¿Olvidates tu contraseña?

Aprender Historia jugando

2013-06-17
6 comentarios

Los videojuegos, como este propio espacio testifica, están dejando de lado su visión más simplista para adentrarse en otros ámbitos de la vida cotidiana. Muchos de ellos son vendidos incluso como benéficos para la salud, especialmente la memoria y la coordinación en la tercera edad. Pero sus usos pueden ir más allá, en algunas universidades norteamericanas han utilizado varios títulos como Rome: Total War (id.; The Creative Assembly, 2004) para sus clases de Historia. Este hecho nos ha llamado poderosamente la atención y como futuro docente de Historia en algún momento de mi vida, no tuve más remedio que reflexionar sobre el uso de los videojuegos en la enseñanza de la Historia y nada pudo ser más provechoso.

Los videojuegos ambientados en el pasado, especialmente los juegos de estrategia, abarcan todo el periplo humano desde su nacimiento hasta la actualidad. Más aún, muchos de ellos destacan diversos aspectos de la Historia por encima de otros, unos potencian la economía, otros la sociedad, la mentalidad, la política o la guerra. Esta diversidad en los títulos y su potencial uso como elemento didáctico abre un abanico de posibilidades tremendo para el docente de Historia. Herramientas que se nos antojan imprescindibles una vez las hemos conocido. En este artículo primero pasaremos por los títulos etiquetados por épocas para después pasar a videojuegos etiquetados por facetas de la Historia como las antes mentada para finalmente mencionar algunos aspectos interesantísimos a la hora de impartir clases de Historia. Por supuesto nos encontramos ante una selección personal del que esto subscribe generada por sus estudios en Historia y su experiencia como jugador.

Centrados en la edad antigua nos encontramos grandes clásicos como el Age of Empires (id.; Ensemble Studios, 1997). Su rigor histórico no es su punto fuerte, pero si su alta jugabilidad y diversión, que hará al alumno conocer diferentes épocas y culturas a la vez que le anima a seguir investigando o leyendo sobre el período. Podemos elegir entre un gran número de culturas, cada una con sus peculiaridades y guiarlas durante el paso del tiempo. Este factor permitirá que el chaval se vaya familiarizando con palabras o términos como Cretense, Micénicos, etc. Culturas que tuvieron un fuerte impacto en nuestra sociedad actual. Incluso llegó a aparecer un paquete de expansión dedicado al mundo romano, aunque no es este el mejor título para aprender sobre la magnética Historia de Roma. En conclusión, este título ofrece poca dificultad, poco rigor histórico, pero alta jugabilidad.

Dejando un poco al lado los clásicos nos centraremos en otro juego dedicado al mundo antiguo. En este caso se trata de la saga de juegos de estrategia en tiempo real, Imperium (id.; Haemimont Games, 2002). En esta saga podremos elegir dirigir el destino de distintas civilizaciones. En su primera entrega sólo eran seleccionables los pueblos galos y romanos, pero en sucesivas entregas este número crece, dándonos a elegir otras muchas opciones, como cartaginenses, mauritanos, íberos, germanos, etc. Su dificultad no es excesiva, su rigor histórico no es algo destacable, pero el alumno podrá aprender los nombres y rasgos principales de las más importantes culturas vinculadas al Mediterráneo de alguna forma durante la antigüedad, así como de las principales figuras del período como la familia de los Barca, Julio César o Cleopatra VII Filopator.
El otro juego que señalaremos es el que más inmersión en el pasado ofrece. Europa Universalis: Rome (id.; Paradox Interactive, 2008) es un magnífico juego de simulación histórica que nos ofrece una visión realista del mundo antiguo, especialmente si elegimos jugar con el pueblo romano. Podremos escoger a los distintos personajes que deseemos para ocupar distintos puestos, premiando así a unos y otros, incluso alzando a unas familias con respecto a otras manejándolos en su camino por el Cursus Honorum. También manejaremos la diplomacia y la política exterior, el comercio, las colonizaciones, la economía y los aspectos militares. Este juego es el más difícil de dominar, pero a cambio te ofrece toneladas de información sobre el mundo romano, tanto histórica como geográfica. Quizás su dificultad y complejidad no le hagan el título ideal para alumnos de secundaria, pero para alumnos de Bachillerato y universitarios durante los primeros cursos se nos antoja imprescindible.

Para el mundo medieval existen también un gran número de juegos. Dado que su historia, por sus características, es proclive a la ambientación de un gran número de juegos de diferentes caras. El primero que analizaremos, y el que consideramos el juego definitivo sobre el mundo medieval es la saga Crusader Kings (id.; Paradox Interactive, 2004 – 2012). Cuenta con dos entregas, la última de reciente aparición. En este encarnaremos a un personaje o dinastía dentro del mundo medieval europeo cristiano en la primera parte, en la segunda este aspecto se ha ampliado al mundo islámico, bizantino, persa, e incluso escandinavo en su última expansión. A lo largo del juego deberemos forjar relaciones personales de vasallaje con otros personajes para aumentar nuestra posición con respecto a nuestros contrarios. El título ofrece manejar todo los aspectos de la vida medieval, las posesiones la economía, diplomacia, relaciones exteriores e interiores, etc. Como venimos hablando en ZehnGames durante varias semanas Crusader Kings 2 (id.; Paradox Interactive, 2012) es una joya histórica a la altura de cualquier manual de Historia Medieval y porque no decirlo, mucho más divertido. El segundo juego del mundo medieval que recomendaremos es Age of Empires II (id.; Ensemble Studios, 1999). Todo un clásico dentro del mundo de la estrategia. Al igual que la primera entrega su manejo es excesivamente simple, aunque su jugabilidad es increíblemente alta. Además incorpora una pequeña enciclopedia sobre el período medieval muy útil para el principiante en la materia que le ayudará a realizar numerosos trabajos sobre el período mentado.
Dentro del período moderno solo elegiremos un juego que representa y ejecuta a la perfección el mundo moderno en todas sus cualidades y características. Europa Universalis III (id.; Paradox Interactive, 2007). En él escogeremos una nación de entre una gran selección y la guiaremos, manejando todos sus resortes hasta mediados del siglo XIX. Dentro del juego podemos ser elegidos como Sacro Emperador, controlar al Sumo Pontífice, realizar los grandes descubrimientos, las colonizaciones y un largo etcétera que nos mantendrán pegados al ordenador durante meses a la vez que aprendemos geografía de la época moderna y un puñado de términos históricos relacionados con el período. Un título altamente recomendable.

Ya entrados en el mundo contemporáneo nos centraremos principalmente en dos juegos de la misma compañía Paradox, pero que abarcan períodos distintos. El primero es Victoria (id.; Paradox Interactive, 2003), que cuenta con dos entregas. Su segunda parte es la más acertada históricamente. Al igual que los otros Europas Universalis, tu tarea es la elección de un país y guiarlo durante su Historia. Ofrece una amplitud de opciones excesiva y abrumadora en un principio, pero que una vez aprendido y dominado ofrece cientos de horas de diversión, así como un aprendizaje indirecto bastante elevado y eficaz. El otro juego a destacar es la saga Hearts of Iron (id.; Paradox Interactive, 2002).  En este juego, la compañía sueca nos sitúa años antes de la Segunda Guerra Mundial, abrumándonos de nuevo con la gran cantidad de opciones a elegir todas excepcionalmente fieles a la Historia.
Esta es nuestra selección por períodos, sin embargo la Historia, como hemos intentado manifestar en el anterior artículo dedicado al materialismo histórico no sólo son fechas y acontecimientos, sino que como ya mencionara el ilustre medievalista Jacques Le-Goff:

“La historia se hace con hombres de carne y hueso, con sus sueños, sus creencias y sus necesidades cotidianas”.

Este aspecto de la Historia lo ilustra a la perfección la saga de juegos dedicada a la construcción de ciudades de Impressions Games donde destacan por méritos propios Faraón (id.; Impressions Games, 1999) y Caesar III (id.; Impressions Games, 1998), ambos dos caracterizados por la evolución de las ciudades según las necesidades cotidianas de los hombres, sus sueños de construir titánicas edificaciones o sus creencias en nuevos dioses. Además de ofrecer esta visión más organicista de los videojuegos nos ofrece una ingente información sobre el periodo que enmarcan ayudando al alumno a adentrarse en las civilizaciones romanas y egipcias de una manera amena y divertida que les ayudará a adentrarse en los apuntes o libros que el profesor les aporte.

Y por último, y para no extender más el artículo, haremos mención a una herramienta imprescindible, fundamental y preciosa para el docente de Historia. Perdonad la personalización de estas líneas que siguen pero cuando era alumno de instituto y después universitario los profesores cargaban con cientos de mapas para ilustrarnos y contextualizarnos en el espacio y en el tiempo, aspecto bastante engorroso para el profesor que tenía que cargar con todos aquellos mapas y hacernos ver con sus palabras la evolución del territorio a lo largo del tiempo. Sin embargo los juegos de Paradox ofrecen en su inicio una herramienta que haría que todos estos mapas desaparecieran de la faz de la docencia de un plumazo y no es otra que los mapas interactivos que ofrece al comienzo de iniciar la partida. En ellos podemos seleccionar el estado, dinastía o reino con el que deseamos comenzar además de la fecha de inicio, es decir, ya nos da el tiempo y el espacio, las dos coordenadas históricas por excelencia, pero la verdadera belleza de esta herramienta recae en dos aspectos, la primera es la visión que nos ofrece de la evolución de cualquier estado en el tiempo, a través de la selección de la fecha de inicio podemos comprobar de primera mano la evolución política del país y sus avances y retrocesos territoriales. Y el segundo aspecto, relacionado con el primero, se basa en que el mapa no solo ofrece información política, sino comercial, religiosa, diplomática y hasta de pertenencia o no a distintas entidades supranacionales como el Sacro Imperio Germánico. En definitiva,  los mapas de inicio de los juegos de Paradox son una una herramienta increíblemente útil para el docente de Historia si este la conoce y la utiliza con eficiencia.

En definitiva, y para acabar, los videojuegos ya no son únicamente títulos destinados al ocio de los más jóvenes. Aprender historia jugando es posible, si son utilizados de manera correcta conociendo su concepción y características pueden ser utilizados como una perfecta herramienta didáctica para el estudio de la Historia. Por supuesto este es un mero acercamiento a la cuestión que para ser desarrollada adecuadamente necesitaría de un gran número de entradas para satisfacer la importancia que esta cuestión posee. Si acaso fuera necesario ampliar la información acerca de este tema no dude en plasmar su opinión en los comentarios.

Inicio Foros Aprender Historia jugando

  • Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #36436

    Los videojuegos, como este propio espacio testifica, están dejando de lado su visión más simplista para adentrarse en otros ámbitos de la vida cotidia
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/articulos/aprender-historia-jugando/

    Imagen de perfil de Marcos Y.Marcos Y.
    Participante
    #36437

    Nuevamente me ha gustado mucho tu especial de relacionar historia como tal (la de la humanidad) y videojuegos. Yo empezaría jugar al Age of Empire II: Conqueror con quizás 13 o 14 años. Y recuerdo cómo gracias a una de las campañas, la de Los Hunos, cogí gran afición por la historia de ese pueblo. Coincidió también con una película que echaron en la primera que reflejaba peor su historia por lo que me cogí una enciclipedia que tenía en casa con una entrada a doble página y me palpé de todo.

    Y eso por poner un ejemplo. En Impervim quizás lo más destacado son lo bien detalladas de las unidades y edificios. No sé si guardaría un realismo pleno pero seguramnete ayudaría a hacernos una idea de cómo eran los pueblos ibéricos, britanos, etc.

    Por último destaco el caso de Colonization (el original, aunque el nuevo que hicieron hace honor al predecesor). Todo lo que era la conquista del nuevo mundo estaba bien articulado, con explicaciones de algunos sucesos relevantes de la época como “descubrir el pacífico” o conocer personajes claves de todo el suceso. También la piratería o lo que suponía independizarte (pudiendo comerciar con todo tipo de puertos).

    Tres pequeños apuntes personales de lo mucho que ha ayudado los videojuegos a entender la historia. Y de una manera muy amena. No he citado títulos para nada complejos como podemos ver, quizás Colonization tenga lo suyo pero…¡Quien se agobie que ponga trucos! Jeje

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #36438

    Completamente de acuerdo y muy acertado tu comentario. Muchos videojuegos si fueran utilizados de manera eficiente serían poderosas herramientas educativas para la enseñanza de la Historia como menciono en los últimos párrafos. Además, y como bien dices, creo que son capitales para que el chaval joven comience a interesarse por la Historia, mi caso es el mismo que el tuyo pero la primera entrega, Age of Empires I y después Age of Empires II, fueron dos videojuegos que me encaminaron hacia la Historia, carrera que acabé haciendo. Por supuesto hay muchos más juegos como por ejemplo los Total War, pero también Sengoku, de Paradox, Patrician o los que mencionas tú, Colonization o Civilization. Muchas gracias por tu comentario!

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #36439

    Completamente de acuerdo y muy acertado tu comentario. Muchos videojuegos si fueran utilizados de manera eficiente serían poderosas herramientas educativas para la enseñanza de la Historia como menciono en los últimos párrafos. Además, y como bien dices, creo que son capitales para que el chaval joven comience a interesarse por la Historia, mi caso es el mismo que el tuyo pero la primera entrega, Age of Empires I y después Age of Empires II, fueron dos videojuegos que me encaminaron hacia la Historia, carrera que acabé haciendo. Por supuesto hay muchos más juegos como por ejemplo los Total War, pero también Sengoku, de Paradox, Patrician o los que mencionas tú, Colonization o Civilization. Muchas gracias por tu comentario!

    Imagen de perfil de EnCarmenaEnCarmena
    Participante
    #36440

    Los videojuegos no solo son una herramienta para la enseñanza, sino que me parecen una CLAVE para la introducción a la historia, del mismo modo que décadas atrás lo fueron las super-producciones históricas. Con esto a los jóvenes les introduces con gracia, espectáculo y les pones dientes largos, yo me considero una prueba viviente de todo ello: como chapucero de fechas y nombres, así como total cenutrio en geografía, casi toda mi pasión y conocimiento de la historia se inició en este medio. Lo primero que experimenté de la Segunda Guerra Mundial fue un Medal of Honor, la mitad de lo que empecé a conocer de historia viene de los Age of Empires, Zeus, Faraón, y si lo recordara Emperador. Y ahora, lo que más me atrae a nivel de historia, el medievo japonés, lo pude ver de base gracias a títulos como Way of the Samurai o Hakouki.

    Vaya, incluso leí por ahí que alguien usaba Assasin’s Creed 2 para enseñar edificios y monumentos de la Italia renacentista a sus alumnos, a modo de “guía turística”.

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #36441

    Si, ese es sin duda el mejor aspecto de los Assasin´s Creed, la recreación de las ciudades. La que realizan de Roma es verdaderamente magnífica, incluso llegaron a utilizar planos de la época. Si te interesa el período del medievo japonés te recomiendo fervientemente Sengoku, un juego de la factoría Paradox que aunque difícil de manejar como todos sus títulos, es realmente adictivo y sumamente educativo! 😀

    Imagen de perfil de Alberto Venegas RamosAlberto Venegas Ramos
    Participante
    #36442

    Si, ese es sin duda el mejor aspecto de los Assasin´s Creed, la recreación de las ciudades. La que realizan de Roma es verdaderamente magnífica, incluso llegaron a utilizar planos de la época. Si te interesa el período del medievo japonés te recomiendo fervientemente Sengoku, un juego de la factoría Paradox que aunque difícil de manejar como todos sus títulos, es realmente adictivo y sumamente educativo! 😀

Viendo 7 publicaciones - del 1 al 7 (de un total de 7)

Debes estar registrado para responder a este debate.