artículo llegó a ganarse el aprecio de muchos. De hecho, y en más de una ocasión, fue destacada como una vía muy interesante que se debía explotar más. Algunos fans, llegaron a acuñarla como “La Biblia de los Videojuegos” y todavía hoy ensalzan dicho “especial” para mostrarle al mundo la grave equivocación tras el cierre.

Dicho ejemplar, ha sido y es fuente de inspiración para muchos. Entre ellos, humilde servidor y compañeros de Ze[h]n Games. Un referente que junto a los libros de Mondo Pixel – de la mano de John Tones – han impregnado en este lar esa característica que tanto intenta diferenciarse. Curiosidades a parte, cabe destacar que la forma de tratar los textos en EDGE fueron siempre diferentes. Buscando siempre acercar al lector a la experiencia pura a través de las letras, sin clichés ni expresiones tipificadas del sector. Artículos como los que se podían encontrar en sus diferentes secciones fueron acompañando a muchos jóvenes (y adultos también) hasta que llegó la primera recesión económica, la del 2009.

EDGE Spain is R.I.P.

La crítica era devastadora, EDGE España no tenía un público mayoritario y muchas veces caía en la crítica fácil por los motivos anteriormente expuestos. Pero sin duda, fue una revista que caló en el lector que la seguía. Sus paupérrimas ventas y su baja aceptación en el sector junto a la primera recesión económica Europea hizo que la Editorial Globus (poseedora de los derechos de distribución) cerrara sus puertas tras el lanzamiento del número 36. Edición que no vio la luz de la calle y que hoy por hoy se trata como una pieza de coleccionista por su extrema escasez.

En definitiva, EDGE fue una buena revista, que no supo adaptarse a una nueva cultura y que además cometió algún que otro error. Pero Ze[h]n Games jamás hubiera existido sin ella. Su filosofía, su concepción, su forma de ver el mundo de los videojuegos y sobre todo el mensaje adulto que se desprendía de sus textos, inspiró a servidor a lanzarse a la escritura, algo que se potenció tras la publicación de un texto en la sección Fórum del número XX. Un lugar, el foro, especial donde el lector tenía contacto con algunos de los redactores o colaboradores de la revista. Colaboradores que animaron a servidor a crear su propio blog y que después a evolucionado a este bonito proyecto. EDGE dejó huella en aquellos que la amaron y la miraron con otros ojos, aunque en realidad la edición británica siempre fue de un nivel superior. Prueba de ello es que sigue publicándose y ofreciendo contenido de muy alta factura.

Imagen de perfil de Laocoont

Laocoont

88 entradas como autor
Viviseccionador por definición, observador natural que gusta de lo extraño, de lo rebuscado. Pasión que me llega de una profesión llena de bioritmos cambiantes y variados. La búsqueda de la esencia en los videojuegos, más allá que el puro videojuego en sí, es una obsesión que roza lo patológico. Amante de lo pequeño, de lo que entra sin hacer ruido, de lo extraño y despreciado. Música, literatura y cine son fuentes indivisibles de una misma parte, donde los videojuegos son el catalizador.

Etiquetas:

, , , , ,

Comentarios

  1. Imagen de perfil de Raul Factory Raul Factory dice:

    Sin duda, se trata de la revista que nos ha llevado a muchos de nosotros a dar el paso de querer indagar más sobre videojuegos. Totalmente de acuerdo contigo en que la versión española no acabó de adaptarse a nuestra peculiar cultura, pero siempre nos quedará la versión británica. La original.

  2. Alicia dice:

    No creo que el problema fuera la traducción en sí, sino la manera de enfocarla. En el caso de las revistas, como con muchos productos (los alimentos son un ejemplo muy claro) no se puede simplemente traducir, hay que adaptar el contenido, formato, uso y utilidad del mismo.

    Si lo que hicieron fue una mera traducción de los artículos, en plan”esto es lo que funciona en Reino Unido, pero no tengo ni idea de si este juego gustará en España ni de la respuesta que está teniendo”, y no una adaptación del contenido, evidentemente el fracaso iba a estar asegurado.

    1. Imagen de perfil de Laocoont dice:

      Quizás ese fue su gran problema querer aprovechar el producto a coste mínimo, pese a ello consiguieron llamar la atención de una parte del sector. Lástima que no se invirtiera en contenido propio o en redactores de aquí.

  3. mozkor17 dice:

    Yo fui uno de los detractores de la EDGE española. Nunca acabo de gustarme ese intento artificial de meter en cintura un producto tan puramente anglosajon. Una revista basada en traducciones que para colmo eran bastante justas (se perdian muchos localismos, bromas que no venian a cuento y expresiones que para nosotros no tenian ningun sentido).

    No entiendo, y creo que desde luego nunca entendere el por que meter en nuestro mercado un producto casi con calzador. EDGE murio por esto. Pero ahora mismo hay otra publicacion en el mercado que gracias a que paga una brutalidad por una licencia y una promocion de “no publicidad” bastante cogida con pinzas, vuelve a cometer los mismos errores pero a un precio desorbitado: Traducciones y analisis inflados con su homonima inglesa. Esto bajo mi punto de vista es un error capital para una revista que aunque sea especializada, su target para subsistir tiene que ser generalista.

    Hay un error muy grave de trasfondo que dice que la prensa inglesa es mucho mejor que la nuestra porque tienen acceso a las fuentes. ¿Que fuentes? En un mundo tan globalizado todo el mundo esta esperando cualquier oportunidad para hablar de su producto y hacerlo en cualquier parte del mundo. Y esa funcion la puede hacer un medio ingles, aleman o birmano con un par de mails. Lo unico que tenemos que envidiarles es el saber vendernos la moto mejor que lo que lo hacemos nosotros mismos.

    1. Imagen de perfil de Laocoont dice:

      Lo de la revista a la que te refieres, que supongo que es GamesTM, parece que poco a poco van metiendo nuevos contenidos. No entro a valorar si es una política acertada o no, el tiempo como siempre pone a cada cual en su lugar. Yo sin duda y como la mayoría pienso que existen buenos redactores capaces de meter contenido de calidad sin tirar de las “traducciones literarias” porque consiguen fidelizar.

      1. mozkor17 dice:

        Exacto. Sinceramente me toca mucho la fibra ver como se paga dinero por una marca que no la merece. Games TM inglesa no es Game Informer ni es EDGE ni es Kotaku. Es una marca que ni fu ni fa y hasta hace bien poco el 95% de los españoles no la conocian. ¿Pagar esa barbaridad por la cabecera y traducciones? Me hiere en el alma. Y mas ver como gente de la extinta Superjuegos ha pasado por el aro en vez de renacer con una marca nueva.

        Ahora bien, viendo como esta Grupo Zeta me da que va a durar menos y nada. Lo cual tambien es una pena.

  4. GredXII dice:

    ¿Me miraréis mal si digo que nunca he tenido una Edge en mis manos?

    Lo cierto es que esta revista nunca me llamó la atención pero ahora tras leer este artículo me han entrado ganas de leerme números antiguos de la revista…

    PD: “Esos mismos, aunque algo más crecidos, son los que hoy pueblan la red con insistencia y tesón, rellanando espacios en blanco con ese invento llamado, blog.” Aquí uno de esos que decidió cambiar las revistas por los blogs, tanto como lector como la nueva posibilidad de ser uno mismo el creador de textos.

  5. real academia dice:

    Pedazo d revista la Games TM

  6. Imagen de perfil de Raul Factory Raul Factory dice:

    Yo tampoco creo en formatos de copiar / pegar y esto fue el problema que arrastró casi siempre EDGE. En cuanto a games TM, tengo la fortuna que por motivos que ahora no vienen al caso, la recibo gratis, por lo que no me importa leerla. Eso sí, creo que su precio es totalmente desproporcionado y si tuviese que comprarla, no lo haría.

  7. salore78 dice:

    Compré todos los números de la revista y es la única que los tengo todos guardados. Sabía de la existencia de su edición inglesa, pero nunca la importé.
    Las portadas de Edge son las mejores que he visto nunca, la de Games TM de Specs Ops The Line con la textura de arena también es una pasada, y los contenidos me parecieron muy sorprendentes. Como bien decíais más arriba, yo estaba acostumbrado al estilo juvenil de Hobby Consolas y me gusto mucho el estilo adulto de sus textos. Hacían unos reportages muy buenos y muchos hablaban de la parte técnica de desarrollo de los videojuegos, cosa que en ninguna revista no había visto nunca.
    Del tema de las traducciones se notaba en algunas frases que quedaban muy forzadas y sin coherencia, y la nota final alguna daba el cante después de leerte todo el análisis.
    Me supo mal que la dejasen de publicar, pero ahora estoy disfrutando mucho con la Games TM, y eso que no soy un privilegiado que la recibe gratis y cada mes pago 8€. Me parece buena revista, con buenos y abundantes reportages, aunque este último número haya habido el tema del papel nuevo.

    1. Imagen de perfil de Laocoont dice:

      Yo la compré por recomendación de un “amigo”, el cual insistía que mi forma de escribir y pensar encajaba con la revista. Salvo algunas veces que cómo bien dices se veía esa traducción literal, descontextualizada y forzada llegó a influirme tanto que modificó parte de mi forma de entender el sector. La GamesTM la compré en sus inicios, luego por “ajustes presupuestarios” la descarté aunque insisto es una revista que tiene una cara y una cruz. La cara esos artículos serios y hechos a mano y Made in Spain. La cruz, los que quieras porque para poner peros se le pueden sacar mil y una contras.

      Creo que el sector se sitúa a él mismo y que cada cual elige el camino que debe realizar, así que el éxito o fracaso será algo que sólo el destino y los usuarios decidirán, yo no.

  8. Ekon dice:

    Nunca he tenido una EDGE en mis manos y me da lastima por que siempre he tenido esas ganas de poder leer algo de calidad. La web inglesa en cambio, a falta de no poder comprar el formato físico, sí que la suelo leer a menudo y me encanta la calidad de sus artículos.

    Espero algún día tener el privilegio de leer alguna revista de la edición española de esta gran revista.

  9. mirlo2006 dice:

    Pues yo he leído varias EDGE y la verdad es que me han parecido un tostón de cojones..creo el lector medio cuando lee una revista de videojuegos, quiere que sea amena y a mi EDGE no me lo parece, creo que se toma demasiado en serio a sí misma y muchos artículos me parecían algo forzados con tal de aparentar.

  10. Recuerdo que la publicitaban más de una vez en la también extinta NGamer (otra revista cerrada por Globus, esta afortunadamente contaba con material propio, si bien era más del estilo Hobby Consolas), y la verdad es que me quedé con las ganas de leer algún ejemplar. Desgraciadamente, antes de que pudiera echar mano de ningún número, terminó cerrando, y aquí estoy con gesto torcido y pensando en que me perdí algo interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *