¿Olvidates tu contraseña?

Dificultad que ayuda a la jugabilidad

2012-09-28
9 comentarios

Cuando uno se enfrenta a un videojuego, dependiendo de la persona y de lo que queramos jugar en ese momento, siempre buscamos un reto, enfrentarse al problema que han planteado los desarrolladores y superarlo. En ocasiones el reto nos puede ayudar a nuestro interés por avanzar en el juego o puede ser el caso que nos lleve a abandonar el videojuego, debido a una dificultad mal medida.

Si hay algo que existe en un videojuego desde sus comienzos, es la dificultad, en un principio usada para alargar la vida del juego, ya que estos no tenían una duración muy extensa. Por ello se usaba esta dificultad bastante alta, para que el tiempo con el juego fuera más largo, debido a lo que costaba mucho avanzar y llegar a su fin. Hoy en día vivimos en una época donde los juegos son más accesibles y mucho más fáciles. Los desarrolladores buscan que cualquiera pueda jugar a su juego, cuantos más sean mejor – más dinero – y por ello muchos se plantean con una dificultad bastante baja, convirtiéndose en auténticos paseos y que no ayudan nada a alimentar la superación. Aunque también existen los modos de dificultad, estos hacen que en muchos juegos, el mismo cambie por completo y con ello su mecánica, mejorando incluso su jugabilidad y en otros dando paso a un autentico infierno.

La curva de dificultad de algunos juegos está bien medida, con un inicio sencillo y sin problemas, para ir ascendiendo hasta el final, donde nos va a plantear el mayor problema. Otros sin embargo no tienen esta curva bien medida y sufre algún altibajo, que nos lleva a superar partes muy difíciles, para luego dar paso a una con mucha menos dificultad. Estos altibajos pueden llevarnos a plantearnos dejar el juego, ya que normalmente puedes quedarte atascado en una parte de dificultad mal medida, ya que tu pericia con el juego hasta ese momento, no ha mejorado lo suficiente y eso te lleva a mejorar de golpe, con lo que a veces es como chocarse con una pared.

Pero hay otros videojuegos, en los que la dificultad va en consecuencia de la jugabilidad. Son aquellos juegos en los que el reto es constante, pero la evolución de nuestra manera de jugar va a la par, lo que nos lleva a una sensación continua de superación, la cual alimenta nuestras ganas de jugar. Uno de estos juegos podía ser Demon´s Souls (From Software, 2009) o Dark Soul (From Software, 2011) que es el que les ha dado el reconocimiento total y el ultimo que ha salido a la venta. Estos dos RPG plantean un reto desde el comienzo del mismo, con combates medidos al milímetro, en los que cualquier enemigo nos puede hacer sufrir como el que más. El reto es constante y el juego requiere de nuestra pericia en casi la totalidad del juego – bien es cierto que no esta hecho para todo tipo de jugadores – pero a la vez, nos recompensa por nuestro buen hacer y esto nos ayuda a seguir jugando. La evolución de nuestra manera de jugar, va al mismo ritmo que la evolución del personaje, llevándonos a una simbiosis con el videojuego, en la que superar un enemigo que se nos plantea muy difícil, nos da mucha satisfacción y pensar en el siguiente enemigo. Es en estos juegos donde la Dificultad está a favor de la jugabilidad y son estos juegos los que muchos estábamos buscando desde hace mucho tiempo, de ahí el éxito de esta saga, que tuvo su inicio en exclusiva para PlayStation 3 y que ha dado el paso a la multiplataforma – con un port a PC, muy cuestionable

Un ejemplo de juego con una dificultad mal medida podría ser Dragon´s Dogma (Capcom, 2012) que si bien no tiene una dificultad tan alta, si tiene un comienzo algo mas duro de lo que es habitual y ha llevado a muchos a abandonar el juego. Es cierto que este RPG de Capcom bebe mucho de los juegos de From Software, de hecho los dos comparten los mejores diseños de enemigos que he visto en un RPG en mucho tiempo, pero la verdad es que lo que en un principio puede parecer un juego difícil, no lo es tanto y más gracias a la ayuda de los peones que podemos incorporar al grupo. En cierta medida, el juego de Capcom no tiene la dificultad tan bien medida y es lo que nos puede llevar a plantearnos el abandonar el juego, como también es cierto que el jugador que decide seguir con el juego, recibirá recompensas en forma de satisfacción al superar los retos que plantea, con una curva de dificultad algo mejor medida, superado el impacto inicial con el juego.

Pero no sólo en los juegos de este tipo es donde existe la dificultad bien medida. En los juegos descargables para Móvil o Tabletas, también podemos encontrar algunos ejemplos, como el reciente Super Hexagon (Terry Cavanagh, 2012). La mecánica es bien simple, llevar una flecha por un laberinto, sin chocar con las paredes y a ritmo de música Chiptune. Tan solo podremos girar en el centro para poder evitar chocar con las paredes y es un juego que invita a superarnos. El primer contacto con el juego puede hacer que nuestra partida dure un par de segundos o tres. Después de varios intentos, el tiempo que conseguiremos será mayor, con lo que tendremos una evolución en nuestra forma de jugar y esta dificultad que parece desmedida en un principio, no lo es tanto. Una vez más, la dificultad ayuda a la jugabilidad del juego y nos lleva a una superacion constante, por mejorar nuestro tiempo en el juego. Es este instinto de superación el que nos lleva a morir una y otra vez, ayudado por la dificultad y convirtiendo a Super Hexagon, un juego en el que morir es divertido.

Todo esto nos lleva a pensar que un videojuego con una dificultad alta es más divertido, pero no es cierto, porque una dificultad mal medida, puede llevarnos a abandonar el videojuego. Sin embargo, una dificultad bien medida o que va en conjunto con la jugabilidad, puede llevarnos a no poder dejar el videojuego, hasta que este llega a su fin. También es cierto que depende mucho del jugador que se enfrenta al juego y lo que busca, pero no somos pocos los que nos hemos planteado retos en juegos ya superados, animándonos a nosotros mismos con un: “Puedo superarlo con una sola vida”,  por ejemplo.

Inicio Foros Dificultad que ayuda a la jugabilidad

  • Imagen de perfil de TiexTiex
    Participante
    #40690

    Cuando uno se enfrenta a un videojuego, dependiendo de la persona y de lo que queramos jugar en ese momento, siempre buscamos un reto, enfrentarse al
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/dificultad-que-ayuda-a-la-jugabilidad/

    Imagen de perfil de EkonEkon
    Participante
    #40691

    Uno de los juegos que recuerdo que tienen una dificultad mal medida, y perdonad si me equivoco, és Oblivion. La cuarta entrega de la saga de Bethesda ofrecía una curva de dificultad algo cuestionable que, junto a la lentitud del titulo, invitaban a el jugador a abandonar la aventura.

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #40692

    La dificultad de los juegos es algo que hoy en día – en mi opinión – estroprean la jugabilidad. Un título debe o mejor dicho debería estar programado para ser una experiencia única e irrepetible. Claro está que excepciones como Bayonetta o el recorrido 2 de Borderlands – algo así como la Partida + – da la oportunidad de volver a revivir la historia sin perder la experiencia ganada.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #40693

    Precisamente, la gracia de Oblivion era que el nivel de los enemigos iba en consonancia con el de tu personaje. Por eso, la doble lectura de que la libertad se pagaba cara. Es decir, si decides echarle horas al juego perdiendote en su basto mapeado atendiendo todo tipo de subtramas y misiones secundarias, cuando retomases el hilo principal con la intención de finiquitar el juego, los enemigos eran de una enjundia terrible. Sin embargo, ir a saco a por la trama principal daba una sensación más facilona (que no lo era porque en teoría la dificultad estaba ajustada al nivel de tu personaje).

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #40694

    Has dado en el clavo citando a Demon’s Souls. Sin duda, un reto para el “jugador adulto” que esté dispuesto a asumir la muerte como método para superarse. Gran artículo!!

    Imagen de perfil de TiexTiex
    Participante
    #40695

    ¿Realmente crees que la dificultad de Dark Souls, por ejemplo, estropea la jugabiliidad? Yo creo que es esa dificultad y ese tener que dar lo mejor de nosotros mismos, lo que ha hecho al juego tan famoso.

    Imagen de perfil de TiexTiex
    Participante
    #40696

    Muchas gracias Raúl, no podía faltar ese juego en un artículo sobre la dificultad en los juegos. Aunque realmente me ha inspirado Super Hexagon, para escribirla 😉

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #40697

    El ejemplo de Dark Souls es muy engañoso, porque realmente su dificultad es parte del juego y no dificultad en sí. Existen títulos donde tener una mala curva de dificultad, que es diferente a la dificultad en sí, es algo que merma al título. Al igual que muchos otros que apuestan por presentar el título en una dificultad más bien baja. Por poner un ejemplo reciente, el Modo de dificultad Apocalipsis que ofrece Darksiders 2 no deja de ser un NORMAL con momentos “chungillos”. Por lo que el aliciente de llevar a Muerte se va disipando poco a poco.

    Así pues, cuando me refiero a la dificultad puedes entenderla tanto por arriba como por debajo, un sistema de dificultad mal programado arruina la experiencia. No todo tiene que ser “muy chungo” o “excesivamente facilón”. El intermedio tirando a complicado es quizás la mejor opción. ¿No crees?

    Imagen de perfil de TiexTiex
    Participante
    #40698

    Pues para mi la curva de dificultad es la dificultad del juego en sí misma. No entiendo muy bien porque haces esa diferencia…

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #40699

    Cuando diferencio curva de dificultad a la dificultad en sí, es porque existen juegos donde no se puede elegir con que MODO de dificultad empezar (eso para mi sería la dificultad de un juego) y la curva es algo inherente incluso en la anterior, algo que va con el propio juego. La apuesta clara por eliminar la dificultad – MODO de dificultad – y dejar un juego a merced de la curva de la dificultad puede ser una arma de doble filo. Yo como ejemplos siempre pongo IKARUGA porque es un título que combina los dos conceptos CURVA DE DIFICULTAD con DIFICULTAD (elección del modo)

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 10)

Debes estar registrado para responder a este debate.