¿Olvidates tu contraseña?

Dragon Spirit, dragón de alma humana

2013-04-05
3 comentarios

Namco realizó este Arcade en 1987, que funcionaba en una placa Namco System 1. Posteriormente Atari fue la encargada de distribuir el juego fuera de Japón y como sucedía con muchos juegos de los aparecidos en los salones Arcade, fue portado a varios sistemas de sobremesa, con mejor o peor acabado, según la versión. De entre todas hay que destacar la conversión casi perfecta para la PC Engine, una de las mejores. Es como se conoció a la consola de 8 Bits de NEC, con corazón gráfico de 16 Bits, fuera de Japón y que fue lanzada originalmente en el país nipón en 1987. Fuera de Japón la conocemos con el nombre de Turbografx.

Dragon Spirit (íd.; NAMCO, 1988) de PC Engine, en su tarjeta HuCARD, fue lanzado un año después de la versión Arcade en Japón conservando prácticamente su apartado gráfico y su dificultad, que es bastante alta. La historia es bien simple, héroe que va a rescatar a la princesa, en este caso de nombre Alicia, secuestrada por el malo malísimo, con forma de serpiente y de nombre Zawell. La curiosidad es que el héroe, Amul, es un humano que se transforma en dragón por medio de un rayo que cae del cielo al elevar su espada,  lo que le permite escupir bolas de fuego y adquirir varios poderes diferentes durante el transcurso de la partida, para rescatar a Alicia.

Dragon Spirit es un Shoot´em Up de scroll vertical, heredero de Xevius (íd.; NAMCO, 1982) y con el que comparte el mismo scroll vertical y algunas otras cosas. En el juego controlaremos al dragón, que se mueve de forma automática hacia adelante, como en muchos otros Shoot´em Up y nosotros tendremos que esquivar los ataques enemigos con un movimiento de ocho direcciones y destruirlos por medio de nuestros dos ataques, uno aéreo que sirve para derrotar a todos los enemigos voladores y otro terrestre, con forma de bomba, que destruirá los enemigos que vayan por tierra o nos permitirá destruir partes cadentes del escenario para hacer aparecer ítems ocultos o para destruir huevos que encontraremos, que nos proporcionaran ítems de mejoras.

El protagonista tendrá que recibir tres impactos para morir, incluso más, si se recoge algún potenciador, algo que de no ser así, haría al juego casi imposible. A la dificultad del juego se le añade el problema del tamaños del sprite del dragón, este es bastante grande, por lo que nos será difícil esquivar las balas. Además, por medio de potenciadores, podemos aumentar la capacidad de disparo del dragón, incluso sumando el número de cabezas del propio dragón, hasta tres, con lo que su tamaño será aún más grande y por ello un blanco fácil. Si esto fuera poco, al recibir un impacto seremos penalizados, además de con la pérdida de un punto de vida, con la reducción de poder de nuestro ataque o la perdida de las cabezas adicionales que llevemos en ese momento, aumentado aún mas si cabe el reto de terminar el juego.

Existe la posibilidad de cambiar de forma al dragón, por medio de unos ítems especiales que aparecerán de vez en cuando. Unos harán que nuestro dragón tenga disparos teledirigidos, otro un disparo mas disperso y una última, que transformará al dragón en uno de menor tamaño, con lo que nos será mas fácil esquivar las balas de los enemigos y será bastante útil en muchas situaciones. Por desgracia estas transformaciones solo son durante un tiempo determinado.

Dragon Spirit no es un juego fácil y no es recomendable para iniciarse en el género, sino has jugado nunca a otro juego de este tipo. Desde la primera fase empezaremos a pasarlo mal, de verdad,  dado que los disparos de enemigos son abundantes y habrá mas cosas en el escenario, como erupciones de volcanes, que también podrán dañar al dragón. Además las fases son bastante extensas y será necesario aprenderse prácticamente por donde aparecerán los enemigos, para poder concluir la fase con éxito, siendo un juego de mucho ensayo y error. Si esto fuera poco, al final de cada nivel tendremos que enfrentarnos a un jefe final, que no nos pondrá las cosas fáciles.

El port de PC Engine de Dragon Spirit es una conversión casi exacta de la recreativa, incluso los gráficos se ven algo mejor en algunos aspectos y la calidad sonora de la música compuesta por Shinji Hosoe, siendo este su primer trabajo, se conserva prácticamente igual en la consola de sobremesa, gracias al buen chip de sonido que tiene la PC Engine o Turbografx. En contra, se han sustituido los niveles siete y ocho, por otros dos de corte similar al nivel nueve, que existe en la recreativa. También se ha suavizado un poco la dificultad de estos últimos niveles respecto al Arcade. Una diferencia extraña de esta versión respecto al Arcade, es que se eliminó la secuencia de introducción, en la que veíamos al protagonista transformarse en dragón. Esta intro la pudimos ver en la versión Arcade e incluso aparece en la conversión de la consola NES del mismo nombre. Decisión extraña sin duda.

Dragon Spirit no es un juego que se pueda recomendar a novatos del género Shoot´em Up, debido a su dificultad, ya que seguramente terminen dejándolo, hastiados por lo desesperante que puede llegar a ser en algunos momentos. Pero aquellos que disfruten con el género, van a encontrar en esta dificultad un buen aliciente, ya que es un reto bastante considerable. Además siempre está el aliciente de controlar a un dragón, que eso siempre llama la atención. Si tenemos en cuenta la fecha de lanzamiento, 1988, es asombroso la calidad técnica que consiguieron con el juego. Además la mecánica es bastante apetecible hoy en día y los amantes del genero, que no conozcan este Dragon Spirit, seguro que disfrutarán con el.

Existe una continuación del juego para Arcade, llamada Dragon Saber (íd.; NAMCO, 1990) y desarrollada tres años después, con el añadido de dos jugadores simultáneos. En el primer juego también se podía jugar dos jugadores, pero nunca a la vez, había que turnarse. También apareció una secuela de Dragon Spirit de NES, titulada Dragon Spirit: The New Legend (íd.; NAMCO, 1990) que poco o nada tiene que ver con la continuación del Arcade. Hoy en día se puede disfrutar de Dragon Spirit en su versión de TurboGrafx, en la Wii y su Consola Virtual, lanzado en 2007 y en algún recopilatorio como Namco Museum vol. 5 (íd.; NAMCO, 1997) donde se juega de forma emulada, que fue lanzado para PlayStation.

Comentarios

  1. Adol3 dice:

    Pero que JODIO es el juego!!

    Gran shmup, y grandes ports, aunque alguno huela rancio. Alguien ha visto el port a X68000? Con banderín incluído!! HAMOOOOOOR!

    1. Tiex dice:

      Yo si lo he visto 😉

  2. DANI_KICK dice:

    La verdad es que es difícil, aunque se deja jugar. Los he visto más xungos, sobre todo en la gran NeoGeo, que creo que se tiraron, en algunos títulos, más tiempo programando los disparos que el juego en sí. A mí ésto me desespera bastante si no hay un “equilibrio” entre dificultad y jugabilidad, que como ya he dicho, hay juegos que de sólo ver la demo, se te quitan las ganas de jugarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *