¿Olvidates tu contraseña?

Hotline Miami: Violencia, máscaras y luces de neón

2013-06-28
3 comentarios

Sin lugar a dudas el pasado 2012 fue un gran año para los jugadores interesados en los videojuegos independientes, con títulos de gran calidad como FTL: Faster Than Light (íd.; Subset Games, 2012), Mark of the Ninja (íd.; Klei Entertainment, 2012) o el “indie” preciosista – pospongamos la discusión de la etiqueta indie para otro momento – Journey (íd.; thatgamecompany, 2012), entre muchos otros. Pero de todos los videojuegos pertenecientes a esta particular vertiente sólo uno fue el centro de la – tan manida – polémica en los medios especializados; un título cuya elevada dosis de violencia hizo que tanto detractores como seguidores vertiesen ríos de tinta digital en la red. Den la bienvenida al controvertido Hotline Miami (íd.; Dennation Games, 2012).

Hotline Miami

Estamos ante el primer videojuego desarrollado por Dennation Games, el equipo sueco formado por Jonatan Söderström y Dennis Wedin. Aunque Hotline Miami fue el primer título de la desarrolladora sus dos integrantes no eran precisamente unos novatos pues, por ejemplo, Jonatan tiene a sus espaldas decenas de creaciones y es conocido por su capacidad de hacer un videojuego funcional en apenas unas horas. Volviendo a Hotline Miami mencionar que fue creado con el conocido e infravalorado Game Maker – como tantos otros indies – y que se nos presenta como un videojuego de acción en perspectiva cenital, reminiscencia del clásico Grand Thief Auto (íd.; DMA Design, 1997).

La trama se desarrolla en el Miami de finales de los años 80 y se divide en diversos capítulos que giran en torno a un individuo anónimo – conocido por los fans como ‘Jacket’, al llevar éste siempre la misma chaqueta -. ‘Jacket’ recibe periódicamente unas misteriosas llamadas en las cuales se le pide que realice cierta tarea en un lugar concreto. Estas comandas, aparentemente normales – pues suelen ser del estilo “Entrega un paquete de galletas en…”-, esconden las direcciones de los diversos locales que frecuentan los integrantes de la mafia rusa. Tras la llamada se sube a su DeLorean y conduce hasta el destino indicado, una vez allí se baja del coche y se coloca una máscara de látex con la apariencia de un animal; ya está listo para entrar en el garito con el único objetivo de asesinar a sangre fría a todos los gangsters del interior. Una vez finalizada la brutal tarea ‘Jacket’ vuelve a su piso a la espera de una nueva llamada que le permita continuar en su particular bucle de violencia extrema.

Hay que destacar que al cerrar el arco argumental de ‘Jacket’ se nos permite continuar jugando con otro personaje sin rostro, ‘The Biker’, para conocer la historia de éste – la cual converge con la de ‘Jacket en cierto punto’ – así como el secreto que se esconde tras las misteriosas llamadas de teléfono.

Special Thanks to Nicolas Winding Refn

Durante los créditos del Hotline Miami, en el apartado Special Thanks, se mencionan diversos nombres pero uno llama especialmente la atención, el del director de cine Nicolas Winding Refn. Esta mención tiene su lógica pues el indie que tenemos entre manos está fuertemente influenciado por una de sus películas: Drive (íd.; Nicolas Winding Refn, 2011), uno de los grandes estrenos de 2011 y un referente dentro del estilo cinematográfico neo-noir. Sin profundizar mucho en el argumento, Drive narra las vivencias de un habilidoso conductor y mecánico (Ryan Gosling) – al no mencionarse su nombre en toda la película se le conoce como ‘The Driver’ – que por caprichos del destino acaba enfrentándose a la mafia para proteger a las personas que más quiere.

Las similitudes entre las dos obras, película y videojuego, van más allá del paralelismo que existe entre sus tramas: en ningún momento se conoce el nombre de los protagonistas, ‘Jacket’ y ‘The Driver’; se le otorga una gran importancia al silencio, escenas completas sin ninguna conversación ni música de fondo que invitan al espectador/jugador a la reflexión; los protagonistas son personas de pocas palabras, su principal vía de expresión serán los actos que realicen; complementando los dos puntos anteriores la música cobra una gran importancia, completa el vacío que deja la ausencia de conversaciones; la violencia extrema como único camino a seguir, la única forma de avanzar es el enfrentamiento directo y sin remordimientos. Estos son sólo algunos de los ejemplos pues no hemos mencionado muchos de ellos para evitar destripes que enturbien el disfrute de ambas obras. 

Do you like hurting other people?

En un punto intermedio de Hotline Miami un peculiar personaje con una máscara de un gallo, conocido como Richard, nos hace la siguiente pregunta, ¿Te gusta herir a otras personas?/Do you like hurting other people? Esta simple línea ha dado la vuelta a la red pues posee un doble sentido siendo uno de ellos el que levantó más polémica. Por un lado hace referencia a la difícil situación que vivió ‘Jacket’ con la mujer que amaba, y por otro se puede interpretar como la pregunta directa que es, dirigida tanto a ‘Jacket’ – nuestro avatar – como a nosotros, los jugadores tras la pantalla. ¿Disfrutamos hiriendo a otras personas?

No nos alarmemos. Aunque los medios más sensacionalistas nunca lo admitirán, la linea entre videojuego y realidad es tan gruesa que toda persona en su sano juicio es capaz de discernir ambos planos, separar la realidad de la irrealidad es una premisa que siempre está presente en el jugador. Por ello la pregunta de Richard al avatar se traduce en si como jugadores disfrutamos, desde el punto de vista del entretenimiento digital, asesinando a los enemigos de Hotline Miami. Y la respuesta más sincera es un sí. Y no debemos preocuparnos pues no nos convertiremos en asesinos potenciales por disfrutar con videojuegos con gran carga violenta – siempre respetando el código PEGI -, porque sino el mundo estaría plagado de sociópatas desde antes de la época de Doom (íd.; id Software, 1993).

Retomando el controvertido tema/tabú de la violencia en los videojuegos, Hotline Miami no escatima en gore. Incluso tratándose de un título con un estilo pixelado y ochentero no se pierde detalle durante las muertes – tanto de enemigos como la del propio avatar. En los primeros compases nos impactará la crudeza de estas escenas pero, al igual que ‘Jacket’, misión tras misión nos vamos acostumbrando a sesgar vidas de tal forma que en la recta final nos veremos inventando nuevas formas de asesinar estilizadamente. Planificar nuestra ruta de forma que podamos emplear todos los recursos a nuestro alcance – puertas, armas cuerpo a cuerpo, pistolas, escopetas… – hasta que seamos la única persona en el escenario que se mantenga en pie. Y más nos vale ser precisos y ágiles pues morir en Hotline Miami es cuestión de un parpadeo de más; un golpe una muerte, no importa si el que lo recibe es un mafioso ruso o nuestro avatar. Especial mención cuándo la vorágine de violencia se detiene súbitamente, al igual que la música, al terminar de cercenar la última vida y nos toca volver sobre nuestros pasos viendo la carnicería – no tiene otra definición – que hemos hecho. Do you like hurting other people?

Hotline Miami ha sido uno de los grandes protagonistas de la esfera independiente en 2012. Un buen videojuego con una gran BSO, un gameplay  fluido y adictivo, todo aderezado con una puesta en escena muy atractiva y ochentera. Tristemente lo que le ha hecho sobresalir por encima del resto de sus competidores ha sido su polémica ultraviolencia, pues pensando fríamente no es la obra maestra que muchos dicen ver; posee las virtudes suficientes y necesarias para alcanzar el notable pero no llega a excelente.  A título personal, uno de los puntos fuertes de Hotline Miami es que recuerda tanto a la película Drive que a aquellos que la hayan visto les será imposible que no les venga a la mente la canción A Real Hero en la escena final de ‘Jacket’.

Imagen de perfil de Razor

Razor

49 entradas como autor
Amante congénito del universo videojueguil. Autoproclamado nintendero, pecero y seguidor acérrimo de los títulos indie. Donde la gente ve un gamepad y una pantalla yo veo un portal dimensional a Hyrule, Shakuras, Aperture Science, The Citadel, Tallon IV, Sylvarant, Black Mesa, Tamriel… Y es que, a veces, es mejor tomar la pastilla azul y permanecer unas horas más en The Matrix que elegir la roja y darte cuenta, al mirar por la ventana de tu habitación, que amanece la rutina del día a día.

Etiquetas:

, , ,

Inicio Foros Hotline Miami: Violencia, máscaras y luces de neón

  • Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #36359

    Sin lugar a dudas el pasado 2012 fue un gran año para los jugadores interesados en los videojuegos independientes, con títulos de gran calidad como FT
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/analisis/indie/hotline-miami-violencia-mascaras-y-luces-de-neon/

    Imagen de perfil de salore78salore78
    Participante
    #36360

    Después de las críticas positivas que recibió el año pasado tenía ganas de jugarlo, pero no ha sido hasta ahora que lo he adquirido junto a otros juegos en el Humble Bundle 8. Con tu análisis aún me han entrado más ganas de jugarlo, no es que me guste mucho la ultraviolencia y el gore, pero el solo hecho de que evoque tanto a la película Drive (una de mis preferidas de los últimos años) ya me tiene ganado. Ahora a encontrar sitio en la agenda de pendientes para darle tute.

    Que bueno que hayan vuelto tus letras por aquí. 😉

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #36361

    La verdad es que tras las Hogueras tenía ganas de escribir sobre Hotline Miami. Yo también lo tuve mucho tiempo en el punto de mira y cuando vi el Humble 8 cayó. La verdad es que me ha gustado, tal vez porque lo empecé sin esperar mucho de él (y mira que lo ponían por las nubes en todos los sitios) pues no me atraía especialmente su gameplay – luego lo probé y me quedé enganchado xD.

    Y sí, evoca mucho a la película Drive (me he tomado la libertad de editar tu comentario que sin querer has mencionado a The Driver – film, que por cierto, sirvió de inspiración para Drive xD) y para mi eso es algo bueno pues me pareció un peliculón conuna BSO maravillosa, tanto que hasta la tengo en mi ipod.

    Como siempre es un placer leerte por ZG ;D

    Imagen de perfil de salore78salore78
    Participante
    #36362

    Es verdad, gracias por corregirlo 😛
    The Driver es del 78 (Drive del 2011), el año que yo nací, y no creo que mis padres me la hubiesen dejado ver entonces xD.

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)

Debes estar registrado para responder a este debate.