¿Olvidates tu contraseña?

Conscientes o inconscientes en la intención

2013-10-18
2 comentarios

¿Fueron conscientes los grandes escritores de los mensajes ocultos que escondían sus obras? ¿Los pintores conocían las intenciones de sus obras más allá de la clara y principal? ¿Los directores de cine y televisión son los responsables de los dobles significados de sus obras? ¿O quizás los responsables de todas estas alusiones, referencias e intenciones son el público ajeno a la creación de la obra que cree ver en ellas alusiones a su propio tiempo y circunstancias?

¿Son conscientes los creadores, diseñadores y desarrolladores de videojuegos de las referencias culturales, históricas, filosóficas o pedagógicas de sus productos? ¿O se realizan de manera inconsciente ya que todo producto cultural es hijo de su tiempo? En esta casa, Zehn Games, hablamos de la existencia de multitud de referencias culturales de todo tipo en los videojuegos ensalzándolos como obras complejas, llenas de significado e intención, pero ¿Verdaderamente es así? En mi caso personal, la Historia, he podido observar como esta se deforma y limita en multitud de videojuegos, por supuesto esto es un acto intencionado y dirigido a un fin, que el juego se adapte a unas mecánicas e historias prefijadas que resulten atractivas al público. Pero al realizar estos cortes a la Historia ya se está produciendo un acto quizás inconsciente donde el diseñador se deja llevar por el caudal de su tiempo y elige momentos fáciles de reconocer por el público, o elige una forma de medir el tiempo y su progreso de una manera concreta no dirigido por su intelecto sino por su intuición o por la mera decisión de adaptarlo a unas mecánicas programadas de una manera concreta y directa que no dejan lugar a la adaptabilidad.

Por tanto y estableciendo este aspecto ¿Nos pasamos, nosotros, los que vemos en cada rincón de un videojuego una referencia, una alusión a un principio histórico o de cualquier otra índole, en nuestra forma de entender los videojuegos? ¿Son tantas nuestras ansías de situar al videojuego dentro de la categoría de obra cultural compleja y llena de significados que creamos nosotros mismos estos significados aun cuando el propio desarrollador no haya sido consciente de ellos al crearlos? ¿O quizás el que está hablando demasiado es el que esto subscribe y los desarrolladores sí son conscientes de estos problemas y su implementación; esperando que el videojugador los encuentre a modo de huevo de pascua? O todo lo contrario ¿Son los videojuegos solo eso, juegos e ir más allá es querer buscar tres patas al gato? Las respuestas a todas estas preguntas aparecerían del diálogo y el debate fructífero entre el desarrollador y el “analista” o escritor del videojuego.

Sin embargo y pese a todo y contra todo, desde este lado del teclado opinamos que en muchas de las ocasiones los propios diseñadores y desarrolladores de videojuegos se dejan llevar por la deriva de su tiempo y crean productos acordes al presente. Por poner un ejemplo, a ningún desarrollador se le ocurriría crear un juego de la Segunda Guerra Mundial desde el punto de vista alemán con todo lo que esto conlleva, gestión de campos de concentración, difusión de la propaganda, fomento de la raza superior aria, etc., como tampoco va a aparecer un título que lleve todos estos apartados al mundo comunista del período mentado. Y  los títulos que envuelven este período, como el magnífico Hearts of Iron III (id.; Paradox Development Studios, 2009), pasan de puntillas por los temas más escabrosos que vistos desde nuestro tiempo podrían causar un importante debate y controversia. Sin embargo de existir los videojuegos durante los años treinta y cuarenta y siendo como son un arma propagandística de gran poder, los regímenes mencionados no hubieran dudado en utilizarlos para crear una opinión, una identidad pública, sumándose a las demás herramienta de propaganda como fueron la literatura o el cine, para de esta manera legitimar sus acciones. Aunque este apartado, el videojuego como propaganda, merece un artículo por separado por lo que no entraremos en detalle en este rincón.

En definitiva, creemos que en muchas de las ocasiones, y lo que hace verdaderamente interesante a una obra cultural aparte de si el creador de esta es consciente o no de las referencias, las mecánicas que utilizan es que estas obras son hijas de su tiempo y por tanto podemos inferir de ellas una serie de rasgos que caracterizan nuestra época. Este aspecto, la implementación de las características de nuestra cultura, sociedad y tiempo en las obras culturales y concretamente en los videojuegos es lo que las hace verdaderamente interesante, porque de esta manera podemos llegar a conocernos un poco mejor. Y es el papel de los sociólogos, historiadores del mundo actual, politólogos, filósofos, etc., extraer esas características de los videojuegos para definir las ideas que reinan sobre ellos y como estos influyen sobre sus usuarios si es que verdaderamente influyen.

N. del A: Para saber un poco más de nuestro tiempo.

Inicio Foros Conscientes o inconscientes en la intención

  • Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #35799

    ¿Fueron conscientes los grandes escritores de los mensajes ocultos que escondían sus obras? ¿Los pintores conocían las intenciones de sus obras más al
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/conscientes-o-inconscientes-en-la-intencion/

    Imagen de perfil de mirlo2006mirlo2006
    Participante
    #35800

    Estoy convencido de que en el caso de las referencias culturales, históricas, etc. que se dan en los videojuegos, en muchas ocasiones los desarrolladores no han sido conscientes de ello, o simplemente aparecen ahí de forma espontánea e inconsciente simplemente por el momento en que se crea. Esto después puede llevar a buscar posibles inspiraciones por parte de la comunidad que pueden coincidir o no con lo que pretendía el creador o incluso seguro que se ha dado el caso de que éste se sorprenda de las referencias “ocultas” que se le han atribuido y al final uno llega a la reflexión de que realmente aunque no existiera esa voluntad, se genera debate a través de un videojuego, acaloradas discusiones y defensas a ultranza de teorías e interpretaciones, lo cual es enriquecedor. Estamos ante un producto cultural que nos puede aportar reflexiones más allá de la propia mecánica de pasar un rato divertido y que ciertamente como bien apuntas, como en cualquier otra faceta, llevan la impronta su tiempo.
    Gran artículo.

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #35801

    Gracias por tu comentario Mirlo, desde luego, no tengo nada más que añadir, has resumido la intención de este artículo en unas pocas y certeras líneas 😀

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)

Debes estar registrado para responder a este debate.