¿Olvidates tu contraseña?

Amnesia The Dark Descent: La sombra de Brennenburg

2012-09-17
4 comentarios

Con dificultad abre los ojos. Todo está borroso y tarda unos segundos en poder enfocar la mirada. Es entonces cuando se da cuenta de que está tirado en el suelo, con la cara pegada a la fría piedra. Entumecido, se incorpora como puede. Está mareado y un fuerte dolor palpita en su cabeza. Intenta recordar qué le ha ocurrido pero le es imposible, al pensar la jaqueca se agudiza. Agacha la vista y ve un extraño líquido rosado que va marcando, gota a gota, un rastro en el suelo. Inconscientemente, como una polilla atraída por la luz de una vela, comienza a seguirlo. El reguero se adentra por los oscuros pasillos y lo guía hasta una robusta puerta de madera. Está entreabierta, la empuja con esfuerzo y entra en la húmeda habitación que guarda.

Todo está en penumbra, exceptuando una vieja mesa en el fondo de la sala. Encima de ella, alumbrada por la tenue luz de un candelabro, encuentra un frasco de vidrio con restos de la sustancia rosa que estaba siguiendo. Al oler su contenido un fuerte aroma a rosas inunda sus pulmones. Mientras vuelve a dejar el bote repara en una nota escrita con tinta que descansa sobre la mesa:

19 de agosto de 1839

Me gustaría poder preguntarte cuánto recuerdas. No sé si quedará algo después de tomar este brebaje.

No tengas miedo, Daniel. No puedo decirte el porqué, pero debes saber esto: elijo olvidar. Intento encontrar consuelo y fuerza en este acto. Existe un propósito. Eres mi última esperanza para poner las cosas en su sitio.

Si Dios quiere el nombre de Alexander de Brennenburg te seguirá produciendo ira. Si no es así, sería terrible. Ve al Santuario Interior, busca a Alexander y mátalo. Su cuerpo es viejo y débil, y el tuyo joven y fuerte. No será rival para ti.

Una última cosa. Una sombra te persigue. Es una pesadilla viviente que se ha hecho realidad. Lo he intentado todo y no hay forma de defenderse. Tienes que escapar de ella mientras puedas.

Redímenos a ambos Daniel, desciende a las tinieblas donde espera Alexander y mátalo.

Tu yo anterior,

Daniel

Así comienzan los primeros compases de Amnesia: The Dark Descent (Frictional Games, 2010) , uno de los mejores videojuegos survival horror y, posiblemente, el título indie que más me ha gustado hasta la fecha. Haced acopio de valor y prepararos para comenzar un oscuro viaje por los pasillos de un verdadero castillo encantado.

Bienvenidos al Castillo de Brennenburg

Frictional Games es un pequeño estudio independiente sueco formado por cinco talentosos desarrolladores: Thomas Grip, Jens Nilsson, Marc Nicander, Marcus Johansson y Luis Rodero. Sí, por casualidades de la vida uno de los integrantes es de nuestra tierra – entrevista en indie-o-rama -.

Amnesia: The Dark Descent es un una combinación cuasi-perfecta de un Survival Horror – no confundir con Action Horror – con una aventura gráfica en primera persona. Esta peculiar fusión de géneros ha demostrado tener la fuerza suficiente para mantener a miles de jugadores enganchados enfrente de su monitor mientras la magia de Amnesia hace que sus taquicárdicos corazones chillen de terror. Aunque, siendo honestos, Frictional Games ya tenía experiencia con este peculiar gameplay gracias a sus anteriores títulos, la saga Penumbra, formada por Penumbra: Overture, Penumbra: Black Plague y Penumbra: Requiem de los que también hemos hablado en esta casa -.

Es más, el control del Amnesia es idéntico al de Penumbra, todas las interacciones con el entorno son intuitivas y se basan en unas físicas muy cuidadas: para abrir una puerta el jugador debe hacer click con el ratón en el pomo y arrastrarlo hacia él, cómo si el cursor fuera una extensión de nuestra mano; para girar una manivela se debe clickar en ella y hacer un movimiento circular con el ratón, etc. Aunque os puede resultar un sistema algo extraño al principio, os daréis cuenta en muy poco tiempo de que es muy fluido y ayuda en la inmersión jugable.

En Amnesia encarnamos a Daniel, un joven que se despierta en medio de un tétrico castillo. Lógicamente Daniel se encuentra en un estado amnésico parcial por lo que no recuerda nada de lo ocurrido y, poco a poco, deberá ir completando el rompecabezas incompleto de sus recuerdos con flashbacks in-game y las diversas páginas arrancadas de su diario que están desperdigadas por todos los rincones del castillo de Brennenburg. Este es uno de los puntos fuertes de Amnesia: The Dark Descent, el jugador comienza tan desorientado cómo Daniel, no tiene ni idea de lo que ha ocurrido y conforme avanza la trama uno se va haciendo una idea de los macabros sucesos que han tenido lugar en el castillo prusiano.

Miedo a la oscuridad

El miedo o temor es una emoción primaria caracterizada por un intenso sentimiento, habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto. Pues bien, Amesia: The Dark Descent juega con el miedo de una forma magistral. No busca el sobresalto fácil y puntual característico de los Action Horror o las películas de terror; en Amnesia se juega con los temores primarios del ser humano: el miedo a la soledad, el miedo a la oscuridad, el miedo a lo desconocido, el miedo a estar indefenso… Todos estos miedos se funden a la perfección en el título de Frictional Games, generando un nivel de tensión constante que pocos videojuegos del género han logrado alcanzar.

Hay dos grandes culpables de que Amesia: The Dark Descent provoque tanto miedo en el jugador: su ambientación y los efectos de sonido. La ambientación del título que tenemos entre manos es sencillamente genial. Con un motor gráfico mucho más inferior que el de los videojuegos ‘triple A’, los chicos de Frictional Games han conseguido una calidad y un nivel de detalle envidiables. Cada estancia del Castillo de Brennenburg es una pintura dantesca en tres dimensiones. Mención especial para el excelente trabajo con las luces y las sombras, pues en un título tan oscuro es de gran importancia que se cuiden estos detalles. Como castillo encantado que es, Brennenburg es tétrico y está lleno de oscuras habitaciones por lo que el farolillo de Daniel será nuestro amigo más fiel -una risa cuando se gasta el aceite del farol y nos quedamos a ciegas-.

Aunque una ambientación cuidada es necesaria para la correcta inmersión del jugador, los efectos de sonido se encargarán de hacernos creer que estamos dentro del Amesia. Somos Daniel: escuchamos su entrecortada respiración, el eco de sus pasos al andar por los húmedos y tétricos pasillos, sus gemidos de terror al ser testigo de sucesos paranormales… También el propio Brennenburg posee vida, pues durante nuestra aventura no pararemos de escuchar terroríficos sonidos que nos pondrán la piel de gallina: gritos en las profundidades, ráfagas de viento, pasos cercanos, así como los guturales rugidos de las deformes criaturas que guardan el castillo y que nos darán caza.

Una de las bases para un buen survival horror es la inferioridad del personaje controlable en comparación con las amenazas que le acechan. Pues bien, en Amesia esto se hace aún más evidente ya que vamos totalmente desarmados. No es que tengamos una pistola con pocas balas, o una barra de metal oxidada; directamente no tenemos cómo defendernos, ni siquiera podremos emplear nuestros puños. Esto nos obliga a escapar de cualquier enemigo que veamos, así que estad preparados para sprintar hacia habitaciones vacías y esconderos, pues si os dan caza estaréis acabados -os recomiendo usar los armarios como escondite-.

No os miento cuando os digo que la primera vez que completé el Amnesia no superaba los 20 minuntos seguidos por partida. Es como estar metidos en una película de terror interactiva, donde cada rincón puede esconder un nuevo pelígro. Terror en estado puro. Para disfrutar al 100% de este videojuego es necesario usar unos buenos auriculares, jugar solo y a oscuras. Con estos sencillos pasos la inmersión jugable se triplica y os veréis gritando más de una vez.

La pesadilla continúa

Si llegáis a acabar el Amnesia: The Dark Descent -¡bravo!- que vuestro valiente corazón no se entristezca pues existe toda una comunidad modder que ha creado decenas de nuevos mapas y terroríficas historias que alargan la experiencia Amesia horas y horas. Muy recomendables los mods: Throught the Portal, una continuación directa del final del título original; Tenebris Lake, oscura historia ambientada en un lago y el terrorífico Lost the Lights. Pero hay muchos más que deberéis descubrir por vuestra cuenta y riesgo… si os atrevéis…

Sería imperdonable que no mencionase Justine (Frictional Games, 2011), el DLC oficial y gratuito que se incluye con las últimas versiones del Amnesia, en el cual controlaremos a una niña atrapada en las profundidades de una oscura mazmorra. La gran peculiaridad de Justine es que no se podrá guardar el avance y, si nuestro personaje muere, el programa se cierra completamente, devolviéndonos al escritorio de nuestro ordenador. Os podéis hacer una idea de lo desquiciante que es morir cerca del final… al menos es una historia breve que no lleva más de treinta minutos.

Como habréis visto en estas líneas Amnesia: The Dark Descent no es un indie para todos los jugadores, pues desprende cantidades enormes de miedo y tensión que no son del agrado de todos. El que sea un videojuego tan peculiar le ha costado muchos análisis negativos -o no muy positivos- por parte de la prensa especializada pero, por suerte, el boca a boca entre gamers le ha dado la fama que se merece: un peculiar título survival horror que hace que nuestro corazón lata descontroladamente de terror a la vez que nuestro cerebro nos obliga a disfrutar de cada oscuro rincón, de cada escena macabra. Os invito a que reunáis coraje y le deis una oportunidad a este diamante en bruto que es Amnesia… ¡Qué se abran las puertas del Castillo de Brennenburg!

Imagen de perfil de Razor

Razor

49 entradas como autor
Amante congénito del universo videojueguil. Autoproclamado nintendero, pecero y seguidor acérrimo de los títulos indie. Donde la gente ve un gamepad y una pantalla yo veo un portal dimensional a Hyrule, Shakuras, Aperture Science, The Citadel, Tallon IV, Sylvarant, Black Mesa, Tamriel… Y es que, a veces, es mejor tomar la pastilla azul y permanecer unas horas más en The Matrix que elegir la roja y darte cuenta, al mirar por la ventana de tu habitación, que amanece la rutina del día a día.

Etiquetas:

, ,

Inicio Foros Amnesia The Dark Descent: La sombra de Brennenburg

  • Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #40827

    Con dificultad abre los ojos. Todo está borroso y tarda unos segundos en poder enfocar la mirada. Es entonces cuando se da cuenta de que está tirado e
    Lee el artículo completo en http://www.zehngames.com/analisis/amnesia-the-dark-descent/

    Imagen de perfil de cyber2cyber2
    Participante
    #40828

    Amnesia no es perfecto pero aún así es grandioso. Te hace sentir terror, pero no ese terror la película sangrienta en una sala de cine, no. Te hace sentir el miedo a estar solo y desamparado en la oscuridad, sabiendo que la muerte está muy cerca y ha cobrado una forma horrorosa.

    Yo tampoco podía jugar más de 10 o 15 minutos seguidos, sobre todo al principio. Si sigues el consejo de jugar de noche, en solitario y sin que nadie te moleste, puedes llegar a sugestionarte de tal modo que crees que el corazón se te va a escapar corriendo con tanta tensión.

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #40829

    Yo nunca olvidaré la parte en la que bajabas a una especie de almacén totalmente a oscuras, creo que nunca he andado tan despacio en un videojuego xD

    Eso sí, me volví a pasar el Amnesia otra vez hace una semana y al conocer los sustos pierde mucho encanto… aunque me vuelvo loco de ganas de que salga A Machine of Pigs.

    Imagen de perfil de Raul FactoryRaul Factory
    Super administrador
    #40830

    Gracias a Krateos29 conocí este título y lo tengo en mi biblioteca de Steam, pendiente de descarga. Sé que como me ponga, lo voy a pasar mal, pero la tentación es muy grande!!

    Imagen de perfil de RazorRazor
    Participante
    #40831

    Te aseguro que no te arrepentirás. Además, al pasártelo, te haces semi-inmune a los sustos, después del Amnesia me pasé los dos Dead Space y los Condemned y me dieron risa xD

Viendo 5 publicaciones - del 1 al 5 (de un total de 5)

Debes estar registrado para responder a este debate.