¿Olvidates tu contraseña?

Bullshot. Echa otra moneda

2016-11-25
No hay comentarios

bullshot-ark-gato-salvaje-analisis-videojuegos-zehngames

Dar a un botón y comenzar a arrasar con los enemigos. Sensación satisfactoria, perdida en ocasiones por la industria de los videojuegos y su interés por madurar y querer ofrecer propuestas más profundas, aunque en ocasiones no lo consigan. El frenetismo se ha perdido en muchos géneros. Todos necesitan de una coherencia y de una razón de ser para que la fase en cuestión se encuentre contextualizada. Se acabaron los tiempos en los que Shigeru Miyamoto afirmaba abiertamente que le daban igual las historias de sus videojuegos, y que el rescate de la princesa por parte de un fontanero era una simple excusa. Lo importante está en la experiencia de juego, en lo que siente el jugador cuando comienza la partida y solo tiene un objetivo en su mente: superar el nivel.

Echar una moneda en una máquina recreativa y saber que vamos a encontrar esa experiencia de juego, sin muchos más aditivos. Hay muchas maneras de contar una historia, y los múltiples estudios en narrativa de videojuegos dan buena fe de ellas. Sí, Mario puede que no tenga una historia profunda detrás, pero sí que se trabajan sus aspectos narrativos dentro de todas sus obras para que el jugador entienda lo que está ocurriendo, para que ese hecho ficticio siga evolucionando a través de un lenguaje más propio de los videojuegos. En BULLSHOT (Gato Salvaje, 2016), ocurre algo parecido. Aquí no hay cañerías ni princesas, pero sí que se nos narra de una forma muy sencilla lo que se espera de nosotros.
Si lo primero que advierte el jugador cuando inicia su propuesta es un filtro de imagen antiguo, que recuerda a esas míticas televisiones de tubo o a las pantallas de las máquina recreativas de antaño, se predispone, se cuenta, se narra. BULLSHOT contextualiza y sitúa al jugador desde el primer segundo. Ya sabe que no va a ser testigo de secuencias cinemáticas ni de una carga de la trama demasiado potente. Demonios, si hasta el protagonista es un toro con metralleta que apenas cuenta con unos pocos movimientos y el desarrollo de la aventura se transmite a través de pocas mecánicas generales. Aquí hemos venido a sembrar el caos. De la misma manera que Mario nos cuenta su historia a través del salto, de su relación con los enemigos que se va encontrando, de sus monedas y de sus tuberías, BULLSHOT lo hace a través de los disparos y de los objetos. También de los medidores de puntos, de salud o de munición. Sabemos lo que tenemos que hacer en Mario sin que se nos cuente una historia, desde el nivel 1-1, al igual que ocurre con este caso.

La obra no se para a explicar nada, pero utiliza recursos básicos que casi cualquier jugador va a comprender al instante. Sabe que ese número aparecido en una esquina de la pantalla es el medidor de vida del personaje que controla, porque disminuye cuando se daña y aumenta cuando conseguimos un objeto concreto. Eso también es narrar en un videojuego. La evolución de un hecho ficticio a través de los elementos propios de este medio. También de los disparos y la muerte de los enemigos. El protagonista quiere conseguir su meta cueste lo que cueste y, por lo tanto, también el jugador. La simbiosis que se consigue transmitir en videojuegos como este es importante. No es violencia porque sí, sin más contexto, sin más decoro, aunque en esencia lo sea. Sí, BULLSHOT va de un toro con metralleta que mata enemigos y avanza por diferentes fases, pero el jugador sabe comprenderlo.

De hecho, necesitamos matar. Muchas de las puertas que encontramos dentro de estas fases requieren que acabemos con ciertos enemigos para que puedan abrirse. El jugador ya es consciente de la importancia de ese ensañamiento. Si aparece un personaje en pantalla que no somos nosotros sabemos que es un enemigo y sabemos lo que debemos hacer con él. Aquí no hay personajes que nos van a contar una historia, o que nos van a pedir ayuda. Tampoco va a haber cuadros de diálogos. Y el juego lo sabe exponer, evidenciando su objetivo final. Avanza, destruye, continúa y sigue matando. Si llegas a la pantalla de Game Over, repite: debes ser un toro con metralleta todavía más eficaz si quieres conseguir tu objetivo.
El mensaje que este tipo de obras lanza al jugador a través de su narrativa es la de que no es suficientemente bueno. Cuando muere, cuando consigue puntos pero no consigue el primer puesto en el top… debes ser mejor. No eres bueno. Echa otra moneda. No vuelvas a ver la pantalla de Game Over. Eso no es lo que el juego quiere de ti, y en BULLSHOT no serás un buen toro, salvaje e imparable, si no logras dominar las mecánicas aunque sean simples. Así es como el jugador aprende a mejorar, a aprovechar cada recoveco del escenario y a comprender cómo se comporta cada tipo de enemigo. Con varios intentos variamos nuestra manera de actuar, nos hacemos unos asesinos más eficaces. Sabemos cuándo utilizar los diferentes tipos de arma y qué debemos hacer cuando los rivales se disponen de formas concretas por el escenario que se muestra en pantalla. En esa pantalla, que ya desde el principio, nos ha predispuesto a lo que vamos a encontrar.

No hay propuestas más maduras o menos. Hay diferentes formas de narrar y de disfrutar de la experiencia de un videojuego. Puede que nos apetezca disfrutar de un videojuego mas profundo y maduro, que también apele a elementos que llegan de otras artes como el cine, pero en otras ocasiones también queremos regresar a ese pasado. A ese lugar en el que se contaba al jugador cómo debía disfrutar de una experiencia concreta aprovechando los elementos visuales de los propios escenarios, con sus monedas o sus setas, que aportan modificaciones. BULLSHOT sabe dar lo que promete desde el primer pantallazo: acción frenética desde el primer minuto, apelando a ese jugador que quiere y debe llegar hasta el final de la aventura, acabando con todos los enemigos y comprendiendo cada vez más lo que se espera de él. Eres un toro con metralleta, en un juego de desplazamiento lateral que solo sabe matar y matar. Tienes que ser lo suficientemente bueno como para aceptar ese reto.

 

Inicio Foros Bullshot. Echa otra moneda

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.