¿Olvidates tu contraseña?

Faraón; levantando imperios (II)

2014-01-30
No hay comentarios

3. Sector terciario. 

Este apartado es excesivamente extenso para hablar únicamente de él, por lo que pasaremos a dividirlo en distintos apartados representados en el videojuego, entretenimiento, sanidad e higiene, administración, almacenamiento, comercio y religión y finalizar este extenso artículo con una mención al sector o bloque más representativo del Antiguo Egipto, los grandes monumentos religiosos.

3.1. Entretenimiento

Si echamos la vista atrás, hacia párrafos anteriores podremos comprobar que ya hemos cubierto las necesidades básicas y no tan básicas del habitante medio de la ciudad que el jugador construirá durante su partida. Este personaje ya ha comido, bebido y se ha cubierto del más exquisito lino y de las más preciadas joyas y ahora quiere divertirse. En el título de Impressions Games esta necesidad se ve cubierta de dos formas, o más bien, materializada en dos edificios, los que podamos construir en los cruces de caminos y los locales de Senet, de los cuales hablaremos más tarde. Los hombres solían divertirse acudiendo a actividades marciales como el tiro con arco, la pesca, la caza, el boxeo, la esgrima, etc. Por supuesto otro entretenimiento sería la natación, máxime conociendo la cercanía del río Nilo aún portando el tremendo peligro de cocodrilos e hipopótamos, también representados en el juego. Los músicos eran habituales en el Antiguo Egipto, pero en un ámbito privado, en el ámbito público eran únicamente vistos en los momentos donde se celebraban grandes festivales en honor a algún dios.

La danza era también habitual y solían disfrutarla los hombres con los hombres y las mujeres con las mujeres. Los instrumentos habituales más utilizados eran los de viento, concretamente las flautas de caña, no fue hasta el Imperio Nuevo cuando se añadieron las arpas representadas en el videojuego en los pabellones, únicamente disponibles en el modo campaña cuando se alcanza dicho período histórico. Por supuesto esta realidad es excesivamente compleja para ser representada en el videojuego sin embargo logran hacerse con el espíritu de estos acontecimientos con brillantez en la forma de las diferentes escalas de las viviendas que demandan ciertos entretenimientos. Las clases bajas se conformarán con malabarismos sin ningún tipo de extra, más adelante comenzarán a demandar músicos y más tarde bailes y por último locales de Senet.

El Senet era un juego de tablero de treinta plazas en tres filas de diez plazas y significaba al paso por el Inframundo. La referencia más antigua a este juego de mesa data del año 2650 a.C., y posteriormente existen otras muchas que demuestra la popularidad de este juego. Existe cierta similitud entre este juego y el backgammon, derivado de la tábula romana. Al aparecer las representaciones de este juego en tumbas de grandes personajes existe la interpretación de que era jugado únicamente por las elites locales, lo que viene a reforzar la plasmación que Faraón realiza de este juego, como una necesidad de las clases altas locales.

3.2. Sanidad e higiene 

Para el egipcio medio la higiene era de especial importancia. Se bañaban varias veces el día, los más pudientes rociados por sus esclavos a través de cestas de mimbre que hacían las veces de duchas y los paupérrimos en baldes y remojados por algún alma caritativa, familiar o amigo, aunque lo más habitual para estas clases era bañarse en el propio Nilo.

La sanidad era un aspecto muy importante igualmente para la vida en el Antiguo Egipto y se encuentra perfectamente representada en la novela de Mika Waltari, Sinuhué el egipcio (Sinuhe egyptiläinen, Mika Waltari, 1945). Esta se enseñaba en las denominadas Casas de la Vida, en contraposición a las Casas de la Muerte donde se enseñaba a embalsamar a los muertos. En estas Casas de la Vida se realizaban los cuidados especiales a los enfermos y se formaban específicamente a los médicos a través de una educación eminentemente práctica. Tras su formación eran libres de ejercer su profesión. El sistema sanitario era gratuito, general, nacional y disponible en cualquier momento. Formaba parte de un servicio más amplio que realizaban los Templos a las ciudades, las cuales se encargaban igualmente de la enseñanza, del cuidado del regadío, la justicia, etc., servicios que eran recompensados con importantes donaciones y testamentos a su favor. De hecho los templos llegaron a conseguir tal poder que un faraón muy conocido, Amenofis IV, más conocido como Akenaton, fundó una nueva religión centrada exclusivamente en el Faraón para evitar esta concentración de poderes y aupar la figura política del gobernante egipcio.

Volviendo de nuevo al videojuego Faraón la medicina que encontramos en sus píxeles nada tiene que ver con la realidad histórica en apariencia, sin embargo si sabemos rascar la superficie podemos comprobar que la medicina que ofrece el título es gratuita, nadie paga por que el médico, el boticario, el dentista o el mortuorio pase por su casa sino que estos pasean con total disponibilidad por la ciudad, de manera universal y nacional.

Las Casas de la Vida bien podría ser los médicos y las Casas de la Muerte los mortuorios. Además la atención sanitaria primaria, la botica, es una de las principales preocupaciones de los ciudadanos y mientras más avancen en la escala social mejores servicios pedirán como por ejemplo dentistas o mortuorios. Los egipcios prestaban una especial importancia sus dientes, explicando las deficiencias en estos por la inclusión de pequeñas chinas en la harina debido a la forma de elaboración del pan a través de molinos de piedra. Pero no se quedaron aquí sino que están documentadas dos ejemplos de prótesis dentales. Y por supuesto, estos están representados en el título Faraón.

3.3. Administración.

El Antiguo Egipto era un país enorme que recorría el río Nilo desde el norte al sur, perdiéndose entre los territorios de la antigua Nubia y dominando, durante largos espacios de tiempo, el levante de Siria, Israel, el Sinaí, y otros territorios al este que lo convertían en una gran potencia de su época durante gran parte de existencia, no olvidemos que el Antiguo Egipto se forma aproximadamente en el año 3.100 a.C por el legendario gobernante Narmer, quien une el Alto y el Bajo Egipto y que se mantiene independiente con sus altibajos, caídas y auges hasta la faraona Cleopatra VII, a finales del I siglo a.C. Por tanto más de 3.000 años de existencia le contemplan. Generalizar en este aspecto es una simpleza innecesaria pero que se torna necesaria en el momento en el que título ofrece una panorámica única, una fotografía del Antiguo Egipto y en esta fotografía estática debe recomponer e introducir todos los elementos identificativos de la civilización egipcia. Por supuesto existe la modalidad de campaña que guiará al jugador a lo largo de esos 3.000 años y que introducirá los diferentes avances de acuerdo al paso del tiempo. Otro aspecto enriquecedor del juego y que desde aquí aconsejamos jugar para conocer de primera mano y obtener una visión panorámica del momento histórico que disfrutamos a través del ratón.

pharaoh-egypt-piramide-videojuegos-zehngames

La figura preponderante en la administración egipcia como no podía ser de otra manera es el Faraón. Este gobernante no es un simple dirigente político, sino que se trata de un Dios en la Tierra, del dios Horus personificado. Por tanto el origen divino del poder ya se encuentra presente en el Antiguo Egipto y obligaba al resto de la población a servirle pleitesía como si de un Dios efectivamente se tratara. Su función principal era ejercer de máximo representante del país y como es perfectamente entendible, a lo largo de 3000 años estas funciones, su poder e incluso el discurso propagandístico se fue modificando, pero no es la intención de esta entrada dedicarse a comentar las fluctuaciones del poder faraónico. Otras de las funciones que realizaba el Faraón era el liderazgo militar, la legislación, construcción de ciudades y edificios, etc., en definitiva todas las competencias políticas pasaban por sus manos. Otra de las cualidades era por supuesto construir su tumba, las grandes pirámides. Estos dos actos están perfectamente ejecutados en el videojuego. Durante el modo campaña será el Faraón quien dirija los pasos del jugador estableciendo que ciudades debe fundar y que monumentos debe levantar en su honor. Será su guía, pero también su dirigente, todo estará puesto a su servicio, como ocurría en la realidad histórica.

Otra de las grandes instituciones de Antiguo Egipto eran los seis grandes tribunales, órganos judiciales que poseían competencias generales, aunque principalmente administrativas. Se encontraban en las principales ciudades y respondían a la demanda de los trabajadores que deseaban ver sus pleitos solucionados. Por supuesto esto es imposible de realizar en el videojuego, sin embargo si se encuentran presentes dentro del videojuego como edificios dedicados a impartir justicia por las calles para la clase media de la ciudad. Junto a esta organización se encuentran los policías, debido al carácter  de este trabajo el que esto subscribe no ha podido encontrar información disponible en una manera simple y didáctica sobre las fuerzas de seguridad dentro del estado del Antiguo Egipto.

Una de las grandes figuras del Antiguo Egipto eran sin duda los escribas. Dentro del imaginario popular se encuentra fijada en piedra el tipo escultórico del escriba sedente. Tan conocido y representado en los más diversos museos. Estos hombres eran los encargados de toda la burocracia del país. Su principal y original función fue la de medir las crecidas del Nilo, el aspecto principal para la supervivencia del egipcio medio. Más tarde comenzaron a hacerse cargo de otras funciones administrativas como por ejemplo la organización de la construcción de los grandes monumentos y de toda la burocracia real. En definitiva, eran los encargados de la logística del reino y como tal se educaban en lugares especiales, las escuelas de escribas, perfectamente representadas en el videojuego. Como trabajos personales se encargaban de redactar los testamentos y los denominados Libros de los Muertos, una especie de guía mágica para conseguir la vida eterna que vendían a precios elevadísimos.

Otra de las funciones municipales es la hacendística y fiscal, es decir, cobrar impuestos. Para llevar a cabo esta función durante la partida exige un requisito, la construcción de un palacio de la ciudad desde donde organizar la recogida de impuestos. Esta labor será hecha por los recaudadores de impuestos que recorrerán la ciudad en busca de las monedas debidas al estado. Este es uno de los aspectos más polémicos y distorsionados del título, la introducción de una moneda denominada debens. El deben en el Antiguo Egipto era una medida de peso no una moneda. Existen ciertas teorías de que pudiera ser utilizado como una especie de protomoneda, pero no existen constataciones arqueológicas acerca de este uso, sino que únicamente servían como medida de peso. Con lo que respecta al pago de impuestos la visión que ofrece el título es mucho más acorde a la realidad histórica. El Antiguo Egipto fue el primer estado centralizado de la Historia.

El Faraón era el centro de todo y una de sus funciones era la recogida de impuestos. En el título, como hemos adelantado, la recogida de impuestos únicamente es posible tras la construcción del palacio de la ciudad, órgano que relaciona directamente la ciudad con el gobernante, en definitiva, el palacio es la personificación del Faraón en la ciudad y por tanto no será hasta que esté representado en la ciudad cuando el jugador pueda comenzar a recaudar impuestos. Al comienzo de la historia de Egipto este era anual y la realizaba el propio Faraón, pero a lo largo de los años esta función se sedentarizó y era realizada por un cuerpo del  funcionariado especial, quienes se encargaban de la recolección de los impuestos, como ocurre en el videojuego.

3.4. Almacenamiento

Los lugares de almacenamiento eran el verdadero núcleo de la organización y la administración del Antiguo Egipto debido a que eran los lugares donde se almacenaban os alimentos entre crecida y crecida y permitían, por tanto, la subsistencia de la población. Si una catástrofe o una mal conservación de estos bienes se produjeran los habitantes de esa ciudad padecerían carestías innombrables.  Esta misma función e importancia es la que representa el título Faraón. La situación de los graneros, la disponibilidad de espacios dentro de ellos y la disposición de estos en la ciudad es de vital importancia para el crecimiento y especialmente para la sostenibilidad de la ciudad donde se sitúan.  La morfología de estos edificios eran silos con forma cónica al comienzo de la historia egipcia, cuadrangulares posteriormente. Para verter el alimento se utilizaban diferentes escaleras que situaban al encargado en la posición correcta para echar el grano en los diferentes lugares de almacenamiento. Esta misma morfología es la que aparece en Faraón donde el granero tendrá una serie de aperturas en la cima de su edificio que será rellenada por el cereal y podremos calcular a simple vista cuanto grano o alimento existe en cada uno con un solo vistazo.

Este alimento en el título es repartido por el bazar. Este edificio tiene la función de mandar periódicamente a la encargada en busca de alimento al granero, allí llenará sus vasijas de cerámica y volverá al bazar donde comenzará a repartir el alimento por las calles. Este sistema no solo se utiliza para los alimentos, sino también para los bienes de consumo como la cerámica, la cerveza, etc.  En realidad los campesinos conservaban pequeñas partes de las cosechas y las almacenaban en sus hogares, concretamente en la planta de arriba de las casas o en las terrazas. La alimentación de las clases bajas nada tiene que ver con las de las clases altas, por supuesto, y este hecho se encuentra representado en el videojuego ya que llegado un momento de partida los ciudadanos exigirán al jugador para seguir avanzando social y materialmente diversas clases de alimentos. Sin embargo, este tipo de funciones, la de distribución de alimentos y objetos de consumo por su propia esencia no dejan rastros materiales que permitan a los arqueólogos reconstruir la historia de estos procesos.

3.5. Comercio

Gracias al Nilo el Antiguo Egipto era prácticamente autosuficiente, todos los recursos esenciales que permitían la vida en el país se encontraban en el propio país. Sin embargo por la propia esencia de su territorio y por la necesidad social de diferenciación importaban diferentes recursos del exterior como incienso del sur de Arabia, aceite de oliva de Creta, plátanos y caballos de Mesopotamia y madera de Líbano. Los cuatro primeros productos son evidentemente productos de lujo que en el título se encuentran representados por esos cofres de materiales preciosos que llegados a un punto de la partida los habitantes de la ciudad pedirán para seguir avanzando y convertirse en la elite de la ciudad. Sin embargo la madera responde a la segunda necesidad, la propia esencia desértica de la región que impedía el nacimiento y desarrollo de una industria maderera floreciente, por lo que necesitaban importar grandes cantidades de madera para desarrollar sus grandes monumentos, como a menudo ocurre en el juego. A cambio también exportaban ciertos productos que permitían una economía floreciente en el Imperio Egipcio. Los productos que exportaban eran cerámica, lino, papiro y pescado seco.

Por supuesto el comercio egipcio era mucho más complejo y las rutas y mercancías fluctuaban con los periodos históricos y los propios acontecimientos que se sucedían en los años, sin embargo para hacernos una idea general esta mera descripción de los productos  y la necesidad de importación de otros nos valdrá por ahora. En el juego el comercio es vital, además de ser una de las primeras preocupaciones de  cada partida, establecer una industria no solo destinada a satisfacer las demandas de los habitantes de la misma sino destinada a ser vendida en el exterior, ya que de otra manera la ciudad estará condenada a la deuda, la ruina y la final bancarrota. Este hecho está perfectamente documentado en el hecho de que el Nilo hace las veces de autopista nacional por  donde cruzan los barcos mercantes y las caravanas de a pie, compuestas de varios integrantes.

3.6. Religión

La religión en el Antiguo Egipto es un asunto complejo y heterogéneo que es muy difícil presentar de manera simple y didáctica por las razones expuestas en otros apartados, la duración temporal de la civilización a la que nos referimos, 3.000 años, y la naturaleza heterogénea y especialmente amplia de este elemento. De una manera simple definiremos este apartado como el conjunto de creencias religiosas y rituales practicados en el Antiguo Egipto. En Faraón este hechos se simplifica de una manera en exceso peligrosa, cinco dioses que pueden estar representados en tres tipos de edificios, santuarios, templos y complejos de templos. Las ofrendas y los rituales se simplifican a la celebración de festivales periódicos dedicados a uno de los cinco dioses en particular, Ra, Osiris, Ptah, Bastet y Seth. El primero dedicado a las funciones de gobierno, el segundo a las crecidas del río, el tercero a la industria, el cuatro al comercio, los servicios y la vida cotidiana y el último a la guerra. Para ser aplacados necesitan que sus ideas sean conocidas por todos los ciudadanos a través de una planificación precisa de la situación de los templos y la realización periódica de diferentes festivales. Sin embargo, como se puede entrever, la realidad histórica es mucho más compleja y el papel de los templos y los sacerdotes mucho más importante.

Los templos egipcios eran las casas de los dioses, se creía que vivían allí, en la cámara más sagrada donde únicamente podía entrar el Sumo Sacerdote un solo día al año. La influencia política de estos sumos sacerdotes era inmensa y muchas veces desafiaba a la propia autoridad del Faraón, especialmente durante el Período Nuevo. En el juego esta preponderancia y papel no se encuentra representado evidentemente porque responde a unas mecánicas concretas que buscan simplificar los conceptos además de la imposibilidad de introducir en un juego de estas características elementos tan complejos como la lucha por el poder entre dos entes separados pero unidos, el Faraón y los Sumos Sacerdotes, las dos caras de la misma moneda, debido a que no existía una separación entre religión y política en el Antiguo Egipto.

Los dioses del Antiguo Egipto no eran únicamente cinco, sino que eran más de setecientos. La importancia de unos y de otros fue variando con el tiempo, desde una primera preponderancia de Horus, para pasar a Ra y terminar en Amón. Por tanto era una sociedad politeísta que creía que el espíritu de los dioses o Ka vivía en la Tierra, en las imágenes y dibujos que los representaban y por esto mismo les ofrecían ofrendas y demás regalos.

Sin embargo el aspecto más importante de la religión del Antiguo Egipto podríamos considerar que es la creencia en la vida después de la muerte. Para conseguir este aspecto trabajaban seriamente y crearon diversos servicios e industrias relacionadas con ella. La primera de ella eran los embalsamamientos que tenían por función la momificación de los difuntos para que de esta manera su cuerpo se preservara y pudiera unirse al alma en la vida muerte tras la separación de estos dos elementos en el momento de la muerte. En este momento cada parte tomaba un camino distinto, el cuerpo, como hemos mencionado, a prepararse para la momificación y el alma a conseguir la vida eterna saliendo airoso del Juicio de Osiris, donde a través de diferentes preguntas se pesaba el corazón del difunto para conocer como había obrado durante su vida, si el resultado era positivo podía continuar su viaje hacia la vida eterna, si por el contrario era negativo era arrojado al Ammyt, un ser con cabeza de cocodrilo, piernas de hipopótamo y melena, torso y brazos de león que lo devoraría durante toda la eternidad.

Por supuesto la representación más conocida de los rituales funerarios del Antiguo Egipto se encontraba en las famosas pirámides con la que concluiremos este extensísimo artículo.

Primero analizaremos como es la construcción de estos grandes monumentos en el juego para luego pasar a relacionarlo con la realidad histórica. En Faraón las pirámides nacen después de las mastabas, construcciones de adobe realizadas con una planta cuadrangular y un alzado trapezoidal que fueron los lugares de descanso de los primeros faraones. Sin embargo mientras pasaba el tiempo se aventuraron con construcciones más impresionantes como es el caso de las más conocidas, las de Kefren, Keops y Micerinos en Gizah. El juego comienza la elaboración de la pirámide eligiendo su situación, después los campesinos reclutados de los campos de trabajo, campesinos alejados de los campos por la crecida del Nilo pasarán a nivelar el terreno. Más tarde, cuando la anterior función esté completa comenzarán a realizar una serie de gavias que ocuparán toda la planta de la pirámide, una vez realizadas las llenarán de agua para conocer el nivel perfecto desde donde comenzar a construir, ya que el nivel del agua indicará el nivel perfectamente plano desde donde levantar la pirámide.

pharaoh-entorno-analisis-videojuegos-zehngames

pharaoh-egypt-ra--piramide-videojuegos-zehngames

Antes de comenzar a situar piedras en la pirámide se excavará la cámara funeraria donde descansará el Faraón. Una vez hecho esto los albañiles especializados reclutados en los gremios de albañiles tomarán sus posiciones y esperarán a los campesinos para situar las piedras que estos portan desde los almacenes. Se irán entonces construyendo por hiladas y planos los diferentes niveles de la pirámide. Para situar los bloques cada vez más arriba será necesaria la figura del carpintero quien realizará diversas rampas de madera que ayuden a situar cada vez más arriba los grandes bloques de piedra. Para la realización de la pirámide se necesitarán una gran cantidad de bloques de piedra de distintos tipos, piedra común, caliza, etc. Las diferentes pirámides que se podrán realizar serán las conocidas por la historia como la escalonada, la primera pirámide, realizada en Saqqara por el Faraón Zoser, la romboidal hasta las más famosas, las de Kefren, Keops y Micerinos.

La realidad histórica es mucho más compleja y diferente a la mostrada en el juego, sin embargo como ocurre en todos los anteriores apartados su misión didáctica es extraordinaria. Tal era la complejidad necesaria para la construcción de esos grandes monumentos que aún a día de hoy no se ha llegado a un consenso sobre la forma de proceder en la construcción de estas, mostrando, eso sí, la enormidad de los conocimientos logísticos, técnicos  y organizativos de la época. La hipótesis más difundida y consensuada es la siguiente, el primer paso, al igual que en el juego, era allanar el espacio donde se iba a construir, después construir canales para inundarlos de agua y poder marcar líneas de nivel, más tarde se rellenaban esos surcos y se retiraba la tierra sobrante, como ocurren en el juego, siguiendo la línea de nivel marcada, después se construía la cámara funeraria y se comenzaba la edificación. Paso a paso paralelo a la representación realizada en el videojuego.

Los bloques se transportaban en trineos de madera, como ocurre en Faraón. Con respecto a la elevación de los bloques existen diferentes hipótesis, la primera de ellas es la denominada sin rampas, donde los bloques se subían de nivel en nivel siguiente utilizando ingenios de madera como grúas, por ejemplo. Otra teoría es la llamada rampa incrementada utilizando una rampa de arena rectilínea que aumentaba de altura siguiendo la elevación de la pirámide y por último la que aparece en el juego, rampas múltiples, que supone dos grandes dificultades, superar con éxito las esquinas y situar las piedras en los últimos niveles, además de construir estructuras de madera que soportaran el peso de inmensos bloques de piedra.

4. Levanta tu imperio

Tras ver todos los apartados económicos y salvando otros aspectos como la ornamentación de las ciudades o los pasos de  agua podemos concluir que Faraón es un excelente videojuego que representa de una manera muy fidedigna salvando los parámetros y considerando que se trata de un videojuego la realidad histórica que representa el videojuego. No únicamente desde su visión más superficial sino también captando la esencia y las formas de vida egipcia y trasladándolas a la pantalla con maestría. Sin duda Faraón es una obra atemporal que bien podría utilizarse para ofrecer a los alumnos de primero y segundo de la E.S.O, un primer acercamiento al mundo egipcio que contara con una fuerte precisión. En definitiva, Faraón es una de las mejores y mayores representaciones digitales del Antiguo Egipto.

pharaoh-mask-analisis-videojuegos-zehngames

Inicio Foros Faraón; levantando imperios (II)

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.