¿Olvidates tu contraseña?

Risk of Rain, el legítimo heredero

2014-02-08
No hay comentarios

Risk of Rain (íd.; Hopoo Games, 2013) es un juego de acción, aventuras, rol y plataformas junto a elementos de roguelike con un envoltorio gráfico en dos dimensiones dentro del arte del píxel tremendamente bello y evocador. Sus escenarios son creados procedimentalmente y nunca habrá dos escenarios iguales para recorrer. El jugador, para recorrer estas bellas escenas, podrá elegir entre un total de diez clases de personajes, cada uno con habilidades especiales y talentos únicos. Esta diversidad en la elección se verá multiplicada por los numerosos objetos que podrá recoger dentro del escenario bien mediante el abandono de estos tras la muerte de enemigos o por el desbloqueo de nuevos objetos a través del intercambio de dinero, recogido igualmente de las entrañas de los enemigos muertos.

El juego, como hemos adelantado, es una mezcla perfecta entre juego de rol, aventuras, acción y plataformas. Los aspectos que recoge del último género son especialmente importantes porque retrotrae al jugador a una edad donde la gran mayoría de los videojuegos se encontraban dentro de este género. Un género que dio verdaderas maravillas en el PC de los años noventa con ejemplos como Abuse (íd.; Crack dot Com, 1996) o el recientemente liberado Blackthorne (íd.; Blizzard Enterntainment, 1994). De este género recoge la inmediatez en la acción, una inmediatez que han perdido los juegos actuales donde el jugador es forzado a esperar hasta poder disfrutar del verdadero videojuego  mediante tutoriales integrados en la campaña, cinemáticas, etc. En cambio en Risk of Rain desde el primer momento de la partida el jugador comenzará a disfrutar del videojuego en todo su esplendor. Con respecto a los otros géneros, de la acción recoge el desenfreno del combate contra hordas de enemigos que poseen una extraordinaria diversidad tanto de tamaños como de formas. La aventura está igualmente representada por la exploración que el jugador debe realizar para extraer todos los elementos posibles que le ayuden a superar al jefe final del escenario y por último del rol adquiere los resortes más mecánicos como la subida de nivel, la recolección de objetos y el uso de distintas habilidades. Todos ellos excepcionalmente fusionado en un producto con esencia nostálgica pero adaptada a las preferencias del usuario actual.

Los creadores del juego son dos estudiantes, Paul Morse, de la Universidad de Washington donde estudia Informática y Finanzas y Duncan Drummond, de la Universidad de Washington también donde estudia Ingeniera Mecánica, artista y también programador del título. Este título es su primer trabajo, aspecto que realza aún más la labor que han realizado estos jóvenes, aventurándose en un terreno difícil y saliendo de él con bastante éxito, como demuestra la confianza puesta en ellos por Chucklefish, desarrollador del sensacional Starbound (íd.; Chucklefish, 2014) con el que comparte más de una característica. Por último también hay que añadir al equipo a Chris Christodoulou, el encargado de la increíble banda sonora del juego, uno de los aspectos que brillan con luz propia y que dotan al título de una personalidad única a través de la utilización de música electrónica, progresiva, ambiental e incluso rockera muy del estilo de grandes del género como Zombi o los legendarios Goblin.

En cuanto al modo de desarrollar el concepto gráfico del título, como hemos adelantado, se utiliza un entorno en dos dimensiones recurriendo al “pixel art” como herramienta de dibujo. La plasmación de hermosos y atractivos escenarios espaciales donde las plataformas se conectan a través de cuerdas y escaleras aportan al título un plus de calidad. Aunque dentro de este apartado uno de los elementos que brillan con luz propia sobre todos los demás es sin duda la plasmación de los enemigos gigantes. Como si Shadows of Colossus (íd.; Team ICO, 2005) se tratase estos contrincantes ocuparán una gran porción de la pantalla y serán cada uno diferentes, la factura de estos adversarios es tremendamente bella y es otro de los pluses de este juego.

risk-rain-heredero-logo-indie-videojuego-zehngames

risk-rain-heredero-context-indie-videojuego-zehngames

La jugabilidad del título nos recuerda a los clásicos ya mentados de las plataformas unidas a la ambientación de ciencia ficción. El jugador controlará a su personaje, elegido entre diez clases donde podemos encontrar desde el Comando hasta el Francotirador pasando por el Minero o el Asesino. Cada uno de estos tendrá unas habilidades únicas y la forma de encarar el escenario cambiará radicalmente según la elección del jugador. Se deberá elegir bien la clase y amoldar rápidamente la forma de juego a este porque el título es realmente desafiante, el tiempo incrementará la dificultad del juego paulatinamente aumentando el número de enemigos en el escenario así como el poder de estos. Para contrarrestar esta dificultad el jugador contará con numerosos objetos, cien, repartidos por el escenario que le ayudarán en su cometido además de drones y aliados para evitar la muerte, que en el caso de este juego, es permanente. La historia es realmente simple, el jugador quedará abandonado en un extraño planeta tras la explosión de su nave y será a través de la recolección de las diferentes piezas necesarias para reparar la nave como alcanzaremos la victoria en Risk of Rain. Sin duda y aunque en muchas ocasiones en esta casa hemos puesto, especialmente el que esto subscribe, la ambientación y la historia por encima de la mecánica en este caso debemos caer rendidos ante la jugabilidad y el envoltorio que lo abraza.

En definitiva, Risk of Rain es un título directo y honesto. Tras el primer momento, nada más comenzar la partida, el jugador se sumergirá en el meollo del título sin trampas ni rodeos. Este aspecto además de la jugabilidad y el entorno que le envuelve une este juego con los grandes clásicos del género y lo alza como su verdadero sucesor.

risk-rain-heredero-concept-indie-videojuego-zehngames

Inicio Foros Risk of Rain, el legítimo heredero

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.