¿Olvidates tu contraseña?

VVVVVV: 8-bits & Chiptunes

2012-10-09
2 comentarios

Entremos en nuestro DeLorean DCM-12 y calibremos el condensador de fluzo para retroceder hasta los 80. Dejando de lado los excesos de La Movida y todas las peculiares tribus urbanas de la época estamos ante una de las décadas más fructíferas para el ocio audiovisual. Si hablamos de los grandes estrenos del séptimo arte podríamos mencionar El Resplandor (Stanley Kubrick, 1980)Star Wars: El Imperio Contaataca (Irvin Keshner, 1980), Rambo (Ted Cotcheff, 1982), La Cosa (John Carpenter, 1982)Blade Runner (Ridley Scott, 1982), Poltergeist (Tobe Hooper, 1982), Regreso al futuro (Robert Zemeckis, 1985), Indiana Jones y la última Cruzada (Steven Spielberg, 1989) y decenas de grandes películas que han pasado a la historia. Pero no sólo el cine brilló en los 80 pues el universo de los videojuegos comenzó su incontrolable expansión en esta década, estamos ante la Edad de oro de los arcade, el Reinado de los 8-bits.

Retro e Indies

Grandes títulos llegaron en los 80. Videojuegos que marcaron un antes y un después; videojuegos retro que han pasado a la historia como clásicos atemporales. Pac-Man (Namco, 1980), Frogger (Konami, 1981)Donkey Kong (Nintendo, 1981),  Xevious (Namco, 1982),  Mario Bros. (Nintendo, 1983) Tetris (Alekséi Pázhitnov, 1984) son sólo un pequeño ejemplo, la punta del iceberg, de las maravillas que llegaron de la mano de las recreativas arcade y consolas de sobremesa como la NES (Nintendo, 1983), Master System (Sega, 1985) o la Atari 7800 (Atari, 1986). Videojuegos que gustaron tanto que incluso en la actualidad se sigue intentando imitar su característico estilo de 8-bits y su endemoniada dificultad.

Si volvemos al presente nos encontramos con que lo indie está de moda, y esta nueva tendencia ha alcanzado de pleno la esfera del universo de los videojuegos. Decenas de nuevos títulos independientes aparecen cada año y el número de jugadores que disfrutan con estas peculiares propuestas crece en paralelo. Los motivos de este aumento de popularidad son muchos y variados –aunque me viene a la cabeza algo de que “ser indie es cool– pero es evidente que el estancamiento de los títulos tripleA -hay claras excepciones- y los nuevos sistemas de financiación como el crowdfunding están impulsando con fuerza al sector indie -este punto se merece un artículo propio-.

Este breve repaso sobre los títulos retro y el auge de los videojuegos indie nos permite comprender la fusión de ambos conceptos en uno: los Retro-Indies. Propuestas actuales basadas en la generación de los 8-bits: pixels y chiptunes contemporáneos. Un claro exponente de los indies con toque retro es VVVVVV, el juego de esta semana.

V^6

VVVVVV (Terry Cavanagh, 2010) es un videojuego single-player que bebe directamente de los plataformas retro de la década de los 80. Creado por Terry Cavanagh, un desarrollador irlandés especialista en flash, y con una magnífica banda sonora basada en sonidos chiptunes -música generada con un chip de sonido- obra de Magnus “SoulEye” Palsson. Estamos ante uno de los títulos independientes más reconocidos del año 2010, ganador del premio Most Fun and Compellin en el IndieCade -un importante festival internacional de videojuegos independientes- de ese mismo año.

En VVVVVV controlaremos al Capitán Viridian el cual deberá encontrar a los cinco integrantes de su nave espacial -Violet, Vermillion, Victoria, Vitellary y Verdigris, de ahí lo de VVVVVV-  que desaparecieron tras entrar en una extraña dimensión. La trama no brilla por su complejidad pero no es ningún punto negativo: lo que de verdad importa en VVVVVV es el gameplay, no su historia.

¿Plataformas?

VVVVVV es un plataformas en scroll-lateral que exige tanto habilidad como ingenio a la hora de resolver los retos planteados -aunque prima la habilidad al teclado ante todo-, pero no es un plataformas al uso ya que no se puede saltar. ¿Y cómo puede uno hacer frente a un plataformas sin poder dar el clásico salto? Pues cambiando la gravedad, así de sencillo.

Nuestro personaje, el Capitán Viridian, tiene la peculiar capacidad de cambiar el punto de aplicación de la gravedad a su elección. Pulsando una tecla -recomiendo usar la tecla [Space] en lugar que las flechas de dirección arriba y abajo- podremos hacer que la gravedad deje de atraernos hacia en suelo para que lo haga hacia el techo. Con esta idea tan sencilla VVVVVV no planteará retos verdaderamente complejos.

Pixels & Colours

Uno de los aspectos más atractivos de VVVVVV es su peculiar estilo visual retro. Con sus gráficos minimalistas basados en los clásicos de los 8-bits nos hace creer que estamos ante un título de hace más de 30 años en lugar de uno con apenas un par de años de vida. El despliegue de colores, aunque limitado, es tan psicodélico y variable que hipnotiza -atención lectores epilépticos-.

VVVVVV se divide en decenas de pantallas, cada una diferente de la anterior y con un reto de habilidad que deberemos superar para pasar a la siguiente pantalla -muy curioso los nombres de las mismas, que aparecen justo debajo-.

Atracción y repusión

Tenemos ritmos sintéticos, gráficos pixelados, toque retro… sólo le falta a VVVVVV una elevada dificultad para ser un todo un homenaje a los arcade de los 80… ¡y os aseguro que la tiene!

En VVVVVV el proceso de aprendizaje de cada nueva mecánica es muy breve -por no decir nulo-, y en menos de 30s ya se está frente a un reto considerable. No se sigue una curva de aprendizaje que aumenta de forma gradual sino que hay un salto en la dificultad –para más detalles recomiendo la lectura del artículo DEV: Educar al jugador -. Este planteamiento del sistema de aprendizaje del jugador, tan brusco y alejado de la tónica actual -siempre pasito a pasito-, es un claro guiño a los clásicos de 8 bits en los cuales no existían niveles de tutorial. La única forma de aprender es jugando, el efectivo sistema de ensayo-error está muy presente en VVVVVV.

Sumado al cuasi-inexistente nivel tutorial tenemos uno de los puntos fuertes de VVVVVV: su elevada dificultad. No se plantean retos imposibles pero hay gran cantidad de ellos -sobretodo los finales- que rozan lo desquiciante. El Capitán Viridian morirá decenas de veces en cada nueva pantalla; será una sucesión constante de intentos fallidos para superar el reto planteado, hasta que nuestra agilidad -o nuestra suerte- salga victoriosa. Para garantizar la fluidez del gameplay antes de cada nueva prueba suele haber un checkpoint que nos permitirá volver a la acción de forma inmediata y sin tiempos de carga, todo un acierto si tenemos en cuenta que moriremos decenas de veces en cada reto.

Una de las ventajas del nivel de dificultad tan alto es que alarga la vida útil del videojuego, pues si VVVVVV es corto ya de por sí, con unas 3 horas de juego, si fuese sencillo superar los niveles no sería rentable el gasto económico realizado en su compra.

Ya hasta aquí llega en análisis de hoy. Espero que mis letras os animen a jugar a este adictivo indie y acompañen en VVVVVV al Capitán Viridian en uno de los plataformas más originales y difíciles del panorama independiente. Amaréis su entretenido gameplay y ese toque retro que destila, y a su vez lo odiaréis por su endiablada dificultad; una sensación bipolar que os atrapará durante horas delante de la pantalla.

Imagen de perfil de Razor

Razor

49 entradas como autor
Amante congénito del universo videojueguil. Autoproclamado nintendero, pecero y seguidor acérrimo de los títulos indie. Donde la gente ve un gamepad y una pantalla yo veo un portal dimensional a Hyrule, Shakuras, Aperture Science, The Citadel, Tallon IV, Sylvarant, Black Mesa, Tamriel… Y es que, a veces, es mejor tomar la pastilla azul y permanecer unas horas más en The Matrix que elegir la roja y darte cuenta, al mirar por la ventana de tu habitación, que amanece la rutina del día a día.

Etiquetas:

, ,

Inicio Foros VVVVVV: 8-bits & Chiptunes

Etiquetado: , ,

  • Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #40653

    Entremos en nuestro DeLorean DCM-12 y calibremos el condensador de fluzo para retroceder hasta los 80. Dejando de lado los excesos de La Movida y toda
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/analisis/vvvvvv-2/

    Imagen de perfil de EkonEkon
    Participante
    #40654

    Ciertamente me ha animado a probarlo, la verdad es que llevaba tiempo fijándome porque me recordaba a ciertos títulos de antaño.

    Me animaré a jugarlo, muy buen artículo Razor.

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #40655

    Como siempre gracias por leer mis letras. Y sobre VVVVVV le aseguro que no le dejará indiferente, yo más de una vez me he visto ante un reto y me “he picado” hasta que me lo pasaba, aunque el pobre Viridian acabase 50 veces en la cuneta. Es bastante adictivo VVVVVV 😀

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)

Debes estar registrado para responder a este debate.