¿Olvidates tu contraseña?

Rage Racer, furia al volante

2013-01-25
2 comentarios

La saga Ridge Racer, la cual tuvo su inicio en los salones recreativos en el año 1993 de la mano de Namco, nos ha acompañado a los amantes de la conducción mas Arcade a lo largo de los años hasta las consolas de actual generación. Siendo un baluarte de las consolas de Sony hasta que llegó la sexta entrega, la cual fue exclusiva para Xbox 360, con el consecuente enfado de todos los fans de la saga, que habían visto hasta aquel entonces como cada consola de Sony venía acompañada de una nueva entrega de Ridge Racer. Afortunadamente, un año después llegó Ridge Racer 7 (Namco, 2006) y suplió esta carencia. Aunque las consolas de Nintendo también han tenido su ración de la saga de NamcoNintendo 64 tuvo una versión del juego en el año 2000, que posteriormente sería mejorada y lanzada para la Nintendo DS y Nintendo 3Ds también ha recibido una entrega

Rage Racer (Namco, 1997) fue la tercera entrega que apareció para la consola PlayStation, con bastantes novedades que no se había visto en juegos anteriores, pero por el contrario, seguía teniendo una cantidad reducida de circuitos, tan sólo cuatro, que por aquel entonces podía ser una cifra bastante pasable, pero que hoy en día queda bastante escasa, aun contando el modo Espejo de los circuitos. Esta saga nunca se ha caracterizado por la cantidad de circuitos, sino mas bien por el estilo de conducción, totalmente Arcade y que busca tomar las curvas de la forma mas difícil e irrealista posible. Con el tiempo, la cantidad de circuitos sí se vio aumentada, de echo en la siguiente entrega se vio aumentada en mas del doble.

Una de las novedades, además de un renovado apartado gráfico que huía un poco del aspecto inicial de la saga a una apariencia más realista, era la inclusión de un modo Grand Prix por medio de clases, en el que íbamos obteniendo dinero según el puesto en el que terminemos la carrera, con el que después podíamos comprar piezas para los vehículos, aumentar así su rendimiento y comprar otros coches para añadir a nuestro garaje. Como no, la cantidad de vehículos que podíamos conducir en esta entrega también había visto aumentado en número y se dividía en cuatro marcas diferentes, cada una con sus características.

Además del modo Grand Prix, teníamos un modo contra-reloj, en el que podemos competir eligiendo el circuito y coche, pero conseguir el mejor tiempo. Y tanto en esta modalidad como la de Gran Prix, teníamos diferentes marcas de coche: GNADE (Alemania), LIZARD (USA), AGE(ITALIA) y ASSOLUTO(ITALIA), englobando cada una a una serie de coches con diferentes características, siendo la estándar la GNADE y la mas rápida la ASSOLUTO. Todas ellas disponibles tanto con transmisión automática como manual.

Ridge Racer siempre ha sido un juego muy exigente, prueba de ello es obtener como mínimo un tercer puesto para poder competir en el siguiente circuito, si no, gastaremos uno de los intentos disponibles para terminar el Gran Prix. Pero lo cierto es que no es difícil obtener un buen rendimiento en el juego, a poco que nos conozcamos los circuitos. En Rage Racer las competiciones se miden por clases, con un total de cuatro disponibles y cada una de ellas engloba tres circuitos, con un circuito más en la tercera clase. Como no, según vayamos avanzando en estas clases, el nivel de los pilotos será mas alto y con ello la velocidad de los coches, que irá en aumento también, a la par que nuestro vehículo. Otra de las novedades es la inclusión de un sistema de modificación de la apariencia del coche, en donde podíamos cambiar el color de la pintura, elegir un nombre del equipo que se verá en el capó  y hasta crear nuestro propio logo, tanto creando uno desde cero o eligiendo temas que vienen diseñados en el juego.

 

A estas alturas nadie busca encontrar un simulador en los juegos de Namco, pero a pesar de ofrecer un control muy árcade, fueron ganando en jugabilidad con entregas posteriores, siendo uno de los mejores Ridge Racer Type 4 (Namco, 1999) – que incluyó la friolera de 320 vehículos diferentes – caracterizándose por ser juegos muy divertidos y muy Arcade, tanto como tener una recreativa en casa.

En cuanto al apartado gráfico, sí que hubo una mejora en calidad, sobre todo en la estética de los circuitos. En Rage Racer se dio bastante importancia a estos y se incluyeron muchas ambientaciones diferentes, como cascadas y monumentos, distanciándose un poco de los entornos mas urbanos de las dos primeras entregas. En cuanto a los vehículos, estaban bien modelados, pero no hubo un cambio drástico comparado con los dos juegos anteriores. Eso sí, hay que destacar la velocidad del juego, ya que en ningún momento sufriremos una ralentización, siendo siempre bastante buena la sensación de velocidad. Algo también característico de la saga y que mejora esta sensación de velocidad es la cámara interior, una de las dos cámaras que tenemos disponibles en el juego.

Namco diseñó un mando para los juegos de conducción, llamado neGcon y que tuvo promoción con la saga Ridge Racerla parte posterior de las caratulas indicaba que se podía jugar con él – con el que podíamos acelerar el vehículo girando la parte derecha del mando – la que incluye los botones – para así adaptar la velocidad de mejor forma y tomar las curvas con mayor precisión. Pero lo cierto es que resultaba difícil adaptarse a este periférico resultando bastante incómodo.

Pero uno de los apartados característicos de la saga y que la ha acompañado siempre, es su banda sonora, siendo este un punto muy destacable del juego y que acompañaba a la perfección a las carreras. Cada circuito tiene su melodía prefijada, pero justo antes de empezar la carrera teníamos la opción de elegir la melodía con la que correr el circuito y elegir así nuestra canción favorita para correr siempre con ella. Las carreras venían acompañadas de una voz, en este caso femenina, que nos iba narrando los acontecimientos de la misma, alabando nuestra conducción cuando lo hacíamos bien o animándonos a hacerlo mejor la próxima vez cuando no estábamos muy acertados.

Si os gustan los juegos de carreras en su máxima vertiente Arcade, ningún juego de Ridge Racer os va a decepcionar, ya que puede ser uno de los mejores representantes de este género. Es una saga que ha llegado hasta el día de hoy y que podéis disfrutar en diferentes plataformas, siendo los últimos juegos en aparecer, Ridge Racer 6 (Namco, 2005) en exclusiva para Xbox 360 y Ridge Racer 7 (Namco, 2006) para la consola PlayStation 3. Los dos son una recopilación de todos los circuitos que han salido en la saga, con muchas novedades y modos de juego. Además, si queréis jugar en portátil, tenéis Ridge Racer 3D (Namco, 2011) para Nintendo 3Ds, un gran juego, que no ha tenido mucha repercusión  y el último juego en aparecer en consolas de sobremesa, con un planteamiento muy diferente a lo visto en la saga, es Ridge Racer Unbounded (Bugbear Entertainment, 2012) el primer juego de la saga que no está desarrollado por Namco, ya que buscaban darle un nuevo rumbo a la saga evitando lo recurrente del modelo. Esto mismo se vio con unos meses de antelación con el polémico Ridge Racer Vita (Namco, 2012) lanzado para PSVITA y con un sistema de compras que no agradó a nadie, ya que nos vendían a precio reducido una parte del juego, que debíamos ampliar por medio de DLC.

 

Inicio Foros Rage Racer, furia al volante

  • Imagen de perfil de TiexTiex
    Participante
    #39313

    La saga Ridge Racer, la cual tuvo su inicio en los salones recreativos en el año 1993 de la mano de Namco, nos ha acompañado a los amantes de la condu
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/analisis/rage-racer-furia-al-volante/

    Imagen de perfil de mirlo2006mirlo2006
    Participante
    #39314

    No soy muy amante de los juegos de conducción pero si tuviera que quedarme con una saga sería esta sin duda, me encanta Ridge Race Type 4 y he pegado muchos derrapes en el RR de PSP. Me gusta su estilo “irreal”, esos derrapes y los diseños alucinantes de los coches, para mí el rey de los arcades de conducción. Es fácil pegarte unas carreras y disfrutar a pesar de la dificultad, no como Gran Turismo en los que tienes que vigilar miles de parámetros y variables para sacarle partido. Para mí son grandes juegos de conducción para gente poco especializada en el tema.

    Imagen de perfil de TiexTiex
    Participante
    #39315

    Coincido plenamente en todo lo que comentas, a mi me encanta esta saga por lo mismo, jugabilidad directa. Es fácil de aprender, pero difícil de dominar y con práctica, mejoras mucho la conducción.

    La sexta parte de Xbox 360, la séptima de Ps3, más los dos que salieron para PSP, son grandes juegos también, pero el modo historia de Ridge Racer Type 4, a mi me gustó mucho, como su Banda Sonora, creo que tiene la mejor de toda la saga.

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)

Debes estar registrado para responder a este debate.