¿Olvidates tu contraseña?

El valor de lo gratuito

2012-05-10
14 comentarios

El sector de los videojuegos mueve millones, de hecho durante los tiempos de crisis suele ser éste el que menos se resiente. El ocio doméstico sale proporcionalmente más barato que otros donde el simple hecho de salir por la puerta de casa requiere de otros gastos añadidos. El precio por título fluctúa entre lo gratuito y lo excesivamente elevado. Para ello se pueden utilizar diferentes fórmulas – muchas de ellas maravillosas excusas – para justificar el desembolso que se realiza en este ocio. Fórmulas que van entre la odiosa comparación entre calidad y precio, hasta aquella más inverosímil todavía de la relación entre precio y horas de juego.

Si hacemos caso a estas inexactas relaciones, podemos afirmar que juegos como Kingdom of Amalur: Reckoning (Big Huge Games, 2012) – por citar uno reciente – es un título excelente, un “must have” o todavía mejor un Triple A (cómo si fuésemos nosotros una empresa de “raitting”). Y es que el juego en cuestión ofrece al jugador una bocanada de horas importante. Sin embargo y por suerte, la calidad también juega su papel. Sin duda por ello nuestra mejor excusa para justificarnos ante un gran desembolso es lanzar frases del estilo “su calidad lo vale”. ¿Realmente lo vale? Si hablamos en términos económicos no, en cambio, la valoración varía si hablamos en términos personales. Algo que sin duda no debería influenciar nuestra opinión sobre el producto final, si es bueno es bueno cueste lo que cueste, si es malo no importan las horas. ¡Es malo!

¡Gratis! ¡For Free! Son expresiones que provocan reacciones curiosas en éste sector. Una empresa nos regala pasar horas jugando a cambio de nada. Una parte de nuestro subconsciente se pone en estado de alerta, porque sabemos que el vendedor de puerta en puerta no regala algo sin esperar nada a cambio. Y aun así la reacción de la muchedumbre es cuanto menos curiosa, benévola y sin sentido. Ya que la relación calidad – precio se rompe por momentos debido a que el precio es un valor redondo, vacío y sin coste alguno.

Contenido gratuito – a cambio de algo caro – algo que el usuario aplaude haciendo aspavientos y con los ojos húmedos de la emoción. Algo que al fanático le carga de los argumentos necesarios para defender a capa y espada su producto (aunque en realidad no sea suyo) pero en ocasiones ésto es más dañino que beneficioso. La cultura de lo gratuito es simplemente y llanamente “viral” ya que muchas son las compañías que “engañan” al consumidor introduciendo esas palabras. La pregunta que deberíamos hacernos es ¿porque he estado pagando antes por esto si lo podía adquirir de forma gratuita?

freedom-opinion-videojuegos-zehngames

Portal (Valve, 2010) es una obra maestra que se ofreció de forma gratuita por Steam, sin duda toda una oda de la cual se han extraído los mejores textos y teorías sobre las mecánicas en los videojuegos. Pero pone el listón muy alto, a un nivel casi insuperable donde muchos saldrán mal parados en caso de quererse comparar. Aunque sin duda, marca el camino, la linea de puntos que debe ser unida con esmero para conseguir el objetivo final. La excepción que confirma una regla no escrita, algo que muchos consideran poco significativo, ya que si es gratis es bueno.

De ser esta relación cierta, estaríamos en un camino bastante interesante, puesto que la mayoría de páginas webs, blogs, videoblogs o revistas digitales deberían ser tratadas con más respecto al ser éstas gratuitas. De hecho la existencia de éstos “pseudo-medios” no sólo ha sido un bien para el sector sino que ha ido generando opinión y crítica entorno a un medio tan manido como es el de los videojuegos. Un medio abierto, normalmente donde el usuario puede decir la suya, y donde se tiende a tener una fluida conversación con el autor. Pero este binómino no es cierto, de hecho existe un tipo de gente con “la piel muy fina” que considera que lo gratuito es sinónimo del vía libre para criticar.

Undertow (Chair Entertainment, 2007) fue una joya de título – léase con todo el sarcasmo posible – que Microsoft decidió regalar debido a una caída de servidor. Muchos criticaron este acto pero tras ver la calidad del producto y tras la perspectiva adquirida por el paso de los años, se puede decir que podrían haber ofrecido algo más. Y no lo digo porque Sony se esmeró en compensar el robo de datos sufrido con un buen “paquete” de juegos sino porque el título que ofrecía la compañía de Bill Gates – siempre será de Bill Gates – era cuanto menos de dudosa calidad.

El contenido gratuito está supravalorado, el consumidor no está acostumbrado a criticar algo que no cuesta ni un duro – repito, excepto otros medios – y por ello se centra en idolatrar a aquellos que lo ofrecen como tal o por el contrario a verter toda su ira hacia algo que tampoco era lo que pretendía. Da igual el color, ni tan si quiera el contenido, de hecho por no importar no importa ni la cantidad de veces que se diga que el esfuerzo existente en todo proyecto debe ser valorado como tal. Si es malo y gratuito no deberíamos clamar al cielo, en todo caso y de manera objetiva dar una opinión argumentada. ¿No creen?

Imagen de perfil de Laocoont

Laocoont

88 entradas como autor
Viviseccionador por definición, observador natural que gusta de lo extraño, de lo rebuscado. Pasión que me llega de una profesión llena de bioritmos cambiantes y variados. La búsqueda de la esencia en los videojuegos, más allá que el puro videojuego en sí, es una obsesión que roza lo patológico. Amante de lo pequeño, de lo que entra sin hacer ruido, de lo extraño y despreciado. Música, literatura y cine son fuentes indivisibles de una misma parte, donde los videojuegos son el catalizador.

Etiquetas:

, , , , , , , , , , , ,

Inicio Foros El valor de lo gratuito

  • Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #41806

    Otorgar un valor a algo que es extrañamente gratuito es como ponderar el valor sentimental de un regalo. No se debe hacer.

    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/articulos-el-valor-de-lo-gratuito/

    Imagen de perfil de SaxKazeinSaxKazein
    Participante
    #41807

    Un asunto muy curioso, como bien dices se produce una extraña mezcla de connotaciones tanto positivas como negativas cuando se habla de algo grátis. Se lo toma como algo “intocable”, como si uno no pudiera tener una opinión crítica al respecto de algo que no cueste dinero por muy mediocre que sea, y a la vez existe una tendencia pensar que algo gratuito nunca llegará a ser tan bueno como algo que no lo es, porque “nadie ofrece algo de calidad sin pedir nada a cambio”. En su lugar lo que deberíamos hacer es valorar las cosas por lo que son y por por lo que cuestan, aunque esto siempre es queda mucho más bonito dicho sobre el papel.

    Imagen de perfil de EkonEkon
    Participante
    #41808

    Muchos son los títulos Free, donde los MMORPG o MMOFPS se llevan la palma en este grupo de Free Games, aunque de dudosa calidad y claramente meros clones de otros títulos, estos Free to Play atraen a sus propios jugadores y estos, como es free, no se dignan a comentar u criticar el producto que están consumiendo y siempre suelen decir: “Bueno, es gratis, no me puedo quejar”.

    El producto lo estas consumiendo igual, sea gratis o no, tu derecho a comentar y criticar como consumidor que eres no se te arrebata por que este producto sea gratuito.

    Pongamos un ejemplo, en un supermercado te ofrecen una muestre gratuita de un producto, tu con una sonrisa en la cara adquisieres ese producto y lo consumes, acto seguido ya no hay nada mas, no comentas si te ha gustado o no, entonces… Para que ha servido el ofrecer un producto de forma gratuita si por ese mismo hecho nadie comenta lo bueno y malo de el.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #41809

    Estamos en una sociedad dónde la cultura del “nadie regala duros a cuatro pesetas” (por cierto, que el Refranero Mayor del Reino actualice esta expresión!!) está muy interiorizada. Partiendo de esa base, lo gratis nace con +100 a la presencia, por lo que resulta difícil ser objetivos cuando acostumbrados de toda la vida a creernos con el derecho de crítica, sólo por el hecho de pagar el producto.

    Pero, por otra parte, cuando algo es gratis y no nos gusta, solemos ser muy condescendientes con un “no me interesa” y ahí nos quedamos. Quizás deberíamos subir de nivel y soltar un “no me interesa, porque el juego es penoso. Gratis, pero penoso”.

    Imagen de perfil de GredXIIGredXII
    Participante
    #41810

    Esto siempre ha sido algo que me ha parecido muy curioso: si algo no te cuesta dinero (que no implica que sea gratuito) no se puede criticar (“a caballo regalado…”).

    En mi opinión, el coste que tenga un producto para el consumidor, no lo exime de las críticas (ni de las positivas ni de las negativas); parece que por tener la etiqueta de “gratis” haya que usar una vara de medir distinta (que quizás sea así, pero que esta vara sea tan profesional como la que se usa con los productos “con coste para el consumidor”).

    #41811

    Muy buen artículo. Siempre he pensado que es de sentido común valorar las cosas por lo que son, por su calidad. Y en el caso de películas o videojuegos, también por lo que pretenden. Si un juego es malo, es malo. Pero si pretende divertir y lo consigue, es algo menos malo.

    Pero yo entiendo que actuemos así. Si te gusta mucho una saga, estarás predispuesto a pagar más por ella y serás más condescendiente con sus fallos. Si no te gusta, todo lo contrario. Con lo gratuito pasa parecido. Si no te cuesta nada, eres menos exigente.

    Al fin y al cabo, ¿cómo se juzga objetivamente si un juego es bueno o malo? Es imposible. Factores como la diversión, la dificultad o la duración están sujetos a valoraciones personales, subjetivas. Y el precio entra en este saco.

    Imagen de perfil de Carlos CoronadoCarlos Coronado
    Super administrador
    #41812

    Es todo una cuestión de expectativas. Si tu compras un producto muy caro, te genera unas expectativas mayores, y contra más caro, más nos hypeamos. Al ser gratuito, al no tener que realizar ningún esfuerzo económico, es normal que se bajen estas expectativas porque eh, al fin y al cabo, me lo dan por nada a cambio. Por ello, cuando adquirimos algo gratuito, somos mas recíprocos a que no tenga una calidad estándar. Esto es, porque todavía no hay una gran base de juegos gratuitos buenos y asumibles. Con el tiempo, si la tendencia es que los juegos gratuitos pasen a dominar más cuota de mercado, nos volveremos más sibaritas a la hora de criticarlos. Ya no se tratará de “porque quiero pagar”, sino “cual voy a escoger”.

    A todo esto, creo que tarde o temprano el mercado de juegos para móviles necesitaría un artículo similar a este, porque es algo completamente diferente, casi como una burbuja económica!

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #41813

    Supongo que todo tiene que ver con la cultura que nos inculcan o la tendencia a creer que en lo gratuito hay gato encerrado. Pero si aplicamos la norma al 100% tanto para lo bueno como para lo malo, podemos ver cómo en un blog existe gente que se cree en la consideración de criticar – cuando le cuesta 0 euros entrar – y otros que idolatran el medio por ser precisamente ese el valor.

    La coherencia debería ser nuestra guía.

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #41814

    Lo dicho la excepción la marca Portal, un título gratuito…si esa es la vara de medir bienvenido sea para el consumidor pero muchos maldecirán ese día. ¿No creen?

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #41815

    Conozco gente que se gasta 5 euros en un juego y lo defiende porque le ha aportado 30 horas de “supuesta” diversión utilizando argumentos tan manidos como “por lo que cuesta” Lo dicho la crítica no tiene porque ser mal entendida.

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 15)

Debes estar registrado para responder a este debate.