¿Olvidates tu contraseña?

Maldita Castilla: El retorno de Sir Arthur

2012-12-14
6 comentarios

Ofrecer un videojuego de calidad, adictivo y a la vez original, parece ser ese ‘Santo Grial’ de todo desarrollador. Muchos lo intentan, muchos también perecen en el intento y sólo unos pocos consiguen alzarse con tal reliquia poseedora de magníficas virtudes. Si además el producto en cuestión es totalmente gratuito parece sacado de un cuadro utópico inspirado en los pensamientos de Aristóteles, Platón, Moro o el mismísimo Surtz. Una especie de amalgama de componentes que se autodefinen y se sitúan por si solos en un magnífico puzzle para que éste se recomponga por sí sólo.

“For God and Castile” es una frase simple, pero lo suficientemente contundente como “All your base are belong to us” de Zero Wing (Toaplan, 1989) o el “Thank you Mario, but the our pricess is in another castle!” del ya mítico Super Mario Bros. (Nintendo R1&D1, 1985). Algo que invita a jugar, un mensaje del juego al jugador a modo de frase motivacional que provoca justo eso, ganas de seguir continuando. Y así, con sólo cuatro palabras uno se ve inmerso en una espiral donde el jugador se enfrenta al peor de sus enemigos; él mismo. Algo así como la confrontación del Yo, SuperYo y el Ello planteados por Sigmund Freud. O lo que es lo mismo, la pulsión de avanzar, el raciocinio del peligro y la conducta que se desarrolla tras la experiencia.

Ghosts’n Goblins (Capcom, 1985) – sí, era de esperar – con Sir Arthur a la cabeza es quizás uno de los títulos más complicados jamás planteados en cualquiera de sus múltiples adaptaciones. Nuestro caballero se verá desprovisto de su armadura a las primeras de cambio mostrando su ropa interior (literalmente). Una especie de exhibicionismo desmedido que avisa al jugador de que aquello que acaba de ocurrir no tiene nada de divertido. Un golpe más y “polvo al polvo” cómo se suele citar. Un título, que es influencia clara y castiza, creada por la mente de su desarrollador, Locomalito.

“ Mis juegos son freeware por convicción, porque creo en los videojuegos tradicionales como algo fuera de los márgenes del comercio, como una cultura propia que tiene la diversión y la autosuperación como pilares centrales. “

Locomalito

Don Diego, Quesada, Mendoza y Don Ramiro (el avatar) son los cuatro personajes encargados de demostrar que en la cultura española hay algo más que los clichés del Toro, la mujer vestida de faralaes y ese manjar llamado Paella. Porque la cultura debería reescribirse para plasmar la épica de grandes obras como El Cantar del Mio Cid (Anónimo, 1200), Don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes, 1605) e incluso Tirant lo Blanc (Joanot Martorell, 1490), cuyo entorno ofrece al lector/jugador/espectador un lienzo situado en el medievo que nada tiene que envidiar a otros momentos de la cultura foránea. Por lo que, Maldita Castilla se sitúa como una apuesta fiable a modo de Oda hacia una época gloriosa de la espada y el hierro español.

Referencias culturales a parte, Maldita Castilla (Locomalito, 2012) se alza por sí sola hacia un irreductible camino al retorno de la dificultad medida con cuentagotas. Maldita Castilla no es una tarea imposible, ni mucho menos, aunque sólo a primera vista. Ya que por primera vez la fórmula se invierte y no es el jugador quien escoge la dificultad si no su manera de jugar. Así de simple, pero tan original que para ver el verdadero final – el realmente bueno – deberás forzar la máquina hasta extremos que rozan el masocore. Don Ramiro muere una y otra vez, su alma se condena en cada muerte y tú – como jugador – te sitúas lenta y inexorablemente dentro de esa “insulsa” categorización que va del jugador casual al más experimentado.

Y es que el jugador deberá afrontar dos tipos de enemigos. El primero, todo aquel “bichejo” – y variados – que se plantarán en nuestra frente (espalda, cabeza y pies) y que va lanzando al jugador. El segundo, el propio jugador, que instruido cuan militar, siente una tendencia casi impulsiva de avanzar y matar. Siendo el segundo un vicio adquirido debido a la influencia directa del género del “disparo fácil y la acción desmedida”. En Maldita Castilla, la acción debe ser reflexiva, calculada y mimetizada hasta la extenuación. Todo lo que supere esa linde será significado de muerte.

Una mecánica de juego bien planteada, como cada uno de los niveles, cada paso que se da es una caída libre hacia la muerte. Saltos que requieren de un cálculo estimado, que deben ser recalculados, enemigos que aparecen en zonas clave y que se autoregeneran – aquello que muchos llaman respawn – para obligarte a actuar de modo irracional. Lugares escondidos, necesarios, situados en puzles encubiertos como parte del juego. Enemigos con patrones de ataque los cuales deben ser estudiados y asimilados. Jefes finales, sí, jefes finales, como los de antaño, con corazones de vida que deben ser sesgados. Con patrones que necesariamente deben sincronizarse en una coreografia de ataque – esquive de matices tan harmoniosas que hace que el jugador redescubra su “yo” primitivo. Jugar por intuición, repetición, memorización. En definitiva, jugar como antaño, sin puntos de control porque si mueres vuelves a iniciar el nivel.

Apuestas altruistas como la de este producto hace saltar por los aires cualquier atisbo de separar “lo” INDIE de “lo” MAINSTREAM, ya que todo lo que está realizado bajo un paraguas más o menos comercial tiene un único objetivo; ganar dinero. Maldita Castilla, por lo tanto, es sin duda el claro ejemplo de que el AMOR al ARTE – sí, en mayúsculas – pasando por invertir tiempo en crear, sin crowdfounding de por medio, sin más dinero que el que se siente agradecido por lo que acaba de jugar. Primero el juego, luego si hay tiempo el dinero; no al revés. Y así, tras horas de deleite uno siempre puede pensar que la cultura no está muerta.

Imagen de perfil de Laocoont

Laocoont

88 entradas como autor
Viviseccionador por definición, observador natural que gusta de lo extraño, de lo rebuscado. Pasión que me llega de una profesión llena de bioritmos cambiantes y variados. La búsqueda de la esencia en los videojuegos, más allá que el puro videojuego en sí, es una obsesión que roza lo patológico. Amante de lo pequeño, de lo que entra sin hacer ruido, de lo extraño y despreciado. Música, literatura y cine son fuentes indivisibles de una misma parte, donde los videojuegos son el catalizador.

Etiquetas:

, , , , , ,

Inicio Foros Maldita Castilla: El retorno de Sir Arthur

  • Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #39729

    Ofrecer un videojuego de calidad, adictivo y a la vez original, parece ser ese ‘Santo Grial’ de todo desarrollador. Muchos lo intentan, muchos también
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/analisis/maldita-castilla-el-retorno-de-sir-arthur/

    Imagen de perfil de salore78salore78
    Participante
    #39730

    PLAS, PLAS, PLAS, PLAS y tropocientos mil PLAS más a Locomalito, por crear esta maravilla y a usted, por explicarla de esta manera tan pasional y con esta descarga de rabia en sus letras.

    Aunque no soy un gamer muy habilidoso y el Ghosts’n Goblins en arcade no tuve huevos -ni dinero- para pasarmelo, ahora mismo DOWNLOAD…

    Por cierto, que se mejore de sus mocos en los ojos -también he pasado muchas veces por esta gratificante experiencia gracias a mi alergia-.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #39731

    Jugar a Maldita Castilla es volver a entender el por qué nos gustan los videojuegos. Aprender patrones de comportamiento de los enemigos, así como diseñar rutinas en tu cabeza para ejecutarlas en modo zen, sin pensar, en una simbiosis perfecta entre Don Ramiro y uno mismo. Una sensación tan aletargada en mi psique que siento una satisfacción tremenda al despertarla a modo de reto, dónde pueden pasar 3 horas de constante game over y la jugabilidad sigue intacta, mientras te retiras agotado con ganas de volver en otro momento a grito de ‘For God and Castile’!!

    Imagen de perfil de johnottojohnotto
    Miembro
    #39732

    Me ha encantado tu artículo Laocoont con el que, según mi experiencia de juego con Maldita Castilla, me siento totalmente identificado. Apuestas como la que propone este juego no deberían ser una excepción, pero bueno, quizás eso mismo es lo que hace que cuando aparece una joya de tal calibre el público sepa apreciarla y recibirla como se merece.

    Imagen de perfil de LaocoontLaocoont
    Super administrador
    #39733

    Quisiera darte las gracias, de hecho lo hago un tanto sonrojado, pero en realidad el artífice de este gran juego es Locomalito. Yo lo único que hago es recoger esa experiencia maravillosa e intentar plasmarla en forma de letras. Maldita Castilla ha recuperado algo que hoy en día parece que está sólo presente en algunos juegos. La jugabilidad, más allá de la acción, más allá de las bonitas explosiones y sin una narrativa que te embarulle en un epígrafe eterno del cual ya no sabes ni por donde seguir. Lo dicho, muchas gracias y sobre todo bienvenido.

    Imagen de perfil de GredXIIGredXII
    Participante
    #39734

    Maldita Castilla es un título que hace tiempo que voy siguiendo y esperando. Ahora que ha salido no dispongo de todo el tiempo necesario para disfrutar de el juego, pero tan pronto como pueda se colará en la lista de juegos pendientes y será jugado como se merece.

    Obras como estas son las que sacan una sonrisa a los jugadores veteranos que a veces no vemos hacía donde va este mundo de los videojuegos al que tanto amor y dedicación le ofrecemos.

    Imagen de perfil de EkonEkon
    Participante
    #39735

    Este Locomalito se a coronado el mismo con ‘Maldita Castilla’, nos a regalado -literalmente- una aventura con la que poder disfrutar y echar una mirada al pasado para que nos deje ese regustillo a ‘Ghosts’n Goblins’ (Capcom, 1985)’ pero a la española.

    Ya seguía este proyecto de cerca desde la primera vez que vi una imagen sobre el, y la verdad, el producto final con el que a llegado al jugador, es una maravilla que no deja indiferente a nadie.

    Muy buen artículo Laocoont.

Viendo 7 publicaciones - del 1 al 7 (de un total de 7)

Debes estar registrado para responder a este debate.